La po­bre­za del len­gua­je

El Periódico Mediterráneo - - Opinión - CAR­LOS Hi­dal­go*

l idio­ma cas­te­llano tie­ne E más de 200.000 con­cep­tos di­fe­ren­tes. Se cal­cu­la que los jó­ve­nes, en su co­mu­ni­ca­ción co­ti­dia­na, uti­li­zan unas 280 pa­la­bras, de las que 80 son ta­cos o gro­se­rías, lo que sig­ni­fi­ca que usan me­nos del 0,15% de las acep­cio­nes dis­po­ni­bles en el dic­cio­na­rio. La ci­fra es aún más preo­cu­pan­te si pen­sa­mos que, en la dé­ca­da de los 80, el vo­ca­bu­la­rio de un ado­les­cen­te es­ta­ba com­pues­to de unas 1.000 pa­la­bras. Asi­mis­mo, un ciu­da­dano me­dio em­plea en­tre 500 y 1.000 vo­ca­blos pa­ra ha­blar, mien­tras que un es­cri­tor o pe­rio­dis­ta unos 3.000.

En to­dos los casos, se des­apro­ve­cha la enor­me ri­que­za del cas­te­llano, que po­ne a dis­po­si­ción de los ha­blan­tes un am­plio re­per­to­rio de tér­mi­nos que per­mi­ten un sin­fín de va­ria­das com­bi­na­cio­nes. Los es­pe­cia­lis­tas ad­vier­ten que la po­bre­za del habla li­mi­ta la ca­pa­ci­dad de re­fle­xio­nar y, por lo tan­to, de te­ner una vi­sión más am­plia del mun­do.

El pro­ble­ma más gra­ve se pre­sen­ta en las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes que, sal­vo hon­ro­sas ex­cep­cio­nes, evi­den­cian un em­po­bre­ci­mien­to ar­gu­men­tal. Y es que cuan­do no hay ca­pa­ci­dad de ex­pre­sión se es­tre­cha el pen­sa­mien­to, lo que se pue­de ver a dia­rio con los jó­ve­nes que no leen, por lo que no sa­ben es­cri­bir bien, ter­mi­nan­do con un len­gua­je em­po­bre­ci­do.

Es­ta ca­ren­cia ex­pli­ca­ría en gran me­di­da las di­fi­cul­ta­des que tie­nen la ma­yo­ría de los es­tu­dian­tes uni­ver­si­ta­rios pa­ra ex­pre­sar­se. En par­te se ex­cul­pa a los alum­nos, res­pon­sa­bi­li­zan­do al sis­te­ma edu­ca­ti­vo por no in­cen­ti­var en for­ma ade­cua­da a los jó­ve­nes, pues de las cua­tro des­tre­zas pro­pias del len­gua­je (lec­tu­ra, es­cri­tu­ra, habla y es­cu­cha), la es­cue­la se de­di­ca so­lo a las dos primeras, sin aten­der a las de­más. Pe­ro la ver­dad es que los jó­ve­nes tam­po­co se es­fuer­zan de­ma­sia­do por me­jo­rar su ha­bi­li­dad co­mu­ni­ca­ti­va. H *Psi­có­lo­go clí­ni­co (www.car­los­hi­dal­go.es)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.