Aquí: una mu­jer de­ses­pe­ra­da en la Sa­la Atrium.

Tres in­tér­pre­tes po­nen voz y mo­vi­mien­to al mo­nó­lo­go in­te­rior de una mu­jer des­trui­da. La dra­ma­tur­ga Que­ralt Rie­ra jue­ga fuer­te en la Sa­la Atrium con una pro­pues­ta sin com­ple­jos

El Periódico de Catalunya (Castellano) - On Barcelona - - CONTENTS -

Tres ac­tri­ces pa­ra un per­so­na­je. Dos ac­tos. Y un so­lo es­ce­na­rio (real o ima­gi­na­do). Mar­chan­do la no­ta te­le­grá­fi­ca de Aquí, sub­ti­tu­la­do De San­tan­der a NY, el mo­nó­lo­go a tres vo­ces que ha es­cri­to y di­ri­gi­do Que­ralt Rie­ra y que han pues­to en pie en la Sa­la Atrium An­na­bel Cas­tan, Pa­trí­cia Men­do­za y Nú­ria To­más. Mi­ra­das y

vo­ces de mu­jer pa­ra un via­je a un es­ta­do men­tal re­ple­to de re­co­ve­cos, fra­gi­li­da­des, mie­dos y tam­bién desata­da lo­cu­ra.

Na­da fre­na a la di­rec­to­ra y dra­ma­tur­ga ni a sus in­tér­pre­tes en un mon­ta­je que es una bue­na car­ta de pre­sen­ta­ción de una au­to­ra de es­cri­tu­ra y vue­lo po­co ha­bi­tua­les. Y es que Aquí quie­re ir muy allá. La tra­ma, por así de­cir­lo, pre­sen­ta a una no­via que apa­re­ce en la es­ta­ción de Grand Cen­tral de Nue­va York hu­yen­do del ma­ca­bro ban­que­te de su bo­da en Can­ta­bria. Se sal­dó con ines­pe­ra­do ase­si­na­to del no­vio, un ti­po ma­fio­so que le ha­bía pro­me­ti­do un mun­do de en­sue­ño. De ahí lo del sub­tí­tu­lo, De San­tan­der a NY.

Así nos ex­pli­can esas tres vo­ces que, aún ves­ti­da de no­via y man­cha­da de san­gre, co­gió un avión que la lle­vó a uno de los es­pa­cios más em­ble­má­ti­cos de la gran man­za­na: la es­ta­ción de tren, que tam­bién lo fue de pe­lí­cu­las co­mo Con la muer­te en los ta­lo­ne­so Los in­to­ca­bles de Eliot Ness. Allí ha ate­rri­za­do, to­tal­men­te per­di­da y con po­co más que los ca­cahue­tes que le han da­do en el avión. Quien es­pe­re, en de­fi­ni­ti­va, mu­cho rea­lis­mo en el tex­to y la pues­ta en es­ce­na an­da cier­ta­men­te equivocado.

Sí acer­ta­rán aque­llos es­pec­ta­do­res aten­tos a nue­vas mi­ra­das, a una es­cri­tu­ra tea­tral fue­ra de ca­rri­les con­ven­cio­na­les. Es frag­men­ta­da, ner­vio­sa y con una evi­den­te mu­si­ca­li­dad de alien­to poé­ti­co. To­do un re­to pa­ra tres ac­tri­ces que se mul­ti­pli­can en un tra­ba­jo na­da na­tu­ra­lis­ta, y por mo­men­tos co­reo­grá­fi­co. Po­nen voz al des­cen­so im­pa­ra­ble de una mu­jer, Liz, que nos ex­tien­de to­dos sus plie­gues emo­cio­na­les. Pri­me­ro, des­per­tan­do in­clu­so la ri­sa, pe­ro pron­to con un po­so muy amar­go. To­do con la idea de trans­mi­tir un es­ta­do men­tal.

PÉR­DI­DA DE FO­CO

Cas­tan des­plie­ga una vez más su sol­ven­cia, fue­ra de su mar­co ha­bi­tual de la com­pa­ñía Les An­to­nie­tes, y Men­do­za tam­bién jue­ga con acier­to en una pro­pues­ta que pi­de tra­ba­jos des­acom­ple­ja­dos. Tam­bién lo es la de la de­bu­tan­te Nú­ria To­más, que no pier­de pa­so res­pec­to a dos com­pa­ñe­ras más ex­pe­ri­men­ta­das. La tres per­fi­lan un di­bu­jo po­lié­dri­co de una mu­jer cues­ta aba­jo. El mon­ta­je, que pier­de fo­co y se dis­per­sa en el se­gun­do ac­to, des­pier­ta, eso sí, el in­te­rés por se­guir fu­tu­ros tra­ba­jos de Que­ralt Rie­ra. —

QUE­RALT RIE­RA PER­FI­LA CON BRI­LLO EL DI­BU­JO PO­LIÉ­DRI­CO DE UNA MU­JER CUES­TA ABA­JO

QUE­RALT RIE­RA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.