Griez­mann lle­va al Atlé­ti­co a su ter­ce­ra Eu­ro­pa Lea­gue

Un Atlé­ti­co sol­ven­te y efi­caz do­ble­ga al Mar­se­lla con un fantástico par­ti­do del as­tro fran­cés

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - PORTADA - RAÚL PA­NIA­GUA

La ma­gia de An­toi­ne Griez­mann con­du­jo al Atlé­ti­co de Ma­drid a su ter­ce­ra Eu­ro­pa Lea­gue. Des­pués de los tí­tu­los del 2010 y el 2012, el equi­po ro­ji­blan­co vol­vió a co­ro­nar­se en la se­gun­da com­pe­ti­ción con­ti­nen­tal. No tu­vo la mis­ma fortuna en la dos Cham­pions que ti­ró en las fi­na­les del 2014 y 2016. El Olym­pi­que de Mar­se­lla no pu­do fre­nar al fantástico de­lan­te­ro ro­ji­blan­co (0-3), que ju­ga­rá el pro­xi­mo cur­so en el Ba­rça.

No ju­ga­ban los cu­lés la fi­nal de Lyón de es­te miér­co­les, pe­ro sí ha­bía un ti­po que el pró­xi­mo cur­so se­rá fun­da­men­tal en los pla­nes de Er­nes­to Val­ver­de. Griez­mann es una de­li­cia, un ju­ga­dor sen­sa­cio­nal ca­paz de des­ni­ve­lar cual­quier pul­so. Los 100 mi­llo­nes de su cláu­su­la son muy ape­te­ci­bles te­nien­do en cuen­ta el con­tex­to del mer­ca­do ac­tual. El

Prin­ci­pi­to for­ma­rá un tri­den­te es­te­lar con Luis Suá­rez y Mes­si. Po­cos fi­cha­jes pue­den exis­tir más fia­bles que el ga­lo, que de­ja­rá un hue­co muy di­fí­cil de cu­brir en el Atlé­ti­co. Si­meo­ne es el pri­me­ro que lo sa­be.

A un mes del Mun­dial, Griez­mann ne­ce­si­ta­ba una no­che co­mo la de ayer, a 70 ki­ló­me­tros de su Ma­con na­tal. Con sus dos go­les de la fi­nal su­ma 22 en los úl­ti­mos 24 en­cuen­tros, una bar­ba­ri­dad en un equi­po co­mo el Atlé­ti­co cons­trui­do des­de la de­fen­sa. Na­da pu­do ha­cer el Mar­se­lla de Ru­di Gar­cía y An­do­ni Zu­bi­za­rre­ta, que bus­ca­ba su pri­mer tí­tu­lo con­ti­nen­tal des­de la Co­pa de Eu­ro­pa con­quis­ta­da ha­ce 25 años.

DE QA­RA­BAG A LYÓN Cin­co me­ses des­pués des­pués del ba­ta­ca­zo en la Cham­pions, el Atlé­ti­co vol­vió a son­reír. Aque­lla eli­mi­na­ción en un gru­po con el Chel­sea, el Roma y el Qa­ra­bag, al que no fue ca­paz de ga­nar ni en Azer­bai­yán ni en Ma­drid, fue in­dig­na, pe­ro Si­meo­ne se man­tu­vo fir­me. El téc­ni­co re­sol­vió las dos in­cóg­ni­tas uti­li­zan­do uno de sus cri­te­rios

Die­go Si­meo­ne EN­TRE­NA­DOR DEL ATLÉ­TI­CO «Lo vi­ví des­de el pal­co amar­ga­do. ¿La con­ti­nui­dad de Griez­mann? Eso es una pre­gun­ta pa­ra él, no pa­ra mí»

fa­vo­ri­tos: el fí­si­co. Lu­cas Her­nán­dez y Vr­salj­ko ocu­pa­ron los ca­rri­les en de­tri­men­to de los clá­si­cos Fi­li­pe Luis, re­cién re­cu­pe­ra­do de su le­sión, y Juan­fran, que tam­bién ha pa­sa­do por va­rios con­tra­tiem­pos es­ta tem­po­ra­da. No es­ta­ba pa­ra con­ce­sio­nes el Cho­lo, que se vio des­bor­da­do en el ini­cio por la mo­vi­li­dad fran­ce­sa.

OCA­SIÓN CLA­RA DE GER­MAIN /Me­re­ció más el cua­dro de Ru­di Gar­cía en el pri­mer tra­mo de par­ti­do, pe­ro Va­lè­re Ger­main, una de las sa­bias ad­qui­si­cio­nes de Zu­bi pro­ce­den­te del Mó­na­co, des­per­di­ció una oca­sión in­me­jo­ra­ble pa­ra ade­lan­tar al Mar­se­lla. El pun­ta se que­dó so­lo an­te Oblak tras un gran pa­se de Pa­yet pe­ro su re­ma­te se mar­chó al­to an­te la im­po­nen­te fi­gu­ra del es­lo­veno.

Ese error aca­bó con­de­nan­do al con­jun­to fran­cés. Nun­ca es bueno ha­cer re­ga­los en una fi­nal, pe­ro si el ri­val es el Atlé­ti­co esa reali­dad ad­quie­re un sig­ni­fi­ca­do tras­cen­den­tal. El error de Ger­main no fue la úni­ca con­ce­sión. En el mi­nu­to 21 el ca­me­ru­nés An­guis­sa fue in­ca­paz de con­tro­lar un ba­lón en­via­do por Man- dan­da. El des­ti­na­ta­rio tam­po­co pu­do ser peor pa­ra los in­tere­ses fran­ce­ses. Griez­mann mar­có con maes­tría.

Sin ha­cer na­da del otro mun­do, el con­jun­to ro­ji­blan­co apli­có su fór­mu­la pre­fe­ri­da: ri­gor atrás, efec­ti­vi­dad arri­ba y apro­ve­cha­mien­to má­xi­mo de las des­gra­cias del ri­val. A ese lis­ta­do se aña­dió la le­sión de su es­tre­lla, Di­mi­tri Pa­yet, que lle­gó muy jus­to a la fi­nal. Arries­gó y so­lo du­ró me­dia ho­ra. Tam­bién to­có el tro­feo al sal­tar al cés­ped, un ges­to que sue­le aso­ciar­se con el mal fa­rio.

Con una oca­sión y un gol en el zu­rrón se plan­tó el cam­peón en el des­can­so, dis­pues­to a des­qui­ciar a su ri­val con su so­li­dez ha­bi­tual. No tu­vo que su­frir de­ma­sia­do el blo­que col­cho­ne­ro, ya que su es­tre­lla apa­re­ció de nue­vo pa­ra cul­mi­nar un pa­se de Ko­ke (m. 49). Ni una ho­ra du­ró la fi­nal de Lyón. Un ca­be­za­zo de Mi­tro­glou al pa­lo (m. 80) com­ple­tó la co­lec­ción de in­for­tu­nios de un Mar­se­lla im­po­ten­te. El ca­pi­tán Ga­bi se­lló el ter­ce­ro (m. 89) an­tes de la en­tra­da tes­ti­mo­nial de Fer­nan­do To­rres. La ciu­dad de Ma­drid ya tie­ne su pri­mer cam­peón eu­ro­peo. Del equi­po de Zi­da­ne de­pen­de el do­ble­te.

33 Los ju­ga­do­res del Atlé­ti­co ce­le­bran el tí­tu­lo de la Eu­ro­pa Lea­gue, con­quis­ta­do ano­che en el es­ta­dio de Lyón an­te el Mar­se­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.