La bi­la­te­ra­li­dad, co­sa de dos

Las Ad­mi­nis­tra­cio­nes ne­go­cian de tú a tú con el ob­je­ti­vo de lle­gar a acuer­dos y re­sol­ver cues­tio­nes pen­dien­tes, si bien el éxi­to de las reunio­nes se po­ne siem­pre en te­la de jui­cio an­te la fal­ta de eje­cu­ción

El Periódico Aragón - - Aragón - Ibáñez

«Se lle­ga a más acuer­dos en una reunión de me­dia ho­ra sin pu­bli­ci­dad que en to­das las me­sas, co­mi­sio­nes y gru­pos de tra­ba­jo que se anun­cian y que, en reali­dad, so­lo sir­ven pa­ra una fo­to que al fi­nal no be­ne­fi­cia a nin­guno de los que sa­len». Es­ta con­fe­sión es de un par­ti­ci­pan­te en di­ver­sas co­mi­sio­nes bi­la­te­ra­les en­tre Ara­gón y el Es­ta­do. Es una re­fle­xión que com­par­ten otros res­pon­sa­bles po­lí­ti­cos que han par­ti­ci­pa­do en los cua­tro gru­pos de tra­ba­jo que tie­nen el Go­bierno es­pa­ñol y el ara­go­nés pa­ra abor­dar asun­tos que afec­tan a la ciu­da­da­nía y eje­cu­tar vie­jas reivin­di­ca­cio­nes.

«En esos gru­pos se tra­ba­ja, pe­ro la vo­lun­tad po­lí­ti­ca de los prin­ci­pa­les res­pon­sa­bles es la que va­le. O el pe­so que tie­nen al­gu­nas co­mu­ni­da­des de te­ner 15 o 20 dipu­tados que pue­den ejer­cer una ver­da­de­ra pre­sión so­bre el Go­bierno de turno pa­ra con­di­cio­nar su ac­ción po­lí­ti­ca. Por no ha­blar del pe­so que his­tó­ri­ca­men­te han te­ni­do los gru­pos na­cio­na­lis­tas vas­cos y ca­ta­la­nes pa­ra atraer in­ver­sio­nes y pro­yec­tos a cam­bio de pres­tar su apo­yo a un de­ter­mi­na­do Eje­cu­ti­vo», pro­si­gue.

El Es­ta­tu­to de Au­to­no­mía del 2007 in­tro­du­jo una nue­va for­ma de re­la­ción po­lí­ti­ca en­tre Ara­gón y el Es­ta­do a tra­vés de la crea­ción de una co­mi­sión bi­la­te­ral en la que am­bas Ad­mi­nis­tra­cio­nes es­ta­ble­cen una in­ter­lo­cu­ción di­rec­ta pa­ra avan­zar en los pro­yec­tos con­si­de­ra­dos es­tra­té­gi­cos pa­ra la co­mu­ni­dad y que sue­len dor­mir el sue­ño de los jus­tos. El pró­xi­mo 19 de no­viem­bre se rea­li­za­rá la pri­me­ra co­mi­sión con el ac­tual Go­bierno. La an­te­rior, con re­sul­ta­dos cues­tio­na­bles al igual que las in­fra­es­truc­tu­ras. «Pe­ro se da­rán pa­sos im­por­tan­tes», in­sis­ten.

Más op­ti­mis­tas son las ne­go­cia­cio­nes con otra ad­mi­nis­tra­ción, mu­cho más com­ple­ja, co­mo es la eu­ro­pea. El pro­pio pre­si­den­te de Ara­gón,

via­ja­rá has­ta Bru­se­las pa­ra in­sis­tir en la ne­ce­si­dad de que la Unión Eu­ro­pea in­clu­ye en sus ejes es­tra­té­gi­cos el co­rre­dor can­tá­bri­co-me­di­te­rrá­neo en­tre Sa­gun­to y Za­ra­go­za pa­san­do por Teruel. Se es­tá prác­ti­ca­men­te con­ven­ci­do de que se in­clui­rá. Ahí no ha ha­bi­do más co­mi­sión que el tra­ba­jo ejer­ci­do en Bru­se­las co­mo lo­bi y las reunio­nes en­tre Lam­bán y el pre­si­den­te de Va­len­cia,

con el mi­nis­tro --tam­bién va­len­ciano, lo que de­mues­tra que el pai­sa­na­je tam­bién es un ele­men­to a te­ner en cuen­ta­de Fo­men­to, y el pro­pio pre­si­den­te del Go­bierno,

Lam­bán, Puig,

La sin­to­nía en­tre go­bier­nos es un ar­ma de do­ble fi­lo: es más fá­cil que en­tre dos ad­mi­nis­tra­cio­nes go­ber­na­das por el mis­mo par­ti­do pue­da com­par­tir pro­yec­tos pe­ro a su vez tie­ne el dar­do en­ve­ne­na­do de que si hay dis­cre­pan­cias o re­sul­ta­dos du­do­sos, la crí­ti­ca pú­bli­ca se ha­ce más com­ple­ja. To­da­vía se re­cuer­da el ma­les­tar ro­tun­do que el Go­bierno de

tu­vo con los con­ti­nuos des­plan­tes de los mi­nis­tros de Fo­men­to y, es­pe­cial­men­te, en tiem­pos del Go­bierno de

José Luis Ába­los, Pe­dro Sán­chez. Javier Mar­ce­lino Igle­sias José Blanco Mag­da­le­na Álvarez, José Luis Rodríguez Za­pa­te­ro. Xi­mo

Y, cuan­do no hay vo­lun­tad, no hay vo­lun­tad. Es lo que ocu­rre en la co­mi­sión bi­la­te­ral en­tre el Go­bierno de Za­ra­go­za y el de Ara­gón. Sal­vo la con­ve­nien­cia de una ley de Ca­pi­ta­li­dad que tar­dó años en ser apro­ba­da y una bo­ni­fi­ca­ción en el tan traí­do y lle­va­do ICA, mu­cho rui­do y mu­cha frus­tra­ción por las desave­nen­cias que tu­vie­ron en sus tiem­pos pa­re­jas co­mo

y o ac­tual­men­te Lam­bán y Pe­dro San­tis­te­ve, de ma­ne­ra que ni si­quie­ra hay fe­cha pa­ra la bi­la­te­ral pen­dien­te aun­que se ha­ya pro­pues­to va­rias ve­ces y los gru­pos de tra­ba­jo ha­yan he­cho ya su la­bor.

El día 19 se

El fra­ca­so en las reunio­nes

Irre­con­ci­lia­bles

José Án­gel Biel Juan Al­ber­to Be­lloch

CHUS MARCHADOR

En la úl­ti­ma bi­la­te­ral se dio la anéc­do­ta de que dos ara­go­ne­ses eran los in­ter­lo­cu­to­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.