C

ELLE Decoration (Spain) - - Elledecooutdoor -

omo en un jue­go de opues­tos com­ple­men­ta­rios en es­te sin­gu­lar apar­ta­men­to pa­ri­sino del dis­tri­to XVII se dan ci­ta un al­ma an­ti­gua con un es­pí­ri­tu jo­ven, un en­vol­to­rio clá­si­co con un con­te­ni­do mo­derno, so­brios ma­te­ria­les no­bles con di­se­ños de for­mas ocu­rren­tes y di­ver­ti­das... Pie­zas de un puz­le que apa­ren­te­men­te re­sul­tan díf­ci­les de en­ca­jar pe­ro que se van aco­plan­do con maes­tría pa­ra lo­grar un to­do equi­li­bra­do, ar­mó­ni­co y de mar­ca­da per­so­na­li­dad. Los ar­tíf­ces de es­te de­li­ca­do pro­ce­so de en­sam­bla­je han si­do el in­terio­ris­ta Os­car Lu­cien, fun­da­dor y di­rec­tor ar­tís­ti­co de Mai­son Nu­me­ro 20, y la ar­qui­tec­ta e in­terio­ris­ta Ka­rim Ce­ba­llos, fun­da­do­ra y di­rec­to­ra de KJS. “Era ne­ce­sa­rio con­ser­var el al­ma de un apar­ta­men­to con ele­men­tos clá­si­cos co­mo las mol­du­ras apor­tan­do al mis­mo tiem­po un as­pec­to más ac­tual. Es­ta era la pri­me­ra com­ple­ji­dad del pro­yec­to pe­ro a la vez la que apor­ta­ría un re­sul­ta­do úni­co,” nos cuen­tan. “No­so­tros deseá­ba­mos di­se­ñar un apar­ta­men­to que in­te­gra­ra nues­tra épo­ca con­tem­po­rá­nea real­zan­do al mis­mo tiem­po las lí­neas de la ar­qui­tec­tu­ra hauss­ma­nia­na más re­pre­sen­ta­ti­vas del si­glo XIX con la vi­va­ci­dad y los co­lo­res del pop art de una ma­ne­ra ref­na­da y ecléc­ti­ca.” Cuan­do la vi­sión pre­via de ar­qui­tec­tos e in­terio­ris­tas se apro­xi­ma tan­to a las pe­ti­cio­nes del clien­te, el desen­la­ce es un ro­tun­do éxi­to. “El pro­pie­ta­rio de es­te apar­ta­men­to es un hom­bre de ne­go­cios do­ta­do de una fuer­te per­so­na­li­dad, que desea­ba tra­du­cir esa fuer­za a tra­vés de la va­lo­ri­za­ción de gran­des vo­lú­me­nes en los cua­les se mez­cla­ran ma­te­ria­les no­bles, cá­li­dos y fríos, for­mas cur­vas y sen­sua­les (mo­bi­lia­rio) y geo­mé­tri­cas es­tric­tas (mu­ros y sue­los). Es­tas aso­cia­cio­nes die­ron un re­sul­ta­do a su ima­gen: una gran po­ten­cia lle­na de su­ti­le­zas.”

Un vi­drio opa­co so­bre el ca­be­ce­ro se­pa­ra el dor­mi­to­rio y el cuar­to de ba­ño. A su al­re­de­dor, re­ves­ti­mien­to mu­ral rea­li­za­do en cue­ro y an­te por Prian­te. La me­si­lla en la­ca es de Me­ri­dia­ni, la bu­ta­ca de Ha­mil­ton Con­te, el ja­rrón de Oli­vier Gag­nè­re y los tex­ti­les de De­dar. En un rin­cón del dor­mi­to­rio, es­cri­to­rio a me­di­da en ma­de­ra de su­cu­pi­ra de Su­dá­fri­ca, a jue­go con el ar­ma­rio en la mis­ma ma­de­ra y cue­ro. La bu­ta­ca es el mo­de­lo Ély­sée de Ro­se­llo; la obra fo­to­grá­fi­ca es Miss­kim, de Eric Laf­for­gue (ga­le­ría La Hu­ne) y el ja­rrón es una pie­za de Oli­vier Gag­nè­re.

>“Ca­da clien­te tie­ne de­man­das es­pe­cíf­cas, sue­ños, de­seos…es­cu­char­lo es muy im­por­tan­te pa­ra po­der en­ten­der sus ne­ce­si­da­des y exi­gen­cias. La li­ber­tad y la con­fan­za que se ge­ne­ra en­tre las dos par­tes es la sim­bio­sis que nos per­mi­te crear con ar­mo­nía a su ima­gen y a la nues­tra. Es­cu­char pe­ro al mis­mo tiem­po atre­ver­se a ha­cer mez­clas y pro­po­si­cio­nes tan­to ines­pe­ra­das co­mo sor­pren­den­tes.” Y así, con es­tas cla­ves en la ca­be­za, es­te apar­ta­men­to de es­pa­cios abier­tos y luz na­tu­ral a rau­da­les se lle­nó de pie­zas icó­ni­cas co­mo la bu­ta­ca Up de Gae­tano Pes­ce, el so­fá Boa de los Cam­pa­na, las si­llas y me­sas Plat­ner, la bu­ta­ca Bird de Ber­toia... de ar­te di­ver­ti­do, co­mo el lien­zo de Ha­ring o el re­ves­ti­mien­to ins­pi­ra­do en Lich­tens­tein y de ma­te­ria­les no­bles co­mo el már­mol ro­jo, el cristal de Mu­rano, la ma­de­ra de su­cu­pi­ra o el cue­ro. Os­car y Ka­rim se mues­tran muy sa­tis­fe­chos con el re­sul­ta­do glo­bal de es­te pro­yec­to, pe­ro ¿se de­can­tan por al­gún rin­cón fa­vo­ri­to? “Es di­fí­cil de res­pon­der por­que ca­da am­bien­te fue di­se­ña­do de una ma­ne­ra úni­ca”, pun­tua­li­zan. Pe­ro fnal­men­te con­fe­san “nos en­can­ta par­ti­cu­lar­men­te la in­ter­ac­ción en­tre los dos sa­lo­nes, la en­tra­da y la co­ci­na que for­man un es­pa­cio de gran con­vi­ven­cia. Y tam­bién el dor­mi­to­rio prin­ci­pal por su la­do fe­me­nino y mas­cu­lino… Al fnal, ca­da es­pa­cio es di­fe­ren­te pe­ro son in­di­so­cia­bles.”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.