Mi­les de per­so­nas pro­tes­tan por el fa­llo de las hi­po­te­cas

La con­cen­tra­ción an­te el Su­pre­mo sir­ve pa­ra mos­trar la in­dig­na­ción ciu­da­da­na La re­so­lu­ción de­ja a «mi­llo­nes» de hi­po­te­ca­dos sin re­cu­pe­rar su di­ne­ro

El Periódico Aragón - - Economía - SARA LE­DO epa­ra­gon@el­pe­rio­di­co.com MA­DRID LA IN­DIG­NA­CIÓN CIU­DA­DA­NA EL REAL DE­CRE­TO NO CON­VEN­CE

La de­ci­sión del Go­bierno de que el pa­go del im­pues­to de los ac­tos ju­rí­di­cos do­cu­men­ta­dos (AJD) co­rres­pon­de a la ban­ca –ayer en­tró en vi­gor el RDL– no fue su­fi­cien­te pa­ra evi­tar que mi­les de ciu­da­da­nos sa­lie­sen a la ca­lle pa­ra pro­tes­tar por el fa­llo del Su­pre­mo que de­ja a «mi­llo­nes» de hi­po­te­ca­dos sin re­cu­pe­rar su di­ne­ro.

A gri­tos de «ver­güen­za, ver­güen­za, ver­güen­za» se han con­gre­ga­do más de un mi­llar de per­so­nas fren­te a la se­de del Tri­bu­nal Su­pre­mo con­vo­ca­dos por el gru­po par­la­men­ta­rio Uni­dos Po­de­mos, cu­yo se­cre­ta­rio ge­ne­ral, Pa­blo Igle­sias, ha en­ca­be­za­do la con­cen­tra­ción. Igle­sias ha es­ta­do flan­quea­do por su com­pa­ñe­ra de par­ti­do y por­ta­voz ad­jun­ta, Io­ne Be­la­rra, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Iz­quier­da Uni­da, Al­ber­to Gar­zón, y Pe­dro del Cu­ra, el al­cal­de de Ri­vas-Va­cia­ma­drid, pue­blo que desató el es­cán­da­lo al re­ci­bir una sen­ten­cia fa­vo­ra­ble por un prés­ta­mo que pi­dió pa­ra la cons­truc­ción de vi­vien­das pú­bli­cas.

Y aun­que / el mo­ti­vo era pro­tes­tar con­tra la sen­ten­cia del Su­pre­mo, la con­cen­tra­ción fren­te a la se­de del Al­to Tri­bu­nal sir­vió tam­bién pa­ra mos­trar el in­con­for­mis­mo y la in­dig­na­ción de la ciu­da­da­nía an­te otras pro­ble­má­ti­cas co­mo el de­re­cho a una vi­vien­da dig­na, a unas pen­sio­nes en con­di­cio­nes, o a un tra­ba­jo no pre­ca­rio.

«En es­te país se han pro­du­ci­do más de 700.000 desahu­cios y en torno a 20 sen­ten­cias del tri­bu­nal eu­ro­peo cri­ti­can­do la le­gis­la­ción es­pa­ño­la y nun­ca una sa­la ju­di­cial ha con­si­de­ra­do in­tere­san­te re­unir­se pa­ra ver qué es­ta­ba pa­san­do con la le­gis­la­ción es­pa­ño­la. Sin em­bar­go, ca­da vez que to­se un ban­co se pier­de to­do. No es la pri­me­ra vez que el Su­pre­mo ha­ce es­tas co­sas, ya lo hi­zo con las cláu­su­las sue­lo, con el IRPH, con el ven­ci­mien­to an­ti­ci­pa­do o los in­tere­ses de de­mo­ras», pro­tes­ta­ba el por­ta­voz de la Pla­ta­for­ma de Afec­ta­dos por las Hi­po­te­cas (PAH), Paco Mo­ro­te.

Ade­más de la PAH, en la con­cen­tra­ción hu­bo re­pre­sen­tan­tes de los sin­di­ca­tos CC.OO y UGT, aso­cia­cio­nes de pen­sio­nis­tas,

/A la gen­te no le con­ven­ce la de­ci­sión de Pe­dro Sán­chez de que, de aho­ra en ade­lan­te, sean los ban­cos los que pa­guen el im­pues­to. Tam­po­co a Pa­blo Igle­sias, que con­si­de­ró el Real De­cre­to Ley que ayer mis­mo en­tra en vi­gor co­mo «un pa­so» pe­ro que «no es su­fi­cien­te» en su opi­nión. «Es­to tie­ne que ser­vir pa­ra que el Go­bierno re­ca­pa­ci­te y en­tien­da que hay que ha­cer una ley en lí­nea con lo que di­jo la sa­la com­pe­ten­te del Tri­bu­nal Su­pre­mo: que a los es­pa­ño­les les de­ben di­ne­ro, que los es­pa­ño­les tie­nen que co­brar el di­ne­ro que se les de­be y que tie­nen que pa­gar los ban­cos», aña­dió.

En la mis­ma lí­nea se ex­pre­só la por­ta­voz de Fa­cua, Án­ge­les Cas­te­llano, quien se mos­tró bas­tan­te «es­cép­ti­ca» en sus pa­la­bras a es­te dia­rio por la de­ci­sión de Sán­chez que te­me que se con­vier­ta «en pa­pel mo­ja­do».

La con­cen­tra­ción ma­dri­le­ña es una so­lo de las di­fe­ren­tes pro­tes­tas que se ce­le­bra­ron ayer en di­fe­ren­tes pun­tos del país. A par­tir de las seis de la tar­de se con­gre­ga­ron gru­pos más o me­nos nu­me­ro­sos an­te las se­des del po­der ju­di­cial de las prin­ci­pa­les ciu­da­des es­pa­ño­las.

DA­VID CAS­TRO

Un mo­men­to de la pro­tes­ta ce­le­bra­da ayer en Ma­drid.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.