El ma­gis­tra­do del al­to tri­bu­nal en­fren­ta una in­ves­ti­ga­ción éti­ca sin pre­ce­den­tes

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Internacional -

Po­cos magistrados an­tes de Ka­va­naugh ha­bían lle­ga­do al Su- pre­mo de Es­ta­dos Uni­dos con un apo­yo tan ajus­ta­do co­mo el su­yo (50 vo­tos a fa­vor y 48 en con­tra). Pe­ro a lo que nin­gún nue­vo juez del Al­to Tri­bu­nal se ha­bía en­fren­ta­do an­tes que él es a em­pe­zar en el car- go con una in­ves­ti­ga­ción éti­ca por que­jas que po­nen en du­da su fal­ta de ho­nes­ti­dad y su tem­pe­ra­men­to ju­di­cial.

Es­ta se­ma­na, el pre­si­den­te del Su­pre­mo, John Ro­berts, ha en- via­do a un tri­bu­nal de ape­la­cio­nes de Co­lo­ra­do 15 de­nun­cias que se han plan­tea­do con­tra Ka­va­naugh por ac­tua­cio­nes du­ran­te su pro­ce­so de con­fir­ma­ción. Aun­que la cor­te po­dría des­es­ti­mar­las, pues las re­glas de con­duc­ta que ri­gen al es­ta­men­to ju­di­cial en EEUU no se apli­can a los magistrados del Su­pre­mo, al­gu­nos ex­per­tos ad­vier­ten de que me­re­cen ser in­ves­ti­ga­das.

Las que­jas no to­can el tra­ba­jo ju­di­cial pre­vio de Ka­va­naugh, un juez con­ser­va­dor que, da­dos sus 53 años y la con­di­ción vi­ta­li­cia del car­go, po­drá de­jar du­ran­te dé­ca­das su hue­lla en las sen­ten­cias. Los pri­me­ros ca­sos en los que ha par­ti­ci­pa­do afec­tan a te­mas de ar­mas, pe­na de muer­te e in­mi­gra­ción. can­di­da­tos de­mó­cra­tas ha­bían in­ten­ta­do cen­trar­se en te­mas de im­pac­to lo­cal co­mo los efec­tos de los aran­ce­les impuestos por Trump en su gue­rra co­mer­cial.

Los de­mó­cra­tas en­fren­tan pro­ble­mas pro­pios co­mo el es­co­llo pa­ra mo­vi­li­zar el vo­to his­pano o la lu­cha in­ter­na en­tre pro­gre­sis­tas y mo­de­ra­dos. Y aun­que se ven arras­tra­dos por la ma­rea na­cio­nal, mu­chos ha­cen es­fuer­zos por na­dar con­tra la co­rrien­te y re­di­ri­gir la con­ver­sa­ción. La úl­ti­ma men­ción no es casual. La sa­ni­dad, se­gún los son­deos, es la prin­ci­pal preo­cu­pa­ción de los es­ta­dou­ni­den­ses en es­tos co­mi­cios, por en­ci­ma de la eco­no­mía. Y a Trump y los re­pu­bli­ca­nos, pe­se a en­ga­ño­sas cam­pa­ñas y men­sa­jes, les per­si­gue el fan­tas­ma de ha­ber in­ten­ta­do sin éxi­to tum­bar la re­for­ma sa­ni­ta­ria de Ba­rack Oba­ma, que fi­nal­men­te go­za de po­pu­la­ri­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.