MÁS ‘CER­VE­CE­RA’ QUE NUN­CA

Los ti­ra­do­res de cer­ve­za fres­ca pa­ra lle­var ga­nan pro­ta­go­nis­mo tras la re­mo­de­la­ción

El Periódico de Catalunya (Castellano) - On Barcelona - - MORITZ ESCUCHAR -

TO­MAR­SE UNA CER­VE­ZA fres­ca y sin pas­teu­ri­zar en la Fà­bri­ca Mo­ritz es­tá muy bien, pe­ro a ve­ces ape­te­ce ha­cer­lo tam­bién en el so­fá o en un píc­nic o en ca­sa de los sue­gros o don­de sea... No hay pro­ble­ma, por­que la nue­va Mo­ritz Store –que ya ha abier­to sus puer­tas des­pués de un tiem­po ce­rra­da pa­ra re­no­var­se– lo po­ne más fá­cil que nun­ca.

Na­da más en­trar, a la iz­quier­da, apa­re­ce una lar­ga ba­rra me­tá­li­ca con cin- co ti­ra­do­res di­se­ña­dos pa­ra lle­nar las ya em­ble­má­ti­cas bo­te­llas de li­tro de cris­tal con cie­rre me­cá­ni­co, que per­mi­ten con­ser­var la ce­ve­za fres­ca en las me­jo­res con­di­cio­nes. La cues­tión es, ¿cuál ele­gir? Por­que es­tán dis­po­ni­bles la Mo­ritz Ori­gi­nal, la Epi­dor, la Red Ipa, la Ne­gra y la cer­ve­za de tem­po­ra­da del Mo­ritz Beer Lab, que de mo­men­to es la Mo­ritz Sour, una variedad ve­ra­nie­ga que com­bi­na aci­dez y dul­zu­ra, con no­tas de al­ba­ri­co­que, me­lo­co­tón, ca­ne­la y ro­me­ro.

Pe­ro el cer­ve­ce­ro no so­lo se po­drá lle­var un li­tro (o los que sean) de cer­ve­za sin pas­teu­ri­zar, sino que tam­bién tie­ne mu­chas otras op­cio­nes: cer­ve­zas em­bo­te­lla­das, co­pas, com­ple­men­tos varios, una se­lec­ción de la­tas de Es­pi­na­ler pa­ra acom­pa­ñar y, co­mo guin­da del pastel, una co­lec­ción de ca­mi­se­tas que reivin­di­can to­do un es­ti­lo de vi­da. So­lo hay que leer al­gu­nos de sus le­mas: I’m only here for the beer, Drink lo­cal o Beer­lo­vers. Que­da cla­ro, ¿no? Otros mo­de­los reivin­di­can los ico­nos clá­si­cos de Mo­ritz, co­mo el Seat 600 ama­ri­llo.

Tam­bién ga­nan pro­ta­go­nis­mo en es­ta nue­va eta­pa los pa­nes de Tri­ti­cum, ela­bo­ra­dos de ma­ne­ra ar­te­sa­nal, sin pri­sas y com­bi­nan­do el sa­ber tra­di­cio­nal con las nue­vas téc­ni­cas de pa­ni­fi­ca­ción. Por to­do ello, pa­re­ce di­fí­cil que al­guien pue­da en­trar en la nue­va Mo­ritz Store y sa­lir con las ma­nos va­cías.

AM­PLI­TUD. As­pec­to de la nue­va Mo­ritz Store, to­tal­men­te re­no­va­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.