EL BU­LLI DEL AR­TE FLO­RAL EL NE­GO­CIO OCU­PA UN EDI­FI­CIO IN­DUS­TRIAL DE 1.000 ME­TROS CUA­DRA­DOS DEL SI­GLO XIX

Flo­wers by Bor­nay, en el ba­rrio de Sants, es un re­fe­ren­te mun­dial que igual ven­de al com­pra­dor anó­ni­mo que de­co­ra es­tan­cias de ‘ce­le­bri­ties’

El Periódico de Catalunya (Castellano) - On Barcelona - - VI­SI­TAR -

«Flo­wers by Bor­nay es pa­ra el ar­te flo­ral lo que Fe­rran Adrià fue pa­ra la cocina con- tem­po­rá­nea: re­vo­lu­cio­na­rios», se pue­de leer en el li­bro-bi­blia de es­te gre­mio, For- mi­da­ble flo­rist. Es­ta fir­ma, que co­men­zó su his­to­ria ha­ce tan so­lo una dé­ca­da en Vi­las­sar de Mar (Ma­res­me), tra­di­cio­nal tie­rra de cul­ti­va­do­res y flo­ris­te­rías al por ma­yor, rá­pi­da­men­te des­ta­có por su es- ti­lo úni­co, in­con­fun­di­ble y muy ori­gi­nal, lo que le lle­vó a con­ver­tir­se en un re­fe- ren­te en el ar­te flo­ral y a re­ves­tir y de­co- rar con sus crea­cio­nes ac­tos de to­do ti­po y es­tan­cias pri­vi­le­gia­das de anó­ni­mos clien­tes y de las más gran­des ce­le­bri­ties al­re­de­dor del mun­do.

An­tes ne­go­cio de puer­tas ce­rra­das, ha­ce un par de años que abrió al pú­bli­co de la me­jor for­ma y en el me­jor lu­gar po­si­bles: en el in­creí­ble e his­tó­ri­co es­pa­cio en pleno ba­rrio de Sants don­de an­tes se ubi­ca­ba el cen­tro de jar­di­ne­ría El Hi­ver­na­cle. Era un lu­gar tan apre­cia­do que, tras su cie­rre en el año 2016, con­gre­gó a ve­ci­nos y fa­ná­ti­cos del lu­gar, que pro­mo­vie­ron una cam­pa­ña pa­ra bus­car una al­ter­na­ti­va ade­cua­da pa­ra vol­ver a dis­fru­tar de su en­can­to.

La na­tu­ra­le­za ha­ce bien las co­sas, nun­ca me­jor di­cho, y Flo­wers by Bor­nay se con­vir­tió en el nue­vo in­qui­lino de lo que ha­bía si­do una fá­bri­ca de tin­tes dé­ca­das atrás. Un edi­fi­cio de ar­qui­tec­tu­ra in­dus­trial de fi­na­les del si­glo XIX, de unos 1.000 me­tros cua­dra­dos, con te­chos al­tí- si­mos y acris­ta­la­dos, inun­da­do de luz, con pa­re­des de obra vis­ta y sue­lo de tie- rra ro­ji­za, re­ple­to, có­mo no, de plan­tas, crea­cio­nes flo­ra­les e in­clu­so ¡un ár­bol tro­pi­cal! plan­ta­do en el cen­tro.

Así es el edé­ni­co Flo­wers by Bor­nay. «No voy a en­ga­ñar a na­die. Nos sen­ti­mos muy afor­tu­na­dos de po­der tra­ba­jar ca­da día en es­tas con­di­cio­nes. Aún hoy, des- pués de dos años aquí, nos ma­ra­vi­lla es- te es­ce­na­rio y ver a la gen­te fli­pan­do cuan­do en­tra», con­fie­sa Joan Xa­pe­lli Bor­nay, due­ño de la em­pre­sa.

Esa ma­gia tan es­pe­cial, in­sos­pe­cha­da cuan­do pa­sa­mos por de­lan­te del lo­cal, es lo que se­du­ce a nu­me­ro­sos par­ti­cu­la­res y em­pre­sas que ce­le­bran ac­tos es­pe­cia- les en es­te oa­sis. Mien­tras, en la tras­tien- da, se si­gue tra­ba­jan­do pa­ra crear arre- glos flo­ra­les sin­gu­la­res que na­da tie­nen que ver con los es­tán­da­res ca­nó­ni­cos de es­te ar­te. To­do lo con­tra­rio. Aquí to­do es pu­ra ex­pe­ri­men­ta­ción, in­no­va­ción y trans­for­ma­ción.

Ex­pli­ca Bor­nay que jun­to a su equi­po crea­ti­vo no tie­nen lí­mi­tes: «No so­mos jar­di­ne­ros. So­mos un ta­ller de puer­tas abier­tas y por eso no te­ne­mos ho­ra­rios co­mer­cia­les tra­di­cio­na­les. Sim­ple­men­te, al tra­ba­jar en­tre se­ma­na, da­mos ac­ce­so a es­te lo­cal que me­re­ce la pe­na ver y don­de se pue­den com­prar plan­tas ver­des, cac­tus y arre­glos flo­ra­les».

INS­PI­RA­DOS EN LA CULTURA PO­PU­LAR

Pe­ro lo que les ha­ce di­fe­ren­tes es el uso de cual­quier ma­te­rial pa­ra con­se­guir com­po­si­cio­nes ar­tís­ti­cas: plan­tas, flo­res, plás­ti­co, es­pu­ma… «Nues­tro se­llo con­sis­te en tra­tar y trans­for­mar con dis­tin­tas téc­ni­cas los pro­duc­tos na­tu­ra­les. Y, pa­ra ello, nos ins­pi­ra­mos siem­pre en la cultura po­pu­lar porque, a fin de cuen­tas, pue­de ser cual­quier co­sa: una can­ción, una pe­lí­cu­la, un có­mic, un li­bro, un pla­to, un per­so­na­je…».

Al­gu­nas de es­tas téc­ni­cas se pue­den apren­der en los cur­sos que se im­par­ten en el mis­mo lo­cal, sean pa­ra pro­fe­sio­na­les que desean pro­fun­di­zar sus co­no­ci­mien­tos en la ma­te­ria o ini­cia­dos que, «por amor al ar­te», co­mo di­ce Joan, quie­ren des­cu­brir es­te ti­po de ma­nua­li­dad. El mé­to­do Bor­nay, de fa­ma in­ter­na­cio­nal, tam­bién ha que­da­do re­co­pi­la­do en el li­bro Ar­te flo­ral. Un ta­ller con­tem­po­rá­neo, que aca­ba de edi­tar Gus­ta­vo Gili. —

DANNY CA­MI­NAL

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.