«Las re­des ha­cen más ne­ce­sa­rio al pe­rio­dis­mo»

Jo­sé An­to­nio Zar­za­le­jos re­co­gió ayer el pre­mio por su tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal

El Periódico Aragón - - Aragón - M. DÍAZ mdiaz@ara­gon.el­pe­rio­di­co.com ZA­RA­GO­ZA

El periodista y co­la­bo­ra­dor del Gru­po Ze­ta Jo­sé An­to­nio Zar­za­le­jos, ga­na­dor de la se­gun­da edi­ción del pre­mio de la Archidiócesis de Za­ra­go­za Co­mu­ni­car con va­lo­res, des­ta­có ayer du­ran­te la en­tre­ga del ga­lar­dón en la capital ara­go­ne­sa que los pro­fe­sio­na­les de la in­for­ma­ción de­ben creer que cum­plen con una fun­ción so­cial y que las re­des so­cia­les no los han sus­ti­tui­do, sino que es­tán ha­cien­do de es­tos pro­fe­sio­na­les «más ne­ce­sa­rios que nun­ca».

Ade­más, el pre­mia­do re­cal­có que un me­dio de co­mu­ni­ca­ción, pa­ra que pue­da so­bre­vi­vir en la ac­tua­li­dad, no tie­ne que con­ce­bir­se co­mo un ne­go­cio que de­ba te­ner «unos gran­des már­ge­nes», sino co­mo un «pro­yec­to so­cial». En ese sen­ti­do, des­cri­bió es­te mo­de­lo co­mo «una em­pre­sa pe­rio­dís­ti­ca que se au­to­fi­nan­cie», que re­tri­bu­ya «dig­na­men­te a los pro­fe­sio­na­les pa­ra que pue­dan ha­cer su ta­rea con in­de­pen­den­cia y que no de­pen­da fi­nan­cie­ra­men­te de en­ti­da­des ban­ca­rias o de otra na­tu­ra­le­za».

En ese sen­ti­do, reivin­di­có la ne­ce­si­dad de «edi­to­res hu­ma­nis­tas» que com­pren­dan con pre­ci­sión la fun­ción del periodista, una la­bor que no for­ma par­te «de una ca­de­na de pro­duc­ción», en la que se ma­ne­jan «cri­te­rios de be­ne­fi­cio so­cial» y que «mu­chas ve­ces no es ma­te­rial, sino que es una fun­ción lle­na de in­tan­gi­bles, de va­lo­res, de prin­ci­pios y de cri­te­rios deon­to­ló­gi­cos», re­mar­có.

En es­te aná­li­sis, Zar­za­le­jos se­ña­ló la au­sen­cia de ve­ri­fi­ca­ción de la in­for­ma­ción co­mo uno de los gran­des pro­ble­mas de la ac­tua­li­dad, al­go que tie­ne co­mo con­se­cuen­cia «las no­ti­cias fal­sas, las post­ver­da­des o las reali­da­des al­ter­na­ti­vas» y que re­sul­ta, en par­te, de la «des­truc­ción de la fun­ción del pe­rio­dis­mo, que con­sis­te jus­ta­men­te en aña­dir­le va­lor a la in­for­ma­ción y, so­bre to­do, ve­ri­fi­car­la».

El ar­zo­bis­po de Za­ra­go­za, Vi­cen­te Ji­mé­nez, des­ta­có la «ejem­plar y di­la­ta­da» tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal del pre­mia­do, un «au­tén­ti­co periodista» que en­car­na los tres prin­ci­pios de es­te ga­lar­dón: el ser­vi­cio a la dig­ni­dad de la per­so­na y los de­re­chos hu­ma­nos, el com­pro­mi­so éti­co y la de­fen­sa de los va­lo­res evan­gé­li­cos.

En su dis­cur­so, Zar­za­le­jos se mos­tró emo­cio­na­do por el re­co­no­ci­mien­to. Ade­más, reivin­di­có el pa­pel de otros pro­fe­sio­na­les de la in­for­ma­ción me­nos co­no­ci­dos: «No lo me­rez­co más que otros mu­chos pe­rio­dis­tas que por cir­cuns­tan­cias son más anó­ni­mos», afir­mó.

El pre­mio Co­mu­ni­car con va­lo­res na­ció el año pa­sa­do con el ob­je­ti­vo de re­co­no­cer y es­ti­mu­lar la co­mu­ni­ca­ción co­mo ser­vi­cio a la dig­ni­dad hu­ma­na. En la pri­me­ra edi­ción se re­co­no­ció a la periodista Ro­sa Ma­ría Ca­laf. En es­ta oca­sión ha si­do ga­lar­do­na­do Zar­za­le­jos, quien,en­tre otras fun­cio­nes a lo lar­go de su tra­yec­to­ria, ha si­do di­rec­tor del diario ABC.

ÁN­GEL DE CAS­TRO

Jo­sé An­to­nio Zar­za­le­jos y el ar­zo­bis­po de Za­ra­go­za, Vi­cen­te Ji­mé­nez, mues­tran el pre­mio, ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.