Ar­mas de di­mi­sión ma­si­va

El Periódico Extremadura - - OPINIÓN -

Que la au­to­ri­dad com­pe­ten­te cie­rre, cuan­to an­tes, la fá­bri­ca de más­te­res frau­du­len­tos de la Universidad Rey Juan Car­los de Ma­drid, cu­ya pro­duc­ción, en bue­na par­te, va des­ti­na­da a la cla­se po­lí­ti­ca.

Así mis­mo, pi­do a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción que, por el bien de to­dos los es­pa­ño­les y nues­tro pres­ti­gio in­ter­na­cio­nal, de­jen de in­ves­ti­gar la ve­ra­ci­dad y va­li­dez de los tí­tu­los ex­pe­di­dos por cual­quier universidad por­que, de se­guir así, pron­to nos que­da­re­mos sin Go­bierno y sin opo­si­ción.

Por otra par­te, se ad­vier­te, es­pe­cial­men­te a los po­lí­ti­cos, que si ven un más­ter o un doc­to­ra­do vo­lan­do, que se pon­gan a cu­bier­to, pues co­rren el ries­go de ser aplas­ta­dos por ellos.

Nues­tros po­lí­ti­cos de­ben sa­ber que, so­bre to­do, los más­te­res se han con­ver­ti­do en ar­mas de di­mi­sión ma­si­va.

De mo­do que, si al­guno de us­te­des es cons­cien­te de te­ner en su cu­rrícu­lo al­gún tí­tu­lo aca­dé­mi­co ama­ña­do, le re­co­mien­do de­vol­ver­lo sin di­la­ción, pues debe sa­ber que no so­lo es­tá en pe­li­gro su pues­to ac­tual, sino tam­bién su repu­tación. de­ter­mi­nar. En es­tas es­ta­mos, que­rien­do des­en­te­rrar a un muer­to que fa­lle­ció ha­ce ca­si me­dio si­glo y al mis­mo tiem­po acer­can­do a cri­mi­na­les de ETA con cien­tos de años de con­de­na a sus ciu­da­des de ori­gen pa­ra que a sus víc­ti­mas no se le ol­vi­de ja­más que sus ver­du­gos si­guen ahí, go­zan­do de be­ne­fi­cios pe­ni­ten­cia­rios.

Es­ta es la do­ble va­ra de me­dir de es­te go­bierno que se em­pe­ña en des­en­te­rrar los fan­tas­mas y odios de una Es­pa­ña que ya es­tá por en­ci­ma de to­do eso.

«Es­pa­ño­li­to que vie­nes al mun­do, te guar­de Dios. Una de las dos Es­pa­ñas, ha de he­lar­te el co­ra­zón», An­to­nio Ma­cha­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.