SE MUE­VEN CA­SI IGUAL

LA SIN­CRO­NÍA EN­TRE LAURA MO­RE­RA Y RI­CAR­DO CERVERA LES SI­TÚA A LA CA­BE­ZA DEL RO­YAL BA­LLET DE LON­DRES. AHO­RA PUE­DES VER­LOS EN CI­NES

El País - Tentaciones - - EN LÍNEA -

Se co­no­cie­ron ha­ce 26 años. Eran dos críos. Y, al tiem­po, cuan­do les pu­sie­ron a tra­ba­jar co­mo pa­re­ja de bai­le, des­cu­brie­ron al­go que les lle­va­ría más le­jos que las seis u ocho ho­ras de dan­za al día, que las pun­tas de los pies siem­pre san­gran­tes, que la com­pe­ti­ti­vi­dad sal­va­je de la dis­ci­pli­na a la que ha­bían de­ci­di­do con­sa­grar su exis­ten­cia: reír­se. Reír­se jun­tos. Mu­cho. “De ahí nos vie­ne esa com­pe­ne­tra­ción: del sen­ti­do del hu­mor tan pa­re­ci­do, de es­cu­char la mú­si­ca de la mis­ma ma­ne­ra, de sa­ber lo que es­tá pen­san­do el otro an­tes de de­cir­lo. Has­ta nos mo­ve­mos ca­si igual”.

Laura Mo­re­ra aban­do­nó su Ma­drid natal con 11 años pa­ra in­ter­nar­se en el Ro­yal Ba­llet de Lon­dres. Ri­car­do Cervera hi­zo lo pro­pio con 16 des­de Má­la­ga. Hoy ocu­pan los pues­tos de pri­me­ra bai­la­ri­na y so­lis­ta prin­ci­pal. Ella re­cuer­da los pri­me­ros du­ros pa­sos: “El sa­cri­fi­cio fue enor­me. Pe­ro la sa­tis­fac­ción de ver­me bai­lan­do El la­go de los cis­nes en el Co­vent Gar­den lo com­pen­só todo. Ade­más, al po­co de en­trar co­no­cí a Justin [Meiss­ner]. Lle­va­mos 20 años jun­tos. El Ro­yal me en­con­tró tra­ba­jo y ma­ri­do... ¿qué otra com­pa­ñía da ese ser­vi­cio?”, se ríe.

Aho­ra las re­pre­sen­ta­cio­nes de la Ro­yal Ope­ra Hou­se se pue­den ver en ci­nes de to­da Es­pa­ña en di­rec­to una vez al mes has­ta ju­nio. Les pi­do un gan­cho pa­ra el público. Ri­car­do lo tie­ne cla­ro: “Son re­trans­mi­sio­nes que te dan la opor­tu­ni­dad de es­tar den­tro de la ac­ción al mis­mo tiem­po que se es­tá re­pre­sen­tan­do en di­rec­to so­bre las ta­blas de Co­vent Gar­den... Ni si­quie­ra el público que es­tá vién­do­nos en el tea­tro tie­ne los pla­nos y los de­ta­lles que tie­nes en el ci­ne. Pue­des ver a una de las com­pa­ñías más pres­ti­gio­sas del mun­do en una pan­ta­lla que te que­da cer­ca y a un pre­cio ase­qui­ble. ¿Qué más se pue­de pe­dir?”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.