Un re­ba­ño en el jar­dín

Ro­ma re­cu­rre a ove­jas pa­ra se­gar la hier­ba de los par­ques La al­cal­de­sa, del Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas, jus­ti­fi­ca la idea por fal­ta de per­so­nal de man­te­ni­mien­to

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - INTERNACIONAL - ROSSEND DO­MÈ­NECH RO­MA

Ove­jas y ca­bras pa­ra se­gar la hier­ba de los par­ques y jar­di­nes de las vi­llas de Ro­ma. Es­ta es la úl­ti­ma y sor­pren­den­te idea del Ayun­ta­mien­to de la ca­pi­tal, ad­mi­nis­tra­do por los in­dig­na­dos del Mo­vi­mien­to 5 Es­tre­llas (M5S), pa­ra re­sol­ver la fal­ta de per­so­nal des­ti­na­do a par­ques y jar­di­nes.

No se tra­ta de una no­ve­dad, por­que tam­bién en Ber­lín (Ale­ma­nia) lo ha­cen y en un pa­sa­do re­cien­te se ha prac­ti­ca­do en las ciu­da­des de Tu­rín, Fe­rra­ra y en la mi­nús­cu­la Ali­mi­nu­sa (Si­ci­lia), don­de el jar­di­ne­ro mu­ni­ci­pal es una úni­ca ca­bra. Tam­bién Pa­rís se ha pues­to en ma­nos de los re­ba­ños pa­ra el man­te­ni­mien­to de par­ques y jar­di­nes. Así lo acor­dó el eje­cu­ti­vo mu­ni­ci­pal en el 2013, cuan­do apos­tó por el ins­tin­to de cua­tro ove­jas pa­ra man­te­ner a ra­ya las ma­las hier­bas en el Jar­dín de los Ar­chi­vos de Pa­rís. En el ám­bi­to pri­va­do, tan­to Goo­gle co­mo Ni­ke han op­ta­do por ce­der al pas­to­reo la ta­rea de man­te­ner el buen as­pec­to en el ex­te­rior de sus ins­ta­la­cio­nes.

Iro­nía

«La al­cal­de­sa, Vir­gi­nia Rag­gi, me ha con­ven­ci­do pa­ra el uso de ga­na­do en los jar­di­nes y vi­llas» , ha ex­pli­ca­do Pi­nuc­cia Mon­ta­na­ri, con­se­je­ra de Me­dio Am­bien­te de Ro­ma, res­pon­dien­do a un ciu­da­dano en Fa­ce­book. Ha aña­di­do que la so­lu­ción ya se prac­ti­ca en el par­que de la Caf­fa­re­lla, en la ca­pi­tal, y que se tra­ta de una «so­lu­ción sen­ci­lla, usa­da en otras gran­des ciu­da­des co­mo Ber­lín , que les pa­re­ce «jus­ta e interesante . «Ro­ma ne­ce­si­ta nue­vos re­cur­sos pa­ra res­pon­der a las exi­gen­cias de los ciu­da­da­nos» , ha aña­di­do. Una ley del 2011 per­mi­te la po­si­bi­li­dad de to­mar una ini­cia­ti­va se­me­jan­te.

Me­nos con­ven­ci­do, ha res­pon­di­do a la ini­cia­ti­va un con­se­je­ro de la

Pa­rís, Ber­lín y otras ciu­da­des eu­ro­peas tam­bién se han de­can­ta­do por es­ta al­ter­na­ti­va

mi­no­ría pro­gre­sis­ta, Or­lan­do Cor­set­ti: «So­lo fal­ta­ba eso. Aun­que po­de­mos com­pren­der la so­lu­ción de la al­cal­de­sa, que aman­do pro­fun­da­men­te a los animales, ha lle­na­do la ciu­dad de ra­tas, ga­vio­tas y ja­ba­lís, por lo que al­gu­nas ca­bri­tas com­ple­ta­rán el zoo­ló­gi­co ro­mano de los in­dig­na­dos» . Col­di­ret­ti, la or­ga­ni­za­ción na­cio­nal que reúne un mi­llón y me­dio de cul­ti­va­do­res por cuen­ta pro­pia, ha aplau­di­do la ini­cia­ti­va, si bien no ha que­da­do cla­ro si se tra­ta­ba de un aplau­so iró­ni­co. La aso­cia­ción ha pe­di­do que la ini­cia­ti­va ti­re ade­lan­te «con 50.000 ove­jas cria­das por el ayun­ta­mien­to».

Que no se sor­pren­dan, pues, los 110.000 tu­ris­tas que ca­da día pa­sean por Ro­ma si en sus vi­si­tas se to­pan con es­tas es­tam­pas. Es­ce­nas ya des­cri­tas en los dia­rios de via­je por Ita­lia es­cri­tos por Stend­hal y Goet­he, re­fle­ja­das tam­bién en las acua­re­las de los pin­to­res fla­men­cos y con­ser­va­das en la me­mo­ria de los ro­ma­nos adul­tos ac­tua­les co­mo un re­cuer­do exó­ti­co con­ta­do por sus abue­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.