De­mo­cra­cia y dig­ni­dad

El Periódico Aragón - - Opinión - Car­men Sanz Za­ra­go­za

Le­yen­do el re­su­men de la Jun­ta Ge­ne­ral del Ayun­ta­mien­to de Za­ra­go­za se me plan­tea una du­da pri­mor­dial. No sé qué es la Ley de Ca­pi­ta­li­dad, pe­ro sí que sé qué es el des­po­tis­mo y el abu­so de po­der. No sé quié­nes son las «fuer­zas pro­gre­sis­tas», pe­ro sí lo que es el res­que­mor, el ren­cor, los trau­mas y las ven­gan­zas. Tam­bién el aco­so la­bo­ral y la vio­len­cia psi­co­ló­gi­ca. La de­mo­cra­cia, en teo­ría, su­po­ne li­ber­tad, res­pe­to a la dig­ni­dad, a la igual­dad y a la in­te­gri­dad; se­pa­ra­ción de po­de­res, en­tre otras co­sas pa­ra pre­ser­var la jus­ti­cia in­di­vi­dual. To­do es­to se sus­ten­ta en el de­re­cho a vo­tar, que per­mi­te que nos go­bier­nen po­lí­ti­cos que de­fien­dan los prin­ci­pios de la ma- yo­ría. En la prác­ti­ca (ba­sán­do­me en el Ayun­ta­mien­to de Za­ra­go­za), de­mo­cra­cia es: que go­bier­ne gen­te que no tie­ne ma­yo­ría de vo­tos; ne­go­ciar, tra­pi­chear y pac­tar con nues­tros vo­tos y por lo tan­to con nues­tros prin­ci­pios pa­ra con­se­guir me­jo­ras pa­ra unos po­cos; per­der la dig­ni­dad, si es que te­nían, con tal de con­se­guir el chollo del car­go pú­bli­co; jun­tar, mez­clar y re­vol­ver los dis­tin­tos po­de­res... El abu­so de po­der pa­ra nues­tros po­lí­ti­cos es un or­gu­llo ma­ni­fies­to. Mi du­da es si al vo­tar es­ta­mos apo­yan­do to­do es­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.