Vox y el su­fri­mien­to

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Opinión - EM­MA Ri­ve­ro­la

La rue­da

Vox lle­nó el pa­la­cio de Vis­ta­le­gre con más de 10.000 per­so­nas. La ul­tra­de­re­cha se ha des­acom­ple­ja­do y se dis­po­ne a mar­car la agen­da po­lí­ti­ca de la de­re­cha. In­de­pen­den­tis­mo, in­mi­gra­ción y fe­mi­nis­mo son los enemi­gos a ba­tir. ¿Cuán­to su­fri­mien­to pue­den lle­gar a ge­ne­rar?

Pos­tu­la­dos de su pro­gra­ma: «De­ro­gar la ley de vio­len­cia de gé­ne­ro», «su­pri­mir en la sa­ni­dad pú­bli­ca las in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas aje­nas a la sa­lud (cam­bio de se­xo, abor­to)» y de­fen­der «la vi­da des­de la con­cep­ción has­ta la muer­te». En una en­tre­vis­ta con San­tia­go Abas­cal, pre­si­den­te de Vox: «Abor­to: ce­ro»; «Día del Or­gu­llo Gay: un sin­sen­ti­do».

En el 2016, so­lo en Ma­drid se con­ta­bi­li­za­ron 239 ata­ques ho­mó­fo­bos. Se­gún da­tos fa­ci­li­ta­dos por Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal (AI), el 43 % de los ni­ños y ni­ñas que su­fren aco­so ho­mo­fó­bi­co en Es­pa­ña se plan­tean el sui­ci­dio. El 17% de los hos­ti­ga­dos in­ten­ta­ron sui­ci­dar­se una o va­rias ve­ces. ¿De ve­ras es un sin­sen­ti­do ce­le­brar el Or­gu­llo Gay?

EN FE­BRE­RO

de es­te año, Ekai se sui­ci­dó. El jo­ven tran­se­xual te­nía 16 años y lle­va­ba to­da la ado­les­cen­cia es­pe­ran­do ini­ciar sin éxi­to el tra­ta­mien­to hor­mo­nal. Des­gra­cia­da­men­te, su su­fri­mien­to no es un ca­so ais­la­do. ¿Su­pri­mi­re­mos la es­pe­ran­za de tan­tos de la sa­ni­dad pú­bli­ca? Se­gún da­tos de Am­nis­tía In­ter­na­cio­nal, «la ta­sa de abor­tos es de 37 por 1.000 per­so­nas en los países que prohí­ben el abor­to to­tal­men­te o lo per­mi­ten so­lo en ca­so de ries­go pa­ra la vi­da de la mu­jer y de 34 por 1.000 per­so­nas en los que lo per­mi­ten en ge­ne­ral». La di­fe­ren­cia es in­sig­ni­fi­can­te. Pe­ro no lo es en se­gu­ri­dad. En los abor­tos clan­des­ti­nos se mul­ti­pli­can los ries­gos.

Vox re­pre­sen­ta co­mo na­die los es­ter­to­res del ma­cho al­fa que quie­re con­tro­lar to­dos los cuer­pos que con­si­de­ra in­fe­rio­res. Sean ho­mo­se­xua­les, trans­gé­ne­ro, mu­je­res o in­mi­gran­tes. Ese hom­bre que se pre­sen­ta co­mo aman­te pa­dre de fa­mi­lia tan so­lo es un ge­ne­ra­dor de odio. Smith&Wes­son, esa es la pis­to­la que Abas­cal siem­pre lle­va en­ci­ma. Di­ce que pa­ra pro­te­ger a sus hi­jos. La ma­yo­ría pre­fe­ri­mos ha­cer­lo con una so­cie­dad to­le­ran­te y com­pro­me­ti­da con la vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.