La mu­ta­ción pe­ri­ca

El Es­pan­yol se ins­ta­la en la zo­na al­ta de la Li­ga con un fút­bol atrac­ti­vo que con­tras­ta con el cur­so pa­sa­do

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Deportes - RAÚL PA­NIA­GUA

Ru­bi re­vo­lu­cio­na al equi­po, que es el me­jor en ca­sa y el se­gun­do que más ti­ra a puer­ta, so­lo por de­trás del Ba­rça

Han pa­sa­do so­lo dos me­ses des­de el co­mien­zo de Li­ga, ape­nas ocho par­ti­dos, pe­ro es evi­den­te que al­go ha cam­bia­do en el Es­pan­yol. Al­go no, más bien mu­cho. El equi­po pe­ri­co que el cur­so pa­sa­do em­pe­zó con pe­nu­rias y arras­tró una iner­cia ne­ga­ti­va du­ran­te to­do el cam­peo­na­to ha da­do un gi­ro ra­di­cal. El pri­mer ar­tí­fi­ce se en­cuen­tra en el ban­qui­llo. Joan Fran­cesc Fe­rrer Ru­bi ha cum­pli­do su pro­me­sa. Con me­nos fi­lo­so­fía y ro­deos que su an­te­ce­sor, el téc­ni­co ca­ta­lán ha cam­bia­do la ca­ra de un blo­que que ha de­vuel­to la ilu­sión a los pe­ri­cos. El Es­pan­yol son­ríe.

El equi­po blan­quia­zul se ha ins­ta­la­do en la zo­na al­ta del cam­peo­na­to. Ocu­pa la quin­ta pla­za con 14 pun­tos, el ter­cer me­jor ini­cio del si­glo, pe­ro más allá de los nú­me­ros exis­te una sen­sa­ción de que se es­tán ha­cien­do las co­sas con cor­du­ra y co­no­ci­mien­to. El des­pi­do de Qui­que Sán­chez Flo­res en abril ya dio pa­so a ai­re fres­co con la lle­ga­da de Da­vid Ga­lle­go, que pro­ta­go­ni­zó un no­ta­ble fi­nal de Li­ga. Que­da­ba la com­pli­ca­da ta­rea de ele­gir al nue­vo en­tre­na­dor y Òs­car Pe­rar­nau, el di­rec­tor ge­ne­ral de­por­ti­vo, acer­tó en su apues­ta.

LAR­GA TRA­VE­SÍA /Des­pués de pa­sar por una do­ce­na de clubs des­de su ini­cio en los ban­qui­llos en el 2001, a Ru­bi le lle­ga­ba el mo­men­to que siem­pre ha­bía es­pe­ra­do. No le im­por­tó an­tes sa­cri­fi­car­se en des­ti­nos com­ple­jos co­mo Ibi­za o Be­ni­dorm. En Se­gun­da, ya de­mos­tró su ca­pa­ci­dad en Gi­ro­na (2012-13), igual que en Va­lla­do­lid (2014-15). Lue­go ven­drían ex­pe­rien­cias in­com­ple­tas en Pri­me­ra con el Le­van­te y el Spor­ting. El fan­tás­ti­co as­cen­so del Hues­ca le fa­ci­li­tó el re­gre­so al Es­pan­yol, una dé­ca­da des­pués de ser des­pe­di­do al fren­te del fi­lial. Su sus­ti­tu­to en el club ara­go­nés, Leo Fran­co, ya es­tá en la ca­lle.

Ru­bi vi­ve su pri­me­ra ex­pe­rien­cia en la má­xi­ma ca­te­go­ría con un pro­yec­to li­de­ra­do des­de el co­mien­zo, im­plan­tan­do unas ideas que que­da­ron bien de­fi­ni­das en su pre­sen­ta­ción en Cor­ne­llà del pa­sa­do 4 de ju­nio. «·Nos de­ja­re­mos el al­ma por un Es­pan­yol va­lien­te y di­ver­ti­do». No min­tió Ru­bi. Cua­tro me­ses des­pués, esa as­pi­ra­ción es una reali­dad.

Bas­ta con ver, por ejem­plo, los en­cuen­tros an­te el Va­len­cia y el Vi­lla­rreal. El cua­dro pe­ri­co es el me­jor de la Li­ga en ca­sa, con 12 pun­tos de 12 po­si­bles, por de­lan­te del Ma­drid y el Atlé­ti­co (10). En el úl­ti­mo pul­so an­te el sub­ma­rino ama­ri­llo el es­ta­dio aco­gió a 20.032 es­pec­ta­do­res. En la cam­pa­ña pa­sa­da, con una me­dia de 17.618, se re­gis­tró el ré­cord ne­ga­ti­vo de Cor­ne­llà. Con buen jue­go y ho­ra­rios de­cen­tes es po­si­ble su­pe­rar más a me­nu­do esa fron­te­ra de los 20.000 afi­cio­na­dos que so­lo se re­ba­só en dos oca­sio­nes en la an­te­rior Li­ga.

