Pre­pa­ren su equi­pa­je: nos es­ca­pa­mos a las me­jo­res pla­yas.

De­sier­ta, se­mi­se­cre­ta, le­gen­da­ria, sal­va­je… Sea como sea la pla­ya que eli­jas, vi­bra con su sa­po­re di ma­re, como su­gie­re la can­ción.

El País - Shopping & Style - - News - Por Te­re­sa Mo­ra­les Gar­cía

Con la lle­ga­da del ve­rano, no hay na­da me­jor que des­co­nec­tar de la ru­ti­na dia­ria fren­te al mar y, a ser po­si­ble, tum­ba­do en un lu­gar de are­na fi­na y blan­ca o na­dan­do en­tre aguas cris­ta­li­nas y tur­que­sas. No ha­ce fal­ta que nos va­ya­mos muy le­jos pa­ra con­se­guir en­con­trar ese pa­raí­so irre­sis­ti­ble: por suer­te, hay ma­res a la vuel­ta de la es­qui­na que tie­nen cien­tos de pla­yas que res­pon­den a nues­tros de­seos pa­ra do­rar­nos al sol y pa­ra dar­nos un ba­ño en aguas cá­li­das. Es­pa­cios aje­nos al es­trés y la ma­si­fi­ca­ción, en los que po­ner la toa­lla y la som­bri­lla no se con­vier­te en una au­tén­ti­ca ba­ta­lla con­tra el res­to de los ba­ñis­tas, don­de nues­tro ins­tin­tos más si­ba­ri­tas no en­tren en con­flic­to con la be­lle­za na­tu­ral. Un lu­gar en el que po­da­mos so­ñar al rit­mo de las olas o de una can­ción, por ejem­plo, de Gino Pao­li. Es­tas son nues­tras seis pla­yas fa­vo­ri­tas. Como pa­ra per­dér­se­las…

A UNA PLA­YA PA­RA­DI­SIA­CA LE PE­DI­MOS QUE SEA UN ES­PA­CIO AJENO AL ES­TRÉS Y LA MA­SI­FI­CA­CIÓN, UN LU­GAR DON­DE NUES­TROS INS­TIN­TOS MÁS SI­BA­RI­TAS NO EN­TREN EN CON­FLIC­TO CON EL EN­TORNO NA­TU­RAL

Pla­ya Zlat­ni Rat Is­la de Brac (Croa­cia)

Pla­ya de My­tos Ke­fa­lo­nia (Gre­cia)

Ca­la Sao­na For­men­te­ra (Es­pa­ña)

Be­lle-Ile (Fran­cia)

Sa­lec­cia Cór­ce­ga (Fran­cia)

Pla­ya Mon­te Tur­nu Costa Rei (Cer­de­ña, Ita­lia)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.