«La cul­tu­ra de­be­ría ser un asun­to de sa­lud pú­bli­ca»

Pro­ta­go­nis­ta de ‘La li­bre­ría’, di­ri­gi­da por Isa­bel Coi­xet

El Periódico Aragón - - Escenarios - OL­GA PE­RE­DA epa­ra­gon@el­pe­rio­di­co.com BAR­CE­LO­NA

Bill Nighy (In­gla­te­rra, 1949) ha te­ni­do una re­la­ción com­pli­ca­da con el al­cohol. Aho­ra no lo pue­de (ni de­be) ver. Ver­lo es pen­sar en el vie­jo ro­que­ro de Lo­ve ac­tually. Su pa­pel en La li­bre­ría, de Isa­bel Coi­xet, no pue­de ser más di­fe­ren­te. Es­ta­mos a fi­na­les de los años 50 y él es un mi­sán­tro­po que se re­fu­gia en los li­bros. Su vi­da cambia cuan­do lle­ga al pue­blo una jo­ven viu­da y sin hi­jos (Emily Mor­ti­mer) que lu­cha so­la por mon­tar una li­bre­ría.

–¿Es fá­cil odiar a los hu­ma­nos y amar pro­fun­da­men­te los li­bros?

–Los mi­sán­tro­pos eli­gen la li­te­ra­tu­ra pa­ra es­ca­par de las per­so­nas. Pe­ro no sé si mi per­so­na­je es un mi­sán­tro­po. Es al­guien que pien­sa que los de­más son com­pli­ca­dos.

–¿Qué nos apor­tan los li­bros?

–La li­te­ra­tu­ra, el ci­ne y el ar­te son cru­cia­les pa­ra el desa­rro­llo del ser hu­mano y el pro­gre­so de la ci­vi­li­za­ción. Es ver­dad que a ve­ces son fuen­te de mo­vi­mien­tos to­ta­li­ta­rios o tie­nen un com­po­nen­te tó­xi­co de pa­trio­te­ris­mo. Pe­ro sin ellos, sin la ca­pa­ci­dad de res­pi­rar a tra­vés de ellos, no po­dría­mos vi­vir.

–La cul­tu­ra no es­tá en­tre las prio­ri­da­des de los go­ber­nan­tes.

–Yo so­lo pue­do ha­blar por mí país. Y, efec­ti­va­men­te, es­tá con­si­de­ra­da por el Go­bierno ac­tual y tam­bién por el an­te­rior co­mo al­go me­nor. De­be­ría ser un asun­to de sa­lud pú­bli­ca.

–Ha tra­ba­ja­do a las ór­de­nes de Isa­bel Coi­xet. Dí­ga­me una vir­tud y un de­fec­to.

–No le voy a con­tar nin­gún de­fec­to. Ha he­cho un tra­ba­jo im­pe­ca­ble. Es una di­rec­to­ra muy de­mo­crá­ti­ca y muy com­ple­ta que po­see un pro­fun­do res­pec­to por los ac­to­res. Créa­me, no es el ca­so de to­dos los rea­li­za­do­res. La li­bre­ría es uno de los me­jo­res tra­ba­jos que he he­cho en mi vi­da. Y no lo di­go por ha­cer re­la­cio­nes pú­bli­cas. Lo di­go de co­ra­zón.

–¿Fue el nom­bre de Coi­xet lo que le atrajo has­ta la pe­lí­cu­la?

–Emily Mor­ti­mer es muy ami­ga mía, la ad­mi­ro pro­fe­sio­nal­men­te. En ese mo­men­to yo es­ta­ba tra­ba­jan­do con Juan Carlos Me­di­na y me di­jo que si te­nía la opor­tu­ni­dad de tra­ba­jar con Coi­xet, lo hi­cie­ra sin du­dar. La li­bre­ría es la adaptación de una no­ve­la de Pe­ne­lo­pe Fitz­ge­rald que me en­can­ta. Ado­ro las li­bre­rías, son el me­jor si­tio don­de uno pue­de es­tar. Cuan­do via­jo, lo pri­me­ro que ha­go es pre­gun­tar dón­de hay li­bre­rías in­de­pen­dien­tes.

–No hay mu­chas aho­ra mis­mo.

–Ya, to­do son gran­des cor­po­ra­cio­nes. Mel­bour­ne es la ciu­dad don­de más me he en­con­tra­do.

–Com­prar li­bros por in­ter­net le de­be de pa­re­ce un ho­rror.

–Nun­ca compro na­da on­li­ne. No ten­go ni or­de­na­dor.

–¿Tam­po­co mó­vil?

–Sí, eso sí. Al­guien me dio una vez una ta­blet, pe­ro se la re­ga­lé a mi hi­ja. Es­tán tra­tan­do de ma­tar los li­bros, pe­ro no lo han con­se­gui­do. Tam­po­co han po­di­do con el vi­ni­lo. En un mo­men­to de La li­bre­ría, el per­so­na­je de Mor­ti­mer hue­le el li­bro. Yo tam­bién lo sue­lo ha­cer.

–¿Le si­guen pre­gun­tan­do mu­cho por Lo­ve ac­tually?

–Unas 15 ve­ces al día.

–¿Y qué tal lo lle­va?

–Me gus­ta. Lo­ve ac­tually fue una ex­pe­rien­cia mag­ní­fi­ca e hi­zo po­si­ble mu­chas otras co­sas. Mu­cha gen­te me di­ce por la ca­lle: “Cha­va­les, no com­préis dro­gas”.

–Si la pro­ta­go­nis­ta de La li­bre­ría hu­bie­ra si­do un hom­bre en lu­gar de una mu­jer, ¿lo ha­bría te­ni­do más fá­cil?

–Ca­si con to­da se­gu­ri­dad. Y es al­go que aún su­ce­de en el siglo XXI. Es te­rri­ble.

«Me pre­gun­tan por ‘Lo­ve ac­tually’ unas 15 ve­ces al día, fue una ex­pe­rien­cia mag­ní­fi­ca»

EFE / R. GAR­CÍA

Bill Nighy, en la pa­sa­da Se­min­ci de Va­lla­do­lid, don­de ‘La li­bre­ría’ inau­gu­ró la sec­ción ofi­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.