aprue­ba una ley que au­to­ma­ti­za la do­na­ción de ór­ga­nos al mo­rir

Los ciu­da­da­nos de­be­rán co­mu­ni­car en vi­da que no desean ser do­nan­tes

El Periódico Extremadura - - PARTADA - NOM­BRE email LO­CA­LI­DAD JO­NAT­HAN GREVSEN

Holanda dio ayer su vis­to bueno a la po­lé­mi­ca ley que con­vier­te au­to­má­ti­ca­men­te a to­dos los ciu­da­da­nos en do­nan­tes de ór­ga­nos, a me­nos que afir­men en vi­da y ex­plí­ci­ta­men­te que no desean ser­lo. Los que no mues­tren su re­cha­zo en vi­da, y tras el en­vío de dos car­tas de avi­so pa­ra que acla­ren su po­si­ción, se re­gis­tra­rán en el sis­te­ma ba­jo la eti­que­ta de «no ob­je­ción». Sin em­bar­go, si los pa­rien­tes tie­nen «se­rias ob­je­cio­nes»y «pro­ble­mas in­su­pe­ra­bles» con la do­na­ción de los ór­ga­nos de su fa­mi­liar, po­drían opo­ner­se a pe­sar de que el fa­lle­ci­do ha­ya dado su per­mi­so pa­ra ser do­nan­te. La nue­va Ley de Do­nan­tes ha si­do apro­ba­da en el Se­na­do ho­lan­dés con 38 vo­tos a fa­vor y 36 en con­tra. Es­ta pre­vis­to que la nor­ma en­tre en vi­gor el 1 de ju­lio del 2020, acom­pa­ña­da de una gran cam­pa­ña que ex­pli­que al ciu­da­dano los cam­bios.

La medida ha le­van­ta­do cier­ta po­lé­mi­ca y de­ba­te en la cá­ma­ra del país cen­troeu­ro­peo. Los se­na­do­res que vo­ta­ron en con­tra con­si­de­ra­ron que un Go­bierno no pue­de de­ci­dir so­bre los ór­ga­nos de un ciu­da­dano, mien­tras que otros afir­ma­ron que es­ta nue­va ley ge­ne­ra­rá de­ma­sia­dos cos­tes y pro­ble­mas, y nada ase­gu­ra que ten­ga me­jo­res re­sul­ta­dos que el sis­te­ma ac­tual, que exi­ge re­gis­trar­se en vi­da pa­ra ser do­nan­te tras el fa­lle­ci­mien­to. Es­te pro­yec­to, pre­sen­ta­do por la de­mo­cris­tia­na Pia Dijks­tra du­ran­te la an­te­rior le­gis­la­tu­ra, se de­ba­tió du­ran­te va­rias jor­na­das en el Se­na­do y es­tu­vo ro­dea­do de du­das du­ran­te los úl­ti­mos me­ses.

Unas 150 per­so­nas mue­ren ca­da año en Holanda mien­tras es­tán en lis­ta de es­pe­ra pa­ra un hí­ga­do o un ri­ñón, por ejem­plo, y las cam­pa­ñas pa­ra per­sua­dir a los ciu­da­da­nos a ins­cri­bir­se vo­lun­ta­ria­men­te co­mo do­nan­tes no han dado gran­des re­sul­ta­dos en los úl­ti­mos años.

Es­ta ley es bue­na por­que muy po­cos pien­san so­bre la do­na­ción de sus ór­ga­nos y es­to les obli­ga­rá a to­mar una de­ci­sión, pe­ro creo que el Go­bierno no pue­de de­ci­dir por la gen­te so­bre su cuer­po, y con es­ta ley lo hace», la­men­tó el lu­nes a Efe la ho­lan­de­sa Me­rel Dries­sen, do­nan­te re­gis­tra­da y edi­to­ra de una web so­bre do­na­ción de ór­ga­nos.

Por otra par­te, la psi­có­lo­ga ho­lan­de­sa In­ge den Boer re­cuer­da que to­mar una de­ci­sión de es­te ti­po en pleno lu­to re­quie­re de «en­ten­di­mien­to» y re­co­mien­da «no in­ten­tar con­ven­cer» a los pa­rien­tes pa­ra que au­to­ri­cen la do­na­ción, sino «dar­les in­for­ma­ción, tiem­po y es­pa­cio».

El nue­vo mé­to­do tie­ne el ob­je­ti­vo de elu­dir el va­cío crea­do por las per­so­nas que no se pro­nun­cian so­bre el asun­to, y por tan­to, con­ver­ti­rá de for­ma au­to­má­ti­ca a to­dos en do­nan­tes. Si no res­pon­den, se da­rá por he­cho que no tie­ne ob­je­ción, sus ór­ga­nos y te­ji­dos pue­den uti­li­zar­se pa­ra tras­plan­tes o in­ves­ti­ga­ción.

Tra­ba­ja­do­res del Hos­pi­tal Clí­nic, con una ca­ja pa­ra trans­por­tar ór­ga­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.