So­bra el tiem­po

El País (Valencia) - - OPINIÓN -

No de­be ha­ber otra ex­pli­ca­ción. Por qué se­rá que el te­ma de in­cluir o no la asignatura de Re­li­gión, o que su apren­di­za­je sea o no eva­lua­ble, es­tá en la agen­da po­lí­ti­ca del Gobierno. Pues es bien sen­ci­llo: co­mo se mues­tra tan in­ca­paz co­mo el an­te­rior pa­ra im­pul­sar un pac­to por la edu­ca­ción, se de­tie­ne en cues­tio­nes trans­ver­sa­les. Lo que la so­cie­dad de­man­da ur­gen­te­men­te es una re­for­ma edu­ca­ti­va que ha­ga de la edu­ca­ción un ins­tru­men­to útil pa­ra la con­se­cu­ción de com­pe­ten­cias que fa­ci­li­ten el desa­rro­llo in­te­gral de las per­so­nas en su vi­da pro­fe­sio­nal y per­so­nal. Pe­ro no, co­rre pri­sa por de­te­ner­se con mi­nu­cias cuan­do lo real­men­te preo­cu­pan­te es el ab­sen­tis­mo es­co­lar, que ha­ya ma­yor co­rres­pon­den­cia en­tre es­cue­la y mun­do la­bo­ral o la ca­li­dad de la en­se­ñan­za. In­cluir o no la en­se­ñan­za de re­li­gión en el BOE, o no eva­luar­la, se­ría in­tere­san­te dis­cu­tir­lo pe­ro no de­be ser una prio­ri­dad. Po­dría ser una op­ción sus­ti­tuir en co­le­gios pú­bli­cos la asignatura de Re­li­gión por una his­to­ria de las re­li­gio­nes que en­glo­be dis­tin­tas creen­cias y cul­tos ma­yo­ri­ta­rios que han le­ga­do una iden­ti­dad cul­tu­ral in­ne­ga­ble. A es­te res­pec­to, Es­pa­ña no es una ex­cep­ción. A ver qué ha­cen.— Pa­blo Erecacho Gortazar. Bil­bao.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.