«Me sor­pren­de que

Des­pués de to­dos es­tos años de ex­ce­sos pa­ra unos y re­cor­tes pa­ra otros si­ga­mos sin abrir los ojos»

El Periódico Extremadura - - OPINIÓN -

va­cíos, pre­cios inal­can­za­bles, fon­dos bui­tres y un in­vi­ta­do es­tre­lla: las pla­ta­for­mas de alo­ja­mien­to pa­ra tu­ris­tas que han in­fla­do los al­qui­le­res a cos­tes in­so­por­ta­bles.

Yo ya, ca­si ro­zan­do la trein­te­na, ni sue­ño con te­ner una ca­sa pro­pia, a lo má­xi­mo que as­pi­ro es a un suel­do que me per­mi­ta pa­gar un al­qui­ler en la ciu­dad.

Una ami­ga que sí pu­do aven­tu­rar­se a la tra­ve­sía de una hi­po­te­ca me cuen­ta que la de­ci­sión del Su­pre­mo le cues­ta unos 3.000 eu­ros. Y hay quien di­rá que la cul­pa es su­ya por me­ter­se a una hi­po­te­ca. La cul­pa es de la gen­te que as­pi­ra a un te­cho. No del que te ofre­cía te­cho, apar­ta­men­to en la playa y co­che, to­do en el mis­mo pack.

A mí lo que me si­gue sor­pren­dien­do que des­pués de to­dos es­tos años de ex­ce­sos pa­ra unos y re­cor­tes pa­ra otros si­ga­mos sin abrir los ojos. Si­ga­mos mi­ran­do al po­bre des­gra­cia­do de al la­do, que es­tá peor que no­so­tros, pa­ra echar­le la cul­pa de nues­tras ca­ren­cias. Aún no so­mos ca­pa­ces de gi­rar el cue­llo de la­do ha­cia arri­ba, pa­ra ver quie­nes nos si­guen abu­san­do. Y en eso, la ban­ca, y to­dos los que la acom­pa­ñan, pa­re­ce que siem­pre ga­nan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.