Alberto P. de Vargas

Exd­tor. del Cen­tro Car­de­nal Cis­ne­ros

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - OPINIÓN - EL PE­RIÓ­DI­CO MA­DRID

El ex­di­rec­tor del cen­tro ads­cri­to a la UCM en el que se li­cen­ció Pablo Ca­sa­do ofre­ció ver­sio­nes va­rio­pin­tas so­bre el su­pues­to tra­to de fa­vor con el di­ri­gen­te del PP. Pri­me­ro apun­tó a lla­ma­das de Agui­rre y des­pués ne­gó pre­sio­nes.

El ex­di­rec­tor del Cen­tro Car­de­nal Cis­ne­ros Alberto Pérez de Vargas ase­gu­ró ayer que el vi­ce­se­cre­ta­rio de co­mu­ni­ca­ción del PP, Pablo Ca­sa­do, lle­gó «co­bi­ja­do o ayu­da­do por las au­to­ri­da­des de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid», pe­ro ne­gó que se hu­bie­se da­do un tra­to de fa­vor al di­ri­gen­te po­pu­lar y que le lla­ma­ra la en­ton­ces pre­si­den­ta re­gio­nal, Es­pe­ran­za Agui­rre, pa­ra pre­sio­nar­le en ese sen­ti­do.

Lo cier­to es que Pérez de Vargas ha ofre­ci­do ver­sio­nes muy vab rio­pin­tas en va­rios me­dios des­pués de que El Mun­do pu­bli­ca­se ayer una in­for­ma­ción en la que ase­gu­ra­ba que el ex­di­rec­tor con­fir­mó al dia­rio que «hu­bo fa­ci­li­da­des» pa­ra Ca­sa­do y que Agui­rre lla­mó in­tere­sán­do­se por su ca­rre­ra. Es­te mis­mo dia­rio pu­bli­có el miércoles que el vi­ce­se­cre­ta­rio del PP apro­bó 12 asig­na­tu­ras en el Cen­tro Car­de­nal Cis­ne­ros, de las 25 de De­re­cho, en tan so­lo cua­tro me­ses, jus­to des­pués de ser ele­gi­do dipu­tado en la Asam­blea de Ma­drid.

Pe­ro ayer, en una en­tre­vis­ta en On­da Ce­ro, el ex­di­rec­tor de es­te cen­tro ads­cri­to a la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid sos­tu­vo que dos pro­fe­so­res «muy afi­nes» a la en­ton­ces pre­si­den­ta re­gio­nal le pre­sen­ta­ron en su des­pa­cho a Ca­sa­do, quien en el 2007 se ma­tri­cu­ló en el Car­de­nal Cis­ne­ros tras cur­sar la pri­me­ra par­te de sus estudios en Ica­de. «Es cier­to que Ca­sa­do era un chi­co pro­me­te­dor y te­nía muy bue­nas amis­ta­des y, des­de lue­go, se sen­ti­ría más arro­pa­do o lo que sea, pe­ro él pa­só por to­do lo que hay que pa­sar», in­di­có Pérez de Vargas.

NUN­CA LE LLA­MÓ Se­gún su re­la­to de ayer, Agui­rre «ja­más» le lla­mó pa­ra pe­dir­le nin­gún ti­po de in­ter­ven­ción, aun­que aña­dió: «Creo que sí lla­mó a al­gu­nos de los pro­fe­so­res; sa­ber­lo no lo sé, no ten­go una prue­ba feha­cien­te de que ocu­rrie­ra, pe­ro lo que no ca­be du­da es que era al­guien [Ca­sa­do] muy bien vis­to por los es­tra­tos del poder im­pe­rial».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.