So­los en la provincia

Cuan­do se ha­bla de Cas­te­llón y su cre­ci­mien­to so­lo se pue­de ha­blar del Par­ti­do Po­pu­lar

El Periódico Mediterráneo - - Opinión - *Dipu­tado au­to­nó­mi­co del PP RU­BÉN Ibáñez*

Si la so­le­dad del PP se pue­de apre­ciar en las me­di­das que fo­men­tan el em­pleo, tam­bién se pue­de ver en la apues­ta por más y me­jo­res in­fra­es­truc­tu­ras

Ame­di­da que pa­sa el tiem­po y a pe­sar de to­dos los con­di­cio­nan­tes me­diá­ti­cos que exis­ten, cuan­do se ha­bla de provincia de Cas­te­llón y su cre­ci­mien­to, so­lo se pue­de ha­blar del Par­ti­do Po­pu­lar.

Es cier­to que hoy en Par­ti­do Po­pu­lar qui­zá no es­te de mo­da, pe­ro si­gue re­sol­vien­do uno a uno, mes a mes los pro­ble­mas prin­ci­pa­les de los ciu­da­da­nos de nues­tra provincia, y lo ha­ce so­lo, sin ayu­da pe­ro sin com­ple­jos cons­cien­te que es su de­ber y su ta­rea.

La sim­pa­tía no so­lo co­ti­za en el mer­ca­do po­lí­ti­co, la ca­pa­ci­dad de re­sol­ver pro­ble­mas es sin du­da el va­lor se­gu­ro y ese re­si­de en el par­ti­do po­pu­lar.

HOY,

cuan­do se ha­bla de em­pleo en nues­tra provincia, es mo­men­to de acor­dar­se de có­mo los so­cia­lis­tas, Com­pro­mís o Ciu­da­da­nos pe­dían a gri­tos la de­ro­ga­ción de la re­for­ma la­bo­ral pro­pues­ta por el Par­ti­do Po­pu­lar. Con el Go­bierno del PP en Es­pa­ña es­ta­mos más cer­ca que nun­ca de lo­grar los 20 mi­llo­nes de em­pleos, otros en su afán de des­pres­ti­giar­las po­lí­ti­cas del PP so­lo pre­di­ca­ban el apo­ca­lip­sis y la ne­ce­si­dad de de­ro­gar una re­for­ma que ha­ce po­si­ble que hoy se vuel­va a ha­blar de em­pleo en nues­tra Co­mu­ni­tat y en to­da Es­pa­ña. To­do eso pa­sa mien­tras el go­bierno de Puig, en dos años, se ha de­ja­do sin eje­cu­tar 194 mi­llo­nes en ayu­das al em­pleo, por cier­to una gran can­ti­dad de ayu­das que pro­ve­nían del Go­bierno de Es­pa­ña.

Si la so­le­dad del PP se pue­de apre­ciar en las me­di­das que fo­men­tan el em­pleo, tam­bién se pue­de ver en la apues­ta de­ci­di­da por más y me­jo­res in­fra­es­truc­tu­ra en nues­tra provincia. Pri­me­ro fue el ae­ro­puer­to, al que se ha ca­ri­ca­tu­ri­za­do has­ta la sa­cie­dad sin que nin­gún di­ri­gen­te de la iz­quier­da o de Ciu­da­da­nos ha­ya si­do ca­paz de re­co­no­cer era una acer­ta­da pro­pues­ta que mes a mes en­gor­da la lis­ta de usua­rio abrien­do nues­tra provincia al mun­do. Hay un fa­mo­so di­ri­gen­te de CiuCar­ga­da da­da­nos que aún se re­fie­re al ae­ro­puer­to de Cas­te­llón co­mo el ae­ro­puer­to sin avio­nes, y es que hay quie­nes de­trás de una mar­ca pu­bli­ci­ta­ria des­co­no­cen el pro­duc­to. De igual mo­do pa­sa con el AVE a Ma­drid. Aho­ra to­do ra­di­ca en ver si el re­tra­so exis­te y de cuan­to es el mis­mo, en lu­gar de de­fen­der que la co­ne­xión es muy fa­vo­ra­ble o que muy mal de­ben es­tar los ciu­da­da­nos pa­ra com­prar 10.000 bi­lle­tes en unos días pa­ra que­rer uti­li­zar­lo. La in­di­ges­tión pro­vo­ca­da por la lle­ga­da del AVE a nues­tra tie­rra es­ta cau­san­do se­rias in­co­mo­di­da­des a di­ri­gen­tes de la iz­quier­da y de Ciu­da­da­nos, que por cier­to es­tos úl­ti­mos no que­rían el AVE.

EL PRO­YEC­TO

de pro­lon­ga­ción de la A-7 has­ta las tie­rras ca­ta­la­nas es la úl­ti­ma ma­la no­ti­cia pa­ra la iz­quier­da y pa­ra Ciu­da­da­nos, pe­ro es la gran no­ti­cia pa­ra to­dos los cas­te­llo­nen­ses.

La de­fen­sa de las se­ñas de iden­ti­dad, el or­gu­llo de per­te­nen­cia a es­ta tie­rra, la pro­yec­ción de más y me­jo­res in­fra­es­truc­tu­ras, la apues­ta por el em­pleo o los sec­to­res pro­duc­ti­vos de nues­tra tie­rra, so­lo en­cuen­tran el res­pal­do y las soluciones en el par­ti­do po­pu­lar. Las me­da­llas o los ti­tu­la­res se los lle­van otros, pe­ro cuan­do se ha­bla de me­jo­rar la provincia se ha­bla so­lo de Par­ti­do Po­pu­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.