Con­ce­sio­nes pe­li­gro­sas

El País - - OPINIÓN -

Di­ce un pro­ver­bio ára­be: “La pri­me­ra vez que me en­ga­ñes, se­rá cul­pa tu­ya; la se­gun­da vez, la cul­pa se­rá mía”. Si en el PP y su pe­li­gro­so nue­vo acer­ca­mien­to a ese PNV que mues­tra cier­to con­ta­gio de los proin­de­pen­den­tis­tas ca­ta­la­nes ne­ce­si­tan más prue­bas de lo que es­con­de ese es­pí­ri­tu ul­tra­na­cio­na­lis­ta pe­ri­fé­ri­co (en cuan­to a su in­te­rés par­ti­cu­lar fren­te al ge­ne­ral), o es que al­gu­nos de sus res­pon­sa­bles son muy in­ge­nuos o es que son muy osa­dos. Y no es­tá la so­cie­dad es­pa­ño­la pa­ra con­ce­sio­nes que so­lo lo­gran más ten­sio­nes y de­sigual­da­des.— Da­vid Gar­cía. Madrid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.