“UNA CO­LEC­CIÓN DE MUE­BLES DE DI­SE­ÑO FUN­CIO­NA MUY BIEN EN UNA CA­SA DE AI­RE CLÁ­SI­CO”

ELLE Decoration (Spain) - - Elle Deco Siguesuestilo -

Los pro­pie­ta­rios res­tau­ra­ron ele­men­tos ori­gi­na­les de la cons­truc­ción del si­glo XIX, co­mo los sue­los y las mol­du­ras. En un rincón del sa­lón, ba­jo una lám­pa­ra di­se­ña­da por los ga­le­ris­tas, mesita in­gle­sa de ro­ble con ja­rro­nes de már­mol da­ne­ses. Ta­bu­re­te ac­tual con la­bios de For­na­set­ti edi­ta­do por el hi­jo del di­se­ña­dor.

En­tre una pa­re­ja de bu­ta­cas de Ej­vind Johans­son, me­sa de Al­bert Lars­son pa­ra Al­berts Ti­bro. De­trás, sobre apa­ra­dor de Tim Ba­tes pa­ra Pieff, ja­rrón de Eva Staehr y lám­pa­ra

sue­ca. A su la­do, mesita de Jor­gen Kast­holm y Pre­ben Fa­bri­cius, con lám­pa­ra de Ch­ris­tian Dell.

Los vi­si­tan­tes se ro­dean e in­ter­ac­cio­nan con las pie­zas. En la otra pá­gi­na, en el sa­lón, me­sa de cen­tro sue­ca al­fom­bra per­sa tra­ta­da quí­mi­ca­men­te y so­fá de Carl Malms­ten, con

>mol­du­ras y ven­ta­nas o la chi­me­nea de már­mol de Ca­rra­ra. Con es­te te­lón de fon­do, los ga­le­ris­tas po­nen en es­ce­na sus pro­pues­tas. “Uti­li­za­mos los vo­lú­me­nes, la luz y el am­bien­te de nues­tra ca­sa pa­ra en­se­ñar a nues­tros clien­tes las pie­zas. Les ayu­da­mos con nues­tra ex­pe­rien­cia y les mos­tra­mos, por ejem­plo, a qué al­tu­ra de­ben col­gar una lám­pa­ra sobre una me­sa de co­me­dor; có­mo mez­clar ico­nos del di­se­ño con pie­zas me­nos co­no­ci­das o qué ma­te­ria­les fun­cio­nan bien jun­tos”, afir­man. Aun­que a la ho­ra de se­lec­cio­nar los ejem­pla­res pa­ra su acer­vo, ase­gu­ran no ate­ner­se a un es­ti­lo o a ape­lli­dos, se per­ci­be su de­vo­ción por la ar­te­sa­nía tra­di­cio­nal, por las pie­zas de crea­do­res eu­ro­peos de me­dia­dos del XX, con es­pe­cial de­bi­li­dad por los nór­di­cos, y por ac­ce­so­rios y ar­te anó­ni­mos. “Co­lec­cio­na­mos ob­je­tos que nos gus­tan, que es­tén en óp­ti­mas con­di­cio­nes o que pue­dan res­tau­rar­se y cen­tra­mos nues­tra se­lec­ción en aque­llas pie­zas que con­tri­bu­yen a for­mar un to­do cohe­ren­te”. En es­te interior vi­ven, tra­ba­jan y ejer­cen de an­fi­trio­nes. “Uti­li­za­mos nues­tra ca­sa pa­ra con­ver­sar con aque­llos que com­par­ten con no­so­tros el amor por co­lec­cio­nar di­se­ño, ya sean de­co­ra­do­res, ar­qui­tec­tos o par­ti­cu­la­res”. En es­te pun­to de en­cuen­tro, la pa­re­ja con­ti­nua­rá de­mos­tran­do có­mo es po­si­ble en­con­trar el equi­li­brio en­tre la be­lle­za y la fun­cio­na­li­dad y trans­mi­tien­do su pa­sión a sus in­vi­ta­dos.

Sobre el apa­ra­dor, de Johan­nes An­der­sen pa­ra Hans Bech, bol de Poul Kjaer­holm; lám­pa­ra, de Jo Ham­mer­borg pa­ra Fob & Mo­rup; can­de­le­ros, de Pie­rre For­sell pa­ra Skul­tu­na, y lám­pa­ra, de Kai­ser Leuch­ten. En la pa­red, en­tre apli­ques de Carl Fa­ger­lund pa­ra Orre­fors, obras de Gary Shead.

En la otra pág., en­tre el co­me­dor - amue­bla­do con me­sa y si­llas de Ja­cob­sen que edi­ta Fritz Han­sen-, y la co­ci­na, el so­fá

de Carl Malms­ten, con el ta­bu­re­te mo­de­lo de Il­ma­ri Ta­pio­vaa­ra.

Kai­ser, vin­ta­ge;

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.