¿Pre­su­pues­to o pro­gra­ma elec­to­ral?

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Economía - AGUS­TÍ Sa­la @agus­ti­sa­la

El acuer­do en­tre el Go­bierno de Pe­dro Sán­chez y Uni­dos Po­de­mos es el prin­ci­pio de la ela­bo­ra­ción de los Pre­su­pues­tos del Es­ta­do pa­ra el 2019. Lo ad­mi­tió la ti­tu­lar de Ha­cien­da, Ma­ría

Je­sús Mon­te­ro, tras el con­se­jo de mi­nis­tros del jue­ves. En to­do ca­so afir­mó que el pro­yec­to «saldrá de fá­bri­ca» lo­gran­do ca­si la cua­dra­tu­ra del círcu­lo: cum­plien­do con el dé­fi­cit y a la vez po­nien­do el acen­to en la agen­da so­cial. Ma­ña­na, tras el con­se­jo ex­tra­or­di­na­rio pre­vis­to an­tes de re­mi­tir­lo a Bru­se­las, lo com­pro­ba­re­mos.

Cons­cien­te de su re­du­ci­da re­pre­sen­ta­ción par­la­men­ta­ria, el PSOE ne­ce­si­ta­ba acor­dar al me­nos con la otra fuer­za de iz­quier­das del Con­gre­so un es­que­le­to pre­su­pues­ta­rio. Se con­ta­bi­li­cen so­lo las ci­fras del Es­ta­do (5.678 mi­llo­nes de in­gre­sos adicionales y 2.082 mi­llo­nes de gas­to) o bien la to­ta­li­dad, es de­cir, con la Se­gu­ri­dad So­cial y las au­to­no­mías (unos 7.000 mi­llo­nes de in­gre­sos adicionales y unos 5.000 de gas­tos), han se­lla­do una au­tén­ti­ca de­cla­ra­ción pro­gra­má­ti­ca. Lo es­pe­ci­fi­ca el preám­bu­lo del acuer­do PSOE-Uni­dos Po­de­mos: «Des­pués de sie­te años de re­cor­tes y as­fi­xia de los go­bier­nos del Par­ti­do Po­pu­lar, nues­tro país ha re­tro­ce­di­do en igual­dad de opor­tu­ni­da­des, en cohe­sión so­cial, en li­ber­ta­des y de­re­chos, en ca­li­dad de­mo­crá­ti­ca y en con­vi­ven­cia». Y, aña­de, más ade­lan­te: «La mo­ción de cen­su­ra del pa­sa­do mes de ju­nio de­mos­tró que era po­si­ble sa­car al Par­ti­do Po­pu­lar del Go­bierno y que hay una ma­yo­ría pro­gre­sis­ta en es­te país que cree que es ho­ra de re­ver­tir to­do el da­ño que se ha pro­pi­cia­do en es­tos años». Curioso si se tie­ne en cuen­ta

Sin ava­les, el Go­bierno po­drá pre­sen­tar su pro­yec­to co­mo una al­ter­na­ti­va eco­nó­mi­ca

que en­tre quie­nes tie­nen que apo­yar es­te pro­yec­to es­tá el PNV, que ava­ló las cuen­tas del PP, aun­que es ver­dad que in­tro­du­jo una re­va­lo­ri­za­ción de las pres­ta­cio­nes y, de pa­so, di­na­mi­tó la re­for­ma de las pen­sio­nes apro­ba­da por los po­pu­la­res en el 2013.

Pe­ro no so­lo fal­tan los vo­tos vas­cos pa­ra que ha­ya Pre­su­pues­tos pa­ra el 2019, sino los del PDeCat y ERC, que los pre­ten­den ven­der ca­ros. Al me­nos en apa­rien­cia. Pe­ro lo cier­to es que an­te un pro­yec­to con tono so­cial y con más re­cur­sos pa­ra Ca­ta­lun­ya, co­mo afir­ma­ba Mon­te­ro en una en­tre­vis­ta en es­te dia­rio la se­ma­na pa­sa­da, de­be­rán es­me­rar­se pa­ra ar­gu­men­tar por qué se opo­nen.

En to­do ca­so, el Go­bierno siem­pre ten­drá ex­cu­sas y ar­gu­men­tos: si lo apo­yan en el Con­gre­so, po­drá mar­car per­fil pro­gre­sis­ta y de­jar en evi­den­cia a la de­re­cha si cho­ca con el mu­ro de la ma­yo­ría ab­so­lu­ta del PP en el Se­na­do.

Y si no lo­gra su­fi­cien­tes ava­les, po­drá ven­der el pro­yec­to pre­su­pues­ta­rio co­mo un cam­bio de po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca, más so­cial, ve­ta­do por una opo­si­ción –ya se en­car­ga­rá de reite­rar­lo– que le for­za­rá a tra­ba­jar con unas cuen­tas más res­tric­ti­vas que las que Bru­se­las le ha­bía per­mi­ti­do. Más que un pro­yec­to pre­su­pues­ta­rio se­rá co­mo un pro­gra­ma elec­to­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.