EN­TRE­NA­DOR DEL BA­RÇA

El Periódico de Catalunya (Castellano) - - Deportes - R. T. Ernesto Val­ver­de

Tres se­ma­nas des­pués de rom­per­se el bra­zo, el as­tro ar­gen­tino, con el al­ta mé­di­ca, vuel­ve a ser con­vo­ca­do y apun­ta a ti­tu­lar

«Leo ha per­di­do el mie­do a la caí­da y al for­ce­jeo, y eso es lo prin­ci­pal. Lo ve­mos bien, muy se­gu­ro»

La im­pa­cien­cia por vol­ver a pi­sar el cés­ped en un par­ti­do ofi­cial de­vo­ra a Leo Mes­si. Tan­tas ga­nas de ju­gar tie­ne el as­tro ro­sa­rino, que a prin­ci­pios de es­ta se­ma­na via­jó a Mi­lán con el equi­po sin sa­ber si­quie­ra si iba a po­der ves­tir­se de cor­to. Al fi­nal, se que­dó en la gra­da del Giu­sep­pe Meaz­za sin el al­ta mé­di­ca. Pe­ro de hoy no pa­sa. Pe­se a que los pla­zos es­ti­ma­dos de re­cu­pe­ra­ción de la frac­tu­ra de ra­dio de su bra­zo de­re­cho pa­re­cían su­ge­rir que el 10 iba a apro­ve­char el pa­rón de se­lec­cio­nes para com­ple­tar su con­va­le­cen­cia y re­gre­sar así con ple­nas ga­ran­tías el día 24 en la exi­gen­te vi­si­ta al Atlé­ti­co de Ma­drid, Mes­si no quie­re es­tar ni un día más le­jos del te­rreno de jue­go. Con el al­ta ya en la mano, ha vuel­to a la con­vo­ca­to­ria. Y a Ernesto Val­ver­de la no­ti­cia no pue­de ha­cer­le más fe­liz.

«Lo ve­mos muy bien. Es­tá se­gu­ro —co­men­tó el téc­ni­co—. Ha per­di­do el mie­do a la caí­da, al apo­yo y al for­ce­jeo con el ri­val. Y eso es lo prin­ci­pal. En una le­sión como es­ta, es al­go que te tie­nes que qui­tar de la ca­be­za, porque lo que te li­mi­ta real­men­te es es­tar pen­san­do en ha­cer un mal ges­to o en te­ner un pro­ble­ma».

TRES SE­MA­NAS DES­PUÉS Jus­ta­men­te ayer se cum­plió el pla­zo de tres se­ma­nas que los ser­vi­cios mé­di­cos del Ba­rça con­sig­na­ron para el re­gre­so del ca­pi­tán. En es­te tiem­po, que a ojos del afi­cio­na­do bar­ce­lo­nis­ta se apa­re­cía como un vas­to pai­sa­je de­sola­do en el que so­lo ca­bía es­pe­rar pe­nu­rias y su­fri­mien­tos, el equi­po ha ju­ga­do cinco partidos (dos de Li­ga, dos de Cham­pions y uno de Co­pa del Rey) y los ha re­suel­to con cua­tro vic­to­rias y un em­pa­te, ofre­cien­do ade­más ac­tua­cio­nes tan con­vin­cen­tes como las des­ple­ga­das fren­te al Real Ma­drid y el In­ter de Mi­lán. El pa­so ade­lan­te que pi­dió Val­ver­de se dio con cre­ces. Pe­ro Mes­si es Mes­si, y no hay en la plan­ti­lla del Ba­rça (ni en el mun­do, si va­mos a po­ner­nos es­tu­pen­dos) nin­gún ju­ga­dor a quien las bo­tas de Leo no le que­den gran­des. Si hoy es­tá para ju­gar (y to­dos di­cen que lo es­tá), ju­ga­rá.

Un ca­so al­go dis­tin­to es el de Sa­muel Um­ti­ti, que tam­bién ha vuel­to a la lis­ta de con­vo­ca­dos des­pués de más de 40 días de au­sen­cia for­zo­sa por una le­sión en su ro­di­lla iz­quier­da. A di­fe­ren­cia del ar­gen­tino, el cen­tral fran­cés sí ha te­ni­do en es­te pe­rio­do un sus­ti­tu­to de­fi­ni­do, su com­pa­trio­ta Clé­ment Len­glet, que ade­más ha cum­pli­do con ple­na sol­ven­cia, y no pa­re­ce muy aven­tu­ra­do au­gu­rar que Val­ver­de op­ta­rá por no pre­ci­pi­tar la reapa­ri­ción de Um­ti­ti y pre­fe­ri­rá ir dán­do­le una en­tra­da pro­gre­si­va en el equi­po.

«El re­gre­so de Um­ti­ti es una gran no­ti­cia; nos da más po­si­bi­li­da­des — co­men­tó el téc­ni­co—. Pe­ro Len­glet ha es­ta­do a un gran ni­vel. En las úl­ti­mas se­ma­nas han ju­ga­do siem­pre Pi­qué y Len­glet, y un des­can­so les hu­bie­ra ve­ni­do bien. Lo más po­si­ti­vo, en cual­quier ca­so, es la se­gu­ri­dad de que, jue­gue quien jue­gue, es­ta­mos bien cu­bier­tos—. Val­ver­de, que no es un hom­bre da­do a re­ga­lar elo­gios, qui­so re­co­no­cer en pú­bli­co los mé­ri­tos de Len­glet: «Siem­pre es­tá con­cen­tra­do y es­ta­mos en­can­ta­dos con él. Y va a más».

EFE / EN­RIC FONTCUBERTA

Leo Mes­si.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.