Ru­bia­les ga­na y pro­me­te más de­mo­cra­cia

El ex­pre­si­den­te de la AFE se im­po­ne con ma­yo­ría ab­so­lu­ta a La­rrea (80-56) en el re­le­vo de Vi­llar

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - DEPORTES - ALEJANDRO GARCÍA MA­DRID

El sa­lón Luis Ara­go­nés de la Ciu­dad del Fút­bol de Las Ro­zas aco­giço ayer las elec­cio­nes más re­ñi­das que se re­cuer­dan en la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol. Luis Ru­bia­les, ex­fut­bo­lis­ta pro­fe­sio­nal y ex­pre­si­den­te de la Aso­cia­ción de Fut­bo­lis­tas Es­pa­ño­les (AFE), sa­lió ele­gi­do por 24 vo­tos de di­fe­ren­cia (80-56) co­mo nue­vo pre­si­den­te de la Real Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol (RFEF), por de­lan­te de Juan Luis La­rrea, di­rec­ti­vo con Ángel María Vi­llar, que de­fen­día una lí­nea más con­ti­nuis­ta. El an­te­rior pre­si­den­te ocu­pó la fe­de­ra­ción du­ran­te 29 años.

«Cuán­ta emo­ción, to­mo po­se­sión con la res­pon­sa­bi­li­dad de de­vol­ver la con­fian­za que el fút­bol es­pa­ñol me brin­da», co­men­zó Ru­bia­les su dis­cur­so, mi­nu­tos des­pués de co­no­cer el re­sul­ta­do de los co­mi­cios. Des­pués lo ter­mi­nó con la fra­se que ha con­ver­ti­do en su es­lo­gan du­ran­te la cam­pa­ña: «El cam­bio es im­pa­ra­ble». De los 139 asam­bleís­tas que es­ta­ban lla­ma­dos a vo­tar, dos no acu­die­ron y otro vo­tó en blan­co, por lo que se emi­tie­ron 136 vo­tos: 56 a fa­vor de Juan Luis La­rrea y 80 con el nom­bre de Luis Ru­bia­les.

En su pri­me­ra in­ter­ven­ción co­mo pre­si­den­te, el ex­ju­ga­dor del Le­van­te pro­me­tió go­ber­nar pa­ra to­dos. «Voy a ha­cer una fe­de­ra­ción en la que el que quie­ra su­mar siem­pre va a te­ner si­tio» ex­pli­có el ex­fut­bo­lis­ta. Ha­bló de trans­pa­ren­cia, de «dar más al fút­bol mo­des­to» y de po­ner en va­lor a la mu­jer en el fút­bol.

Ru­bia­les men­cio­nó la in­ten­ción de «me­jo­rar las re­la­cio­nes con el res­to de es­ta­men­tos del de­por­te», un te- ma es­pi­no­so da­da su pú­bli­ca y no­to­ria ma­la re­la­ción per­so­nal con Javier Te­bas, pre­si­den­te de La Li­ga de Fút­bol Pro­fe­sio­nal (LFP), a quien ni nom­bró. Si men­cio­nó al Con­se­jo Su­pe­rior de De­por­tes y la Co­mi­té Olím­pi­co Es­pa­ñol, a los que les ofre­ció su to­tal dis­po­ni­bi­li­dad y co­la­bo­ra­ción. Re­mi­tió tam­bién un men­sa­je de «leal­tad y res­pe­to» a la FIFA y la UEFA, en in­glés.

An­tes de em­pe­zar a ha­blar, el nue­vo pre­si­den­te ha­bía re­par­ti­do efu­si­vos abra­zos a los pre­sen­tes y ha­bía te­ni­do un es­pe­cial sa­lu­do con su ri­val, La­rrea, que le ha­bía con­tes­ta­do con la mis­ma ca­ba­lle­ro­si­dad.

En sus com­pa­re­cen­cias pre­vias a los co­mi­cios, el nue­vo pre­si­den­te ase­gu­ró que man­da­rá rea­li­zar una au­di­to­ría de la eco­no­mía de la fe­de­ra­ción y, co­mo gran pro­yec­to de lo que quie­re ser el nue­vo es­ta­men­to, pre­ten­de crear un lu­gar de en­cuen­tro pa­ra dar voz a to­dos los es­ta­men­tos, la lla­ma­da Me­sa del Fút­bol. Ade­más se es­pe­ran más cam­bios, en­tre otros si­tios, en el Co­mi­té Téc­ni­co de Ár­bi­tros.

Luis Ru­bia­les mues­tra su sa­tis­fac­ción por la victoria, ano­che en la Ciu­dad del Fút­bol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.