Sin­to­nía co­lo­nial

Áfri­ca y Chi­na asien­tan su com­pli­ci­dad eco­nó­mi­ca en com­par­tir un do­lo­ro­so pa­sa­do so­me­ti­do al im­pe­ria­lis­mo eu­ro­peo El pre­si­den­te chino acu­mu­la cua­tro gi­ras por paí­ses afri­ca­nos

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Internacional - ADRIÁN FONCILLAS

Pe­kín al­ber­gó la se­ma­na pa­sa­da otra edi­ción de lo que la di­plo­ma­cia lla­ma jue­gos olím­pi­cos chino-afri­ca­nos y la pren­sa pre­sen­ta co­mo FOCAC (Fo­ro de Coope­ra­ción Chi­na y Áfri­ca, por sus si­glas in­gle­sas). Los je­fes de Es­ta­do del con­ti­nen­te ne­gro, que la­men­tan su os­tra­cis­mo en las or­ga­ni­za­cio­nes oc­ci­den­ta­les, dis­fru­ta­ron de aga­sa­jos sin pau­sa y fir­ma­ron com­pro­mi­sos de de­sa­rro­llo mu­tuo en ba­se a prin­ci­pios igua­li­ta­rios. En los aná­li­sis so­bre la in­va­sión, con­quis­ta o sa­queo de Áfri­ca sue­le fal­tar el te­naz cor­te­jo a unos paí­ses que fue­ron de­fi­ni­dos co­mo «agu­je­ros de mier­da» por Do­nald Trump.

Áfri­ca y Chi­na com­par­ten el co­lo­nia­lis­mo del hom­bre blan­co y su sin­to­nía vie­ne de le­jos. Pe­kín fue la pri­me­ra en re­co­no­cer a los go­bier­nos de li­be­ra­ción del si­glo pa­sa­do y Áfri­ca ayu­dó a que Pe­kín re­le­va­ra a Tai­péi en el asien­to chino de la ONU. Chi­na es hoy el ma­yor país en de­sa­rro­llo del mun­do y Áfri­ca con­tie­ne el ma­yor nú­me­ro de paí­ses en de­sa­rro­llo.

Si aten­de­mos a la eco­no­mía, el con­ti­nen­te es un vas­to mer­ca­do pa­ra los pro­duc­tos chi­nos, des­de las ma­nu­fac­tu­ras ba­ra­tas a las cen­tra­les eléc­tri­cas. Tam­bién es la des­pen­sa de los re­cur­sos na­tu­ra­les que alimentan su lo­co­mo­to­ra. Y Áfri­ca con­si­gue créditos ba­ra­tos (a me­nu­do con­do­na­dos) sin el que­bran­to de la so­be­ra­nía na­cio­nal que im­pli­can las exi­gen­cias del Ban­co Mun­dial o el Fon­do Monetario In­ter­na­cio­nal. Na­die da más créditos al mun­do en de­sa­rro­llo. In­fra­es­truc­tu­ras vi­ta­les co­mo ca­rre­te­ras, hos­pi­ta­les y co­le­gios que han ele­va­do la ca­li­dad de vi­da en Áfri­ca lle­van el Ma­de in Chi­na. No son in­ver­sio­nes «por pu­ra va­ni­dad», acla­ró Xi Jin­ping la se­ma­na pa­sa­da.

In­ter­cam­bio

El pre­si­den­te chino acu­mu­la cua­tro gi­ras por Áfri­ca y el FOCAC se ha con­so­li­da­do co­mo una cum­bre prio­ri­ta­ria des­de que na­cie­ra 18 años atrás. El 12% de la pro­duc­ción in­dus­trial afri­ca­na es­tá ges­tio­na­da por las 10.000 em­pre­sas chi­nas asen­ta­das en el con­ti­nen­te, y el in­ter­cam­bio comercial su­pera los 130.000 mi­llo­nes de eu­ros. Pe­kín es el prin­ci­pal so­cio eco­nó­mi­co de Áfri­ca y la re­la­ción so­lo pue­de ir ha­cia arri­ba.

Chi­na se es­for­zó la pa­sa­da se­ma­na en tra­tar de mi­ti­gar los efec­tos se­cun­da­rios que la pren­sa oc­ci­den­tal sub­ra­ya con to­zu­das alu­sio­nes a neo­co­lo­nia­lis­mo. Por un la­do, es­ta­ble­ció me­ca­nis­mos pa­ra fo­men­tar las im­por­ta­cio­nes afri­ca­nas e igua­lar así la ba­lan­za comercial. Y por el otro, pro­me­tió los mis­mos 60.000 mi­llo­nes de dó­la­res de la edi­ción an­te­rior, rom­pien­do una ten­den­cia al­cis­ta que ha­bía acre­cen­ta­do el en­deu­da­mien­to.

REUTERS

Cum­bre en Pe­kín pre­si­den­tes Xi Jin­ping y Cy­ril Ra­map­ho­sa (Su­dá­fri­ca), en la con­fe­ren­cia chino-afri­ca­na ce­le­bra­da el 4 de sep­tiem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.