Pón­ga­me el fa­ke, por fa­vor

El País - Tentaciones - - TENTADERO - VIC­TO­RIA ZÁ­RA­TE Di­rec­to­ra de Mo­da en TEN­TA­CIO­NES

Aho­ra lo más no es lle­var un lo­go, sino ri­di­cu­li­zar­lo. Lo ca­ro de­ja de ser un dis­tin­ti­vo ex­clu­si­vo gra­cias a @ava­no­pe y a su cru­za­da DIY por pa­ro­diar el lu­jo

Si se­gún Karl La­ger­feld "el lu­jo es lle­var una ca­mi­se­ta en un ves­ti­do muy ca­ro", el uni­ver­so de Ava Ni­rui se­ría la nue­va pa­na­cea de la os­ten­ta­ción. Y si no, de­di­quen cin­co mi­nu­tos a re­vi­sar su fas­ci­nan­te cuen­ta de Ins­ta­gram en la que cual­quier co­sa (lo­guea­ble) es po­si­ble. En­ces­tar un par de ti­ros con las ces de Cha­nel pre­sen­tes, man­te­ner el as­ma ba­jo con­trol gra­cias a un in­ha­la­dor con el LV de Vuit­ton im­pre­so, una su­da­de­ra con la mí­ti­ca M de McDo­nald's re­con­ver­ti­da en ca­pi­tu­lar de Mai­son Mar­gie­la o lle­var a la MTV co­mo úl­ti­ma lo­cu­ra de Je­remy Scott pa­ra Mos­chino. Es­ta di­se­ña­do­ra de Sid­ney (1990), tam­bién fo­tó­gra­fa, es­cri­to­ra y —so­bre to­do— rei­na de esa téc­ni­ca de ma­nua­li­da­des cool co­no­ci­da co­mo Do it your­self, ha abier­to una ven­ta­na de re­fle­xión so­bre el fe­nó­meno ac­tual del lo­go en nues­tro tiem­po. Esa fer­vien­te ob­se­sión por ver­los es­tam­pa­dos has­ta la sa­cie­dad, y no so­lo en pren­das, con­du­ce a ju­gar con ellos en ob­je­tos tan dis­pa­res co­mo ca­jas de co­mi­da rá­pi­da, pas­ta de dien­tes o un cuchillo pa­ra trin­char car­ne. "El mun­do de la mo­da es­tá tan asen­ta­do que, ¿por qué no desafiar su ri­gi­dez?", di­ce Ava pa­ra jus­ti­fi­car el sen­ti­do de hu­mor de su ma­ni­pu­la­ción in­ce­san­te. La mis­ma que tan­to nos fas­ci­na y nos ha­ce plan­tear­nos el fa­ke, esa co­pia tan des­pres­ti­gia­da, co­mo ob­je­to de cul­to de­fi­ni­ti­vo. Mu­cho más que su ori­gi­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.