CAM­BIO DE MEN­TA­LI­DAD / «Lo que más me lle­na es que la gen­te es­tá con no­so­tros y se di­vier­te. Es­ta­mos en­tre los pri­me­ros y nos to­ca dis­fru­tar por­que es­to no du­ra­rá to­do el año y nos to­ca­rá su­frir», ase­gu­ra el en­tre­na­dor blan­quia­zul en un dis­cur­so con una mez­cla de sa­tis­fac­ción y con­ten­ción. Los ju­ga­do­res han cap­ta­do su men­sa­je. El equi­po ha de­ja­do de pen­sar so­lo en la re­ta­guar­dia y bus­car el con­tra­gol­pe pa­ra asu­mir res­pon­sa­bi­li­da­des con el ba­lón. El Es­pan­yol es el ter­cer con­jun­to que más re­ma­ta del tor­neo (96), por de­trás del Ma­drid (102) y el Ba­rça (115), y el se­gun­do que más ti­ra a puer­ta (55, una me­dia de 6,8 por par­ti­do), so­lo su­pe­ra­do por el cua­dro azul­gra­na (63).

Son da­tos que de­mues­tran la vo­ra­ci­dad del nue­vo Es­pan­yol, en el que to­dos los ju­ga­do­res se sien­ten im­por­tan­tes. El 70% de la plan­ti­lla fue ti­tu­lar en la se­ma­na con tres par­ti­dos. «He­mos em­pe­za­do muy bien,

Ru­bi EN­TRE­NA­DOR DEL ES­PAN­YOL

«Lo que más nos lle­na es que la gen­te es­tá con no­so­tros y se di­vier­te. Nos to­ca dis­fru­tar por­que no du­ra­rá to­do el año»

pe­ro que­re­mos se­guir cre­cien­do, que no sea so­lo un gran ini­cio, sino una gran tem­po­ra­da», cuen­ta Marc Ro­ca, qui­zá la fi­gu­ra que me­jor ejem­pli­fi­ca la mu­ta­ción pe­ri­ca. Ha pa­sa­do de ser un ol­vi­da­do con Qui­que a pie­za cla­ve. «Ru­bi es un en­tre­na­dor muy am­bi­cio­so, con una idea de jue­go muy cla­ra. Le en­can­ta te­ner el ba­lón, ser pro­ta­go­nis­ta y eso nos gus­ta tan­to a no­so­tros co­mo a la afi­ción», aña­de el me­dio­cen­tro.

EL MÉ­RI­TO DEL TÉC­NI­CO / La re­vo­lu­ción ha lle­ga­do con una plan­ti­lla ca­si idén­ti­ca a la del año pa­sa­do. In­clu­so peor si se tie­ne en cuen­ta la mar­cha de Ge­rard Mo­reno y Aa­rón. Bor­ja Igle­sias, el fi­cha­je más ca­ro de la his­to­ria (10 mi­llo­nes), y la com­pra de Dar­der (se pa­ga­ron cua­tro mi­llo­nes al Lyón es­te ve­rano y se abo­na­rán cua­tro más el si­guien­te) fue­ron los úni­cos gas­tos de un club acu­cia­do por las li­mi­ta­cio­nes del Go­bierno chino. La en­ti­dad blan­quiaz­jul, ade­más, es la úni­ca de to­da la Li­ga que ha vis­to re­ba­ja­do su to­pe sa­la­rial res­pec­to a la tem­po­ra­da an­te­rior.

«Soy el pri­mer sor­pren­di­do por el mo­men­to del Es­pan­yol. Se fue nues- tro má­xi­mo go­lea­dor y quien vino no ha­bía ni ju­ga­do en Pri­me­ra. Es­tán des­ta­can­do fut­bo­lis­tas su­plen­tes con Qui­que. Tie­ne mu­cho mé­ri­to Ru­bi», re­fle­xio­na el ex­pre­si­den­te Joan Collet. En esa ca­te­go­ría so­bre­sa­len Dídac Vi­là y Ma­rio Her­mo­so, que han dispu­tado to­dos los mi­nu­tos de la com­pe­ti­ción (755). El Ma­drid ya pien­sa en el cen­tral zur­do, que so­lo le cos­ta­ría 7,5 mi­llo­nes. Pa­ra el res­to de clubs la cláu­su­la es de 40.

EN­TRA­DAS AGO­TA­DAS El úni­co pun­to me­jo­ra­ble en el buen mo­men­to pe­ri­co se en­cuen­tra fue­ra de ca­sa. Con 2 pun­tos de 12 po­si­bles el equi­po ne­ce­si­ta tras­la­dar su bue­na ima­gen de Cor­ne­llà a los en­cuen­tros co­mo vi­si­tan­te. La pró­xi­ma vi­si­ta a Hues­ca se atis­ba co­mo una oca­sión ideal pa­ra inau­gu­rar el cómpu­to de triun­fos le­jos del RCDE Sta­dium. Ru­bi co­no­ce a la per­fec­ción a los ara­go­ne­ses, que es­tre­na­rán nue­vo téc­ni­co (Fran­cis­co Ro­drí­guez). La afi­ción pe­ri­ca ago­tó en ape­nas unas ho­ras el cu­po de en­tra­das pa­ra ver su equi­po en El Al­co­raz, una mues­tra más del efec­to ilu­sio­nan­te del Es­pan­yol de Ru­bi.

EFE / AL­BER­TO ESTÉVEZ

Los ju­ga­do­res del Es­pan­yol celebran un gol an­te el Vi­lla­rreal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.