El ce­li­ba­to no es la cau­sa

El País - - SOCIEDAD -

Una de las cues­tio­nes re­cu­rren­tes cuan­do se ha­bla de la ges­tión del es­cán­da­lo de los abusos se­xua­les a me­no­res en la Igle­sia es la po­si­ble re­la­ción del ce­li­ba­to con es­te ti­po de de­li­tos. El Va­ti­cano no se ha plan­tea­do ni por un se­gun­do al­gu­na mo­di­fi­ca­ción en es­ta ma­te­ria.

Hans Zoll­ner, miem­bro de la Pon­ti­fi­cia Co­mi­sión pa­ra la Pro­tec­ción de Me­no­res, ex­pli­ca así el mo­ti­vo: “To­dos los in­for­mes de Aus­tra­lia, Ale­ma­nia o Es­ta­dos Uni­dos di­cen, y no lo di­go yo, que el ce­li­ba­to no lle­va al abu­so. Lo di­cen los Go­bier­nos y los ex­per­tos. El ce­li­ba­to no in­te­gra­do, no edu­ca­do bien, sí es un fac­tor de ries­go, cla­ro. Pe­ro no el ce­li­ba­to en sí mis­mo. La ma­yo­ría de abu­sa­do­res de una so­cie­dad no son cé­li­bes. Son per­so­nas ca­sa­das o con pa­re­jas. Y el 95% de los sa­cer­do­tes no abu­sa de me­no­res. El pro­ble­ma se ori­gi­na en la fal­ta de for­ma­ción”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.