Vol­ver a tra­ba­jar tras el per­mi­so por ma­ter­ni­dad

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Opinión -

Ha­ce diez me­ses que he si­do ma­dre y aca­bo de re­in­cor­po­rar­me a mi tra­ba­jo, muy a mi pe­sar. He si­do afor­tu­na­da de ha­ber po­di­do es­tar con mi hi­jo cua­tro me­ses más de lo que la ba­ja ma­ter­nal cu­bre en es­te país (16 se­ma­nas). La OMS re­co­mien­da la lac­tan­cia ex­clu­si­va, me­jor si es ma­ter­na, los pri­me­ros seis me­ses de vi­da de un be­bé, pe­ro en España nos man­dan a tra­ba­jar a los cua­tro. Des­pués re­co­mien­da que, a par­tir de los seis me­ses, em­pe­ce­mos con ali­men­ta­ción com­ple­men­ta­ria sin que la le­che de­je de ser el prin­ci­pal ali­men­to has­ta el año.

Yo doy el pe­cho a mi hi­jo y he te­ni­do que in­te­rrum­pir la lac­tan­cia du­ran­te el día porque tra­ba­jo, sal­go de ca­sa a las ocho de la ma­ña­na y re­gre­so a las seis de la tar­de. Ca­da vez co­noz­co a más mu­je­res que re­cu­rren a la le­che de fór­mu­la por ne­ce­si­dad y en con­tra de su vo­lun­tad porque de­ben re­in­cor­po­rar­se y no pue­den sa­car­se la le­che que sus be­bés to­da­vía ne­ce­si­tan.

Si lo hu­bie­se sa­bi­do an­tes ha­bría he­cho to­do lo po­si­ble para que­dar­me es­te pri­mer año con mi be­bé, pe­ro como es una de­ci­sión que has de to­mar cuan­do es­tás em­ba­ra­za­da y na­die te ex­pli­ca, como tan­tas co­sas que ro­dean la ma­ter­ni­dad: como lo du­ro que pue­de ser un em­ba­ra­zo, un par­to, el pri­mer mes tras dar a luz, la lac­tan­cia… En es­te país te­ne­mos bue­nos pro­fe­sio­na­les, pe­ro nos fal­ta ase­so­ra­mien­to. Es ma­ra­vi­llo­so ser ma­dre, pe­ro tam­bién se pa­sa mal y no pa­sa na­da por re­co­no­cer­lo y pre­pa­rar­nos para ello. Y ya que no am­plían la ba­ja ma­ter­nal nos po­drían dar la op­ción de co­brar el pa­ro en la ex­ce­den­cia en lu­gar de te­ner que bus­car la for­ma de ha­cer tram­pa para co­brar­lo y per­der nues­tros pues­tos de tra­ba­jo, de­be­ría­mos, al me­nos, te­ner es­ta op­ción. Mu­chas vol­ve­mos al tra­ba­jo por pu­ra ne­ce­si­dad eco­nó­mi­ca, porque ne­ce­si­ta­mos el di­ne­ro para so­bre­vi­vir. Pa­sar el má­xi­mo de tiem­po con nues­tros hi­jos ha­rá de ellos me­jo­res per­so­nas en el fu­tu­ro. Una ma­dre da el pe­cho a su be­bé.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.