Una dic­ta­du­ra

El Periódico Aragón - - Opinión - Pa­lo­ma Es­pi­no­sa Za­ra­go­za

Se veía ve­nir aun­que me re­sis­tía a creer­lo. Fi­nal­men­te una dic­ta­du­ra al más pu­ro es­ti­lo cu­bano o ve­ne­zo­lano se ha ins­tau­ra­do en Za­ra­go­za de la mano del al­cal­de San­tis­te­ve.

Los que ve­nían a en­se­ñar qué es la par­ti­ci­pa­ción, qué es la trans­pa­ren­cia y so­bre to­do a dar lec­cio­nes de de­mo­cra­cia, hoy se han qui­ta­do la ca­re­ta ases­tán­do­le un gol­pe mor­tal. De es­ta for­ma la iz­quier­da más ra­di­cal ha he­cho del ayun­ta­mien­to su par­ti­cu­lar cor­ti­jo en el que de­jar co­lo­ca­dos a to­dos sus ami­gos.

Es­ta es su ver­da­de­ra po­lí­ti­ca, la de go­ber­nar úni­ca­men­te pa­ra quie­nes les son afi­nes, el res­to co­mo pue­de ver­se les im­por­ta­mos po­co.

Pe­ro si bien es cier­to que el cul­pa­ble de una si­tua­ción es quien la ge­ne­ra, no lo es me­nos quién la con­sien­te.

Es­toy más que can­sa­da de es­cu­char al PSOE ha­blar del peor go­bierno de la his­to­ria. Es­cu­char a su por­ta­voz el Sr. Pé­rez Ana­dón de­cir tex­tual­men­te que la ciu­dad con ZEC es­tá pa­ra­li­za­da, o que la to­ma de po­der de las so­cie­da­des mu­ni­ci­pa­les es un gol­pe de es­ta­do y lue­go ver có­mo si­guen tra­gan­do ca­rros y ca­rre­tas y con­sin­tien­do con su apo­yo que si­gan ha­cien­do su san­ta vo­lun­tad, es cuan­to me­nos sor­pren­den­te.

Creo que ha lle­ga­do el mo­men­to de que el PSOE re­cu­pe­re su dig­ni­dad y li­be­re a la ciu­dad de es­te go­bierno dés­po­ta que su­fri­mos los za­ra­go­za­nos.

En sus ma­nos es­tá de­vol­ver­nos la de­mo­cra­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.