La N-260, cor­ta­da al trá­fi­co en­tre Sa­bi­ñá­ni­go y Fis­cal

La cir­cu­la­ción que­da in­te­rrum­pi­da tras caer nu­me­ro­sas ro­cas en el as­fal­to

El Periódico Aragón - - Aragón - EL PE­RIÓ­DI­CO epa­ra­gon@el­pe­rio­di­co.com ZA­RA­GO­ZA

El des­pren­di­mien­to de abun­dan­tes ro­cas, al­gu­nas de con­si­de­ra­bles di­men­sio­nes, obli­gó ayer a cor­tar la ca­rre­te­ra N-260, en­tre las lo­ca­li­da­des al­to ara­go­ne­sas de Sa­bi­ñá­ni­go y Fis­cal. El su­ce­so se pro­du­jo du­ran­te la tar­de del sá­ba­do, en torno a las seis y me­dia, se­gún in­for­ma­ron fuentes de la De­le­ga­ción del Go­bierno en Hues­ca.

El cor­te afec­tó al pun­to ki­lo­mé­tri­co 484, si­tua­do a cua­tro ki­ló­me­tros de Sa­bi­ñá­ni­go. En el lu­gar se en­con­tra­ban tra­ba­jan­do efec­ti­vos de Fo­men­to, Guar­dia Ci­vil y Bom­be­ros. La cir­cu­la­ción se des­vió por la N-260A, en el puer­to de Co­te­fa­blo, que era la an­ti­gua vía na­tu­ral pa­ra unir los va­lles de Te­na y del Ara y que pre­sen­ta un si­nuo­so tra­za­do, lo que alar­ga más el tra­yec­to.

Se­gún ex­pli­có la de­le­ga­ción, se tra­tó del des­pren­di­mien­to de un ta­lud con for­ma de me­dia lu­na de unos 50 me­tros de lar­go y de unos 15 de al­tu­ra má­xi­ma. La cau­sa más pro­ba­ble son las llu­vias de los úl­ti­mos días y, aun­que son blo­ques gran­des, no ha­bía co­ches atra­pa­dos ba­jo es­tas ro­cas.

Al cie­rre de es­ta edi­ción se ha­bía des­pe­ja­do un ca­rril tras los in­ten­sos tra­ba­jos rea­li­za­dos por los ser­vi­cios de emer­gen­cias, y se se­ña­li­zó y se pu­sie­ron ba­rre­ras de pro­tec­ción. De es­te mo­do, la in­ten­ción era de­jar un pa­so alternativo pa­ra evi­tar el cor­te to­tal y per­mi­tir el pa­so del trá­fi­co, aun­que a úl­ti­ma ho­ra so­lo es­ta­ba permea­ble pa­ra vehícu­los de emer­gen­cia de ayer a la es­pe­ra de la lim­pie­za to­tal y de que se die­ra el vis­to bueno per­ti­nen­te.

Las in­ten­sas y nu­me­ro­sas pre­ci­pi­ta­cio­nes de los úl­ti­mos me­ses han pro­pi­cia­do que es­tos des­pren­di­mien­tos ha­yan si­do fre­cuen­tes en los úl­ti­mos tiem­pos en di­ver­sas vías pi­re­nai­cas, co­mo es el ca­so de la ca­rre­te­ra lo­cal que une Tor­la con Or­de­sa, y tam­bién se han pro­du­ci­do pun­tual­men­te en al­gu­nas ca­rre­te­ras se­cun­da­rias de la Ri­ba­gor­za.

De una mag­ni­tud si­mi­lar a la de es­ta vía N-260, que tie­ne un in­ten­so trá­fi­co al ser el eje que en­la­za los va­lles pi­re­nai­cos, fue­ron los des­pren­di­mien­tos que se pro­du­je­ron en va­rias oca­sio­nes en la ca­rre­te­ra na­cio­nal fran­ce­sa que une Ara­gón con Fran­cia por el Som­port, lo que obli­gó en va­rias oca­sio­nes a ce­rrar el tú­nel.

DE­LE­GA­CIÓN DEL GO­BIERNO EN HUES­CA

Las ro­cas eran de gran­des di­men­sio­nes y obli­ga­ron al cie­rre del trá­fi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.