“LA FUER­ZA DE UNA PIE­ZA RE­SI­DE EN LA VER­DAD DE LA IDEA QUE LA ORI­GI­NA”

ELLE Decoration (Spain) - - Elle Deco & Grohe -

N

i res­tas ni frac­cio­nes, es­te apar­ta­men­to pa­ri­sino es de su­ma sim­ple; dos go­tas de charm fran­cés más un su­til to­que de neo-mo­der­nis­mo ita­liano. El re­sul­ta­do: un ex­tra­or­di­na­rio es­pa­cio ba­ña­do por la luz de la ciu­dad del Lou­vre, Mont­mar­tre y el Mou­lin Rou­ge, una ciu­dad cu­ya historia, ar­te y es­ti­lo han lla­ma­do a la puer­ta de es­te ter­cer pi­so, y Mar­ta Sa­la, su dueña, no ha du­da­do en de­jar­los en­trar. No en­con­tra­rás a Co­co Cha­nel sen­ta­da en el so­fá Elisabeth del sa­lón y pue­de que tam­po­co crois­sants en la mesita Mat­hus, de bron­ce y már­mol, pe­ro si tras­pa­sas las puer­tas ori­gi­na­les de la es­tan­cia po­drás re­fle­jar­te en un es­pe­jo Re­noir y pi­sar una opu­len­ta al­fom­bra Lu­do­vi­co que des­can­sa sobre un sue­lo de ma­de­ra vin­ta­ge. Te re­ci­bi­rá Mar­ta Sa­la, una mu­jer ( y em­pre­sa­ria) ver­sa­da en di­se­ño y na­ci­da en Mi­lán, en un no­ble ni­do de ar­tis­tas, ar­qui­tec­tos y di­se­ña­do­res. Sobrina de Lui­gi Cac­cia Do­mi­ni­oni, es he­re­de­ra del le­ga­do fa­mi­liar y dueña de es­te apar­ta­men­to (y show­room) en el co­ra­zón de Saint- Ger­main-des-prés, una jo­ya que da­ta del si­glo XIX y man­tie­ne in­tac­to su in­he­ren­te “Je­ne­sais­quoi” fran­cés con el es­pí­ri­tu de con­ser­var ca­da im­per­fec­ción y hue­lla del pa­so del tiem­po. Mar­ta ha­bla de la crea­ción co­mo un jue­go que re­quie­re cons­tan­cia y, sobre to­do, mu­cho hu­mor: “Es ne­ce­sa­rio to­mar un en­fo­que iró­ni­co de un di­se­ño que se ha vuel­to pom­po­so y mo­ra­lis­ta. Uno pue­de cier­ta­men­te exa­ge­rar las di­men­sio­nes de un so­fá o com­bi­nar di­fe­ren­tes fun­cio­nes y ma­te­ria­les en una so­la pie­za”, y así lo ve­mos en su me­sa ( y tam­bién lám­pa­ra de no­che) Me­gan o en el vis­to­so si­llón La­vi­nia, ta­pi­za­do en una te­la co­lor ná­car de Pie­rre Frey Shang­hai. Ella, que bus­ca anu­lar las re­glas, lle­va la con­fu­sión de épo­cas, te­ji­dos y es­ti­los a un pra­do se­reno don­de con­vi­ven el mo­der­nis­mo ita­liano de su fir­ma, Mar­ta Sa­la Édi­tions, con la dis­tin­ción pa­ri­si­na más his­tó­ri­ca y tra­di­cio­nal. Bi­no­mios, pa­ra­le­lis­mos y has­ta pa­ra­do­jas, Mar­ta Sa­la apues­ta por los con­tra­rios (a lo Dr. Jekyll y Mr. Hy­de, Mr. Darcy y el Sr. Wick­ham o los shi­ni­ga­mi y la piedad), pa­ra en­ri­que­cer un lu­gar so­fis­ti­ca­do lleno de mez­clas se­duc­to­ras que, ade­más de pro­pio, es ajeno. Mar­ta, afa­ble y cau­ti­va­do­ra, da la bien­ve­ni­da a ami­gos y clien­tes por igual, sus edi­cio­nes ar­te­sa­na­les ma­dei­ni­taly son pre­sen­ta­das y dis­fru­ta­das jun­to a per­pe­tuas obras de ar­te, co­lo­ri­dos ma­ca­rons, una que otra de­li­ca­tes­sen de la Fro­ma­ge­rie de Ma­rie-an­ne Can­tin y, por su­pues­to, una co­pa de cham­pag­ne, pa­ra así dis­fru­tar de una ame­na ex­pe­rien­cia àla­fra­nçai­se.

La mí­ni­ma ex­pre­sión. Un ba­ño pe­que­ño y sin pom­po­si­da­des que re­cuer­da a ‘ 101 Dál­ma­tas’ por su fon­do blan­co y pe­que­ñas mo­tas de co­lor ne­gro que, aquí, po­de­mos ver en las su­ti­les bal­do­sas o la ilus­tra­ción que sos­tie­ne el es­pe­jo.

Co­lo­res vi­vos y su­ge­ren­tes en el dor­mi­to­rio. El biom­bo Jean Louis es de ter­cio­pe­lo y jun­to con la mesita de no­che -y a la vez lám­pa­raMe­gan, com­bi­nan con agu­de­za con el pe­que­ño si­llón Du­da, ta­pi­za­do con te­las de la co­lec­ción Shang­hai, de Pie­rre Frey.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.