Bo­ya nie­ga an­te el juez que la DUI fue­ra sim­bó­li­ca

La ex­dipu­tada de la CUP, li­bre tras de­cla­rar en el Tri­bu­nal Su­pre­mo

El Periódico Aragón - - España - IO­LAN­DA MÁR­MOL MADRID

La de­fen­sa po­lí­ti­ca del pro­cés se agrie­ta en los tri­bu­na­les, so­me­ti­da a las ten­sio­nes con­tra­dic­to­rias que emer­gen en las de­cla­ra­cio­nes de los lí­de­res in­de­pen­den­tis­tas: ¿fue icó­ni­ca o real la de­cla­ra­ción uni­la­te­ral de in­de­pen­den­cia (DUI) del Par­la­ment? Los prin­ci­pa­les di­ri­gen­tes so­be­ra­nis­tas dis­cre­pan. La ex­dipu­tada de la CUP Mi­reia Bo­ya sos­tie­ne que fue efec­ti­va, no un ma­ni­fies­to cos­mé­ti­co, sino la tra­duc­ción le­gis­la­ti­va del man­da­to de las ba­ses, y que si no lle­gó a im­ple­men­tar­se fue por­que la apli­ca­ción del 155 la de­jó en el limbo. La in­ter­pre­ta­ción que Bo­ya hi­zo ayer an­te el juez del Tri­bu­nal Su­pre­mo (TS) Pablo Lla­re­na cho­ca con lo que el ex­vi­ce­pre­si­den­te del Go­vern Oriol Jun­que­ras y la ex­pre­si­den­ta del Par­la­ment Car­me For­ca­dell de­cla­ra­ron an­te el mis­mo ma­gis­tra­do en Madrid. Am­bos sos­tu­vie­ron que la DUI apro­ba­da por la Cá­ma­ra ca­ta­la­na el 27 de oc­tu­bre ca­re­cía de va­li­dez ju­rí­di­ca.

For­ca­dell la des­cri­bió co­mo «de­cla­ra­ti­va y sim­bó­li­ca». Jun­que­ras de­fen­dió que te­nía un «va­lor es­tric­ta­men­te po­lí­ti­co». No so­lo lo ase­ve­ró an­te el juez, sino que ayer mis­mo el ex­vi­ce­pre­si­den­te vol­vió a ra­ti­fi­car esa in­ter­pre­ta­ción y la in­clu­yó en el re­cur­so plan­tea­do an­te el Cons­ti­tu­cio­nal pa­ra sa­lir de pri­sión, do­cu­men­to en el que ar­gu­men­ta que la DUI «no fue se­gui­da de ac­tos ju­rí­di­cos que la ma­te­ria­li­za­sen».

Las con­tra­dic­cio­nes so­bre la na­tu­ra­le­za de la DUI no afec­tan en lo in­me­dia­to a la si­tua­ción pro­ce­sal de los in­ves­ti­ga­dos en la cau­sa abier­ta con­tra el pro­cés, pues­to que el elemento de­ci­si­vo pa­ra dic­tar pri­sión pro­vi­sio­nal o li­ber­tad es el ries­go de reite­ra­ción de­lic­ti­va y la re­nun­cia a de­fen­der la vía uni­la­te­ral a la in­de­pen­den­cia. Tan­to es así que Jun­que­ras, res­tan­do va­lor a la DUI, si­gue en la cár­cel de Es­tre­me­ra, mien­tras que Bo­ya, que opi­na que la de­cla­ra­ción era real y so­lo fue pa­pel mo­ja­do tras el 155, sa­lió ayer del TS sin me­di­da cau­te­lar al­gu­na. Sin em­bar­go, el juez Lla­re­na pa­re­ce in­tere­sa­do en con­cre­tar el va­lor de lo va­li­da­do por el Par­la­ment y pre­gun­tó a Bo­ya su opi­nión. La exparlamentaria le ex­pli­có que so­lo «el gol­pe de Es­ta­do» que su­pu­so la apro­ba­ción del 155 «truncó» la apli­ca­ción de la DUI. Bo­ya res­pon­dió du­ran­te ho­ra y cuar­to a su de­fen­sa y al ma­gis­tra­do. Se ne­gó a con­tes­tar a la fis­ca­lía y a la acu­sa­ción par­ti­cu­lar, ejer­ci­da por Vox. Na­die pi­dió me­di­das cau­te­la­res.

Bo­ya es­tá en el do­cu­men­to En­foCATs, que el juez con­si­de­ra la ho­ja de ru­ta in­de­pen­den­tis­ta. La ex­dipu­tada sos­tie­ne que des­co­no­cía la exis­ten­cia del plan. No le pre­gun­tó Lla­re­na si aca­ta la Cons­ti­tu­ción.

JUAN MA­NUEL PRATS

Mi­reia Bo­ya, ayer, a las puer­tas del Tri­bu­nal Su­pre­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.