Cas­te­llón em­pie­za a des­en­te­rrar su me­mo­ria y ex­hu­ma a tres fu­si­la­dos

B Ar­queoan­tro ini­cia­rá los tra­ba­jos pre­vi­si­ble­men­te la se­ma­na del 20-N b Una vein­te­na de fa­mi­lias pi­den al Grup de Me­mò­ria His­tò­ri­ca sa­car a sus víc­ti­mas

El Periódico Mediterráneo - - Castellón - ES­TE­FA­NIA MO­LI­NER emo­li­ner@ep­me­di­te­rra­neo.com CAS­TE­LLÓN

Con 969 víc­ti­mas de la re­pre­sión fran­quis­ta en­te­rra­das en el ce­men­te­rio de San José --530 en la par­te ci­vil y otras 439 en la ca­tó­li­ca--, Cas­te­llón es la se­gun­da ciu­dad de la Co­mu­ni­tat --por de­trás de Pa­ter­na, con 2.238-- con más fu­si­la­dos en sus dos fo­sas co­mu­nes. Ca­si 80 años des­pués de fi­na­li­za­da la gue­rra ci­vil, pre­vi­si­ble­men­te du­ran­te la se­ma­na del 20N, em­pe­za­rán las tres pri­me­ras ex­hu­ma­cio­nes en la ca­pi­tal: las de Ra­fael Pra­des True­ba (fu­si­la­do el 21 de agos­to del 1939), José Mon­fort Gil (fu­si­la­do el 30 de ma­yo del 1941) y Eduardo Fe­rre­res Sos­pe­dra (fu­si­la­do el 24 de ene­ro del 1940).

Tras ellos, se es­pe­ra que los des­en­te­rra­mien­tos con­ti­núen du­ran­te el 2019, pues­to que des­de el Grup per la Re­cer­ca de la Me­mò­ria His­tò­ri­ca de Cas­te­lló (GR- MH) --que im­pul­sa en la ciu­dad el pro­yec­to de ex­hu­ma­ción--, Maribel Pe­ris ex­pli­ca que en las úl­ti­mas se­ma­nas han re­ci­bi­do más pe­ti­cio­nes de fa­mi­lias y que, hoy por hoy, la de­man­da es de una vein­te­na, si bien con­si­de­ra que unas 11 ó 12 son las que tie­nen po­si­bi­li­dad real de ex­hu­mar­se, y las otras se­rían de víc­ti­mas con res­tos en osa­rios, que no tie­nen op­ción de re­cu­pe­rar­se.

CÓ­MO SE HA­RÁ // De las de Ra­fael, José y Eduardo se en­car­ga­rá un equi­po de en­tre cin­co y sie­te per­so­nas de Ar­queoan­tro. El ar­queó­lo­go Miguel Mez­qui­da di­ri­gi­rá los tra­ba­jos en el vie­jo ce­men­te­rio de Cas­te­llón y, so­bre el te­rreno, con­si­de­ra que es­ta­rán tra­ba­jan­do unas dos se­ma­nas, mien­tras que el pro­ce­so com­ple­to, es­tu­dios antropológicos y de co­te­jo ge­né­ti­co in­clui­dos --que se ha­rán en la Uni­ver­si­dad Com­plu­ten­se de Ma­drid-- po­dría alar­gar­se un año, co­mo mí­ni­mo.

Mez­qui­da ex­pli­ca que la in­ter­ven­ción em­pe­za­rá con son­deos en las fo­sas don­de es­tán las víc­ti­mas. Son tum­bas in­di­vi­dua­les, no hay una fo­sa co­mún con to­dos los cuer­pos, de for­ma que es­tán lo­ca­li­za­dos y, en prin­ci­pio, el des­en­te­rra­mien­to no de­be­ría te­ner com­ple­ji­dad. To­da­vía no sa­ben por cuál em­pe­za­rán. Se de­li­mi­ta­rá la fo­sa, se ex­ca­va­rá has­ta des­cu­brir los hue­sos y se ex­hu­ma­rá. Tras una lim­pie­za de los res­tos óseos in si­tu, se tras­la­da­rán a Ma­drid, don­de se ha­rán los es­tu­dios antropológicos --que, en­tre otras co­sas, de­ter­mi­na­rán las

cau­sas de la muer­te-- y en pa­ra­le­lo se ana­li­za­rá el ADN de los fa­mi­lia­res pa­ra co­te­jar­lo con el de las víc­ti­mas. Se­gún ex­pli­ca Mez­qui­da, en ge­ne­ral «se con­si­guen bue­nos re­sul­ta­dos de hi­jos, nie­tos y so­bri­nos, por lo que se prio­ri­zan ca­sos en los que to­da­vía que­da­ban hi­jos vi­vos». Ter­mi­na­do el pro­ce­so, los res­tos se de­vol­ve­rían pa­ra que sus fa­mi­lia­res de­ci­dan dón­de en­te­rrar a sus an­te­pa­sa­dos. Mez­qui­da re­cal­có la im­por­tan­cia de su tra­ba­jo «pa­ra ce­rrar he­ri­das a unas fa­mi­lias que des­de ha­ce ochen­ta años vi­ven en un due­lo per­ma­nen­te». H

GA­BRIEL UTIEL

▶▶ El Grup per la Re­cer­ca de la Me­mò­ria His­tò­ri­ca cu­brió con imá­ge­nes y re­se­ñas de víc­ti­mas de la re­pre­sión par­te de la fo­sa co­mún, el día de Tots Sants.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.