San­tia­go se atre­ve a to­car a la ‘Pi­la­ri­ca’

El pre­go­ne­ro del car­na­val usa a la Vir­gen pa­ra de­cir que es­ta le ha­cía una fe­la­ción al após­tol

El Periódico Aragón - - Aragón - D. L. G. / C. G. S. ZA­RA­GO­ZA

Za­ra­go­za y San­tia­go de Com­pos­te­la uni­das por el eterno de­ba­te en­tre la li­ber­tad de ex­pre­sión, los lí­mi­tes del hu­mor o la sátira y la trans­gre­sión a los sím­bo­los que hie­ren sen­si­bi­li­da­des. Una dis­cu­sión que ayer se cen­tra­ba en la Vir­gen del Pi­lar y en có­mo fue uti­li­za­da por el pre­go­ne­ro del Car­na­val com­pos­te­lano, Car­los San­tia­go Vi­lla­ver­de, pa­ra, me­ti­do en el pa­pel del após­tol San­tia­go, ha­blar del ta­ma­ño de los tes­tícu­los del san­to, re­fe­rir­se a la Vir­gen co­mo «pu­ta» y a las fe­la­cio­nes que es­ta le ha­cía al pa­trón com­pos­te­lano. Pa­la­bras que ya le re­por­ta­ron un alu­vión de crí­ti­cas en la re­des so­cia­les y que ayer en­cen­dió a los za­ra­go­za­nos.

Gro­se­ría e irre­ve­ren­cia pa­ra aque­llos que, se­gún in­for­mó El Co­rreo Ga­lle­go, lle­ga­ron a aban­do­nar in­dig­na­dos el pre­gón. Li­ber­tad de ex­pre­sión pa­ra los or­ga­ni­za­do­res,

«Al hu­mor no hay que po­ner­le lí­mi­tes y me­nos en car­na­val», res­pon­dían des­de la al­cal­día san­tia­gue­sa

el Ayun­ta­mien­to de San­tia­go, y el al­cal­de, Mar­ti­ño No­rie­ga, de En Ma­rea, que se co­lo­có en el punto de mi­ra del re­cha­zo a es­ta ofen­sa.

Co­mo el PP za­ra­go­zano, que no tar­dó en reac­cio­nar. El con­ce­jal Pe­dro Na­va­rro ins­tó al al­cal­de Pe­dro San­tis­te­ve a que le exi­ja res­pe­to a «su ami­go», No­rie­ga, y una dis­cul­pa pú­bli­ca. A su jui­cio, la ofen­sa no se li­mi­ta a los de­vo­tos, sino a to­dos los za­ra­go­za­nos da­do que la Vir­gen de Pi­lar es el «sím­bo­lo más uni­ver­sal» de la ciu­dad. «Que le lla­me y le pi­da que de­je de ofen­der a los za­ra­go­za­nos», de­cla­ró. En su opi­nión, la sátira «tie­ne unos lí­mi­tes» que son «el res­pe­to y la li­ber­tad re­li­gio­sa». Y re­cor­dó que cuan­do la in­sul­tó Willy Toledo «San­tis­te­ve se pu­so de su la­do, en con­tra de lo que los ve­ci­nos pe­dían en una re­co­gi­da de fir­mas».

«Al hu­mor no hay que po­ner­le lí­mi­tes, y me­nos en car­na­val». Así res­pon­die­ron las fuen­tes ofi­cia­les de Al­cal­día en el con­sis­to­rio ga­lle­go, que aña­die­ron que el al­cal­de «no se plan­tea pe­dir dis­cul­pas» aun­que «res­pe­ta que pue­da no gus­tar y to­das las sen­si­bi­li­da­des». En su opi­nión, el re­vue­lo se de­be a una «ca­za de bru­jas» con­tra es­te ac­tor y dra­ma­tur­go lo­cal. «En el car­na­val se ve un po­co de to­do», aña­die­ron. Y ase­gu­ra­ron que des­co­no­cían su dis­cur­so «por­que no se ha­ce cen­su­ra pre­via». Tam­po­co de­bían sa­ber que en Za­ra­go­za El Pi­lar no se to­ca. Es­ta fra­se sur­gió tras un aten­tan­do en la ba­sí­li­ca y al­gu­nos ayer la res­ca­ta­ron.

AYUN­TA­MIEN­TO DE SAN­TIA­GO

Po­lé­mi­co Car­los San­tia­go Vi­lla­ver­de, en el pre­gón com­pos­te­lano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.