Los de­re­chos de los eta­rras

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Tema Del Domingo - S. M.

No es la pri­me­ra vez que el Tri­bu­nal Eu­ro­peo de De­re­chos Hu­ma­nos de Es­tras­bur­go sa­ca los co­lo­res a España por vul­ne­rar al­guno de los ar­tícu­los del Con­ve­nio Eu­ro­peo de De­re­chos Hu­ma­nos, que el Es­ta­do es­pa­ñol ra­ti­fi­có en el año 1979. El úl­ti­mo ejem­plo tu­vo lu­gar es­ta se­ma­na con la con­de­na a España por no ofre­cer un jui­cio jus­to o un tri­bu­nal im­par­cial al coor­di­na­dor de EH Bil­du Ar­nal­do Ote­gi.

Los va­ra­pa­los en es­te te­rreno han si­do un go­teo, aun­que España no es de los paí­ses con más re­ve­ses en es­ta ins­ti­tu­ción. En el 2017, de las 1.068 sen­ten­cias dic­ta­das por el TEDH, so­lo seis fue­ron so­bre España. Pe­ro mu­chas de ellas han si­do de im­pac­to. En los úl­ti­mos ocho años, Es­tras­bur­go ha con­de­na­do al Es­ta­do es­pa­ñol en una de­ce­na de oca­sio­nes por ca­sos re­la­cio­na­dos con el te­rro­ris­mo: por no ofre­cer un jui­cio jus­to, no in­ves­ti­gar su­pues­tas tor­tu­ras o ma­los tra­tos, o por apli­car la doc­tri­na Pa­rot so­bre la re­duc­ción de pe­nas por be­ne­fi­cios pe­ni­ten­cia­rios.

Unos de los ca­sos más so­na­dos fue el de la eta­rra Inés del Río, con­de­na­da a 3.828 años por un to­tal de 24 ase­si­na­tos y aten­ta­dos. Tras 18 años en pri­sión y compu­tados los be­ne­fi­cios pe­ni­ten­cia­rios, de­bía ha­ber si­do li­be­ra­da en julio del 2008. Su ca­so lle­gó a Es­tras­bur­go y le dio la ra­zón al es­ti­mar que la apli­ca­ción re­tro­ac­ti­va de la doc­tri­na Pa­rot vul­ne­ra­ba dos ar­tícu­los de la Con­ven­ción. Al día si­guien­te, fue ex­car­ce­la­da. Unos 60 con­de­na­dos se be­ne­fi­cia­ron de la sen­ten­cia.

Otro ca­so que pu­so en te­la de jui­cio el pa­pel de la Au­dien­cia Na­cio­nal fue el del ex­di­rec­tor del dia­rio Egun­ka­ria, Mart­xe­lo Ota­men­di. El pe­rió­di­co fue ce­rra­do y él de­nun­ció tor­tu­ras de la Guar­dia Ci­vil. Su ca­so lle­gó a Es­tras­bur­go, que en el 2012, dos años des­pués de ser ab­suel­to, le dio la ra­zón por tra­to in­hu­mano o de­gra­dan­te.

La enési­ma con­de­na lle­gó a prin­ci­pios de es­te año, cuan­do España fue con­de­na­da por no in­ves­ti­gar las de­nun­cias de ma­los tra­tos de dos eta­rras. El Es­ta­do tu­vo que in­dem­ni­zar­les con 30.000 y 20.000 eu­ros.

El TEDH aca­ba de sen­ten­ciar que no fue jus­to el jui­cio que con­de­nó a pri­sión a Ote­gi

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.