ATRA­PAR LA MA­GIA

SA­BI­NE MAR­CE­LIS Sus he­rra­mien­tas son la luz, el co­lor, el re­fle­jo y una osa­da ac­ti­tud a la ho­ra de mez­clar y tra­tar ma­te­ria­les. No hay lí­mi­tes en su bús­que­da de lo nue­vo y lo be­llo, y sus pie­zas de art-de­sign así lo de­mues­tran.

ELLE Decoration (Spain) - - Designer -

Cuan­do era una ni­ña, su pa­dre in­ge­nie­ro le ex­pli­ca­ba có­mo fun­cio­na­ban las co­sas, lo que des­per­tó en ella cu­rio­si­dad y ga­nas de ex­pe­ri­men­tar. Na­ció en Ho­lan­da y a los 10 años se mu­dó con su fa­mi­lia a Nue­va Ze­lan­da. En We­lling­ton ini­ció la ca­rre­ra de di­se­ño in­dus­trial, pe­ro re­gre­só a Ho­lan­da en 2008, don­de con­clu­yó su for­ma­ción en la Eind­ho­ven De­sign Aca­demy. Fun­dó su es­tu­dio en Ró­ter­dam, don­de crea ob­je­tos, lám­pa­ras y mue­bles que mez­clan ma­te­ria­les con sor­pren­den­tes efec­tos vi­sua­les. Su fas­ci­na­ción por la luz y la in­ter­ac­ción de és­ta con tex­tu­ras que la re­fle­jan o que per­mi­ten su pa­so, se plas­ma en pie­zas úni­cas o de edi­ción li­mi­ta­da. Ha he­cho ins­ta­la­cio­nes, in­te­rio­res y es­ce­no­gra­fías y co­la­bo­ra­do con el es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra OMA. Pre­pa­ra ex­po­si­cio­nes con Si­de Ga­llery en Bar­ce­lo­na y con Vic­tor Hunt, y más pla­nes. ¿Qué re­glas le gus­ta­ría rom­per? A me­nu­do co­la­bo­ro con ar­te­sa­nos o fá­bri­cas pa­ra con­se­guir un di­se­ño que ten­go en men­te. Hay dos ti­pos de per­so­nas: los dis­pues­tos a asu­mir re­tos y a em­pu­jar los lí­mi­tes de los ma­te­ria­les y de los pro­ce­sos de pro­duc­ción; y aque­llos que pien­san: “de­ma­sia­do di­fí­cil, no se pue­de ha­cer, ni ha­blar”... Lo que me gus­ta es pro­bar que es­tos úl­ti­mos se equi­vo­can. ¿Qué es lo que más le ins­pi­ra? Ro­dear­me de per­so­nas po­si­ti­vas y apa­sio­na­das. Mi equi­po, mis ami­gos, mi co­mu­ni­dad... Es to­do pa­ra mí.

En oca­sio­nes, encajo más en el pa­pel de un di­se­ña­dor; en otras, mi obra cae en la ca­te­go­ría del ar­te. Pa­ra mí no hay di­fe­ren­cia, yo só­lo dis­fru­to ex­plo­ran­do y crean­do”

>Un sue­ño que le gus­ta­ría ha­cer reali­dad Crear un gran obra si­te-spe­ci­fic de lan­dart, en la que mis ma­te­ria­les y mis di­se­ños pue­dan in­ter­ac­tuar con un pre­cio­so pai­sa­je y con la luz na­tu­ral. ¿Qué es lo que no ol­vi­da cuan­do ha­ce la ma­le­ta? Soy bas­tan­te bue­na en via­jar li­ge­ra de equi­pa­je y no ne­ce­si­to más que mi mó­vil y ro­pa. Via­jo mu­cho, así que mi ma­le­ta es­tá siem­pre lis­ta en ca­sa. ¿Cuál fue la úl­ti­ma com­pra que dis­fru­tó? Una obra de Koen Ta­se­laar. Fue un true­que. Me en­can­ta in­ter­cam­biar obras con otros di­se­ña­do­res, en lu­gar de que ha­ya di­ne­ro de por me­dio. Es­to da sig­ni­fi­ca­do a la pie­za que eli­ges o di­se­ñas pen­san­do en una per­so­na. ¿Cuál es el ma­yor pla­cer pa­ra us­ted? Es­tar en el agua, dar­me un ba­ño. Es uno de los po­cos mo­men­tos en los que pue­do re­la­jar­me y pen­sar. ¡So­lu­ciono pro­ble­mas de di­se­ño ba­jo la du­cha! En Nue­va Ze­lan­da cre­cí jun­to al océano y te­nía una pis­ci­na y un Ja­cuz­zi, pe­ro aquí, en Ho­lan­da, no lo he te­ni­do. Es­ta­mos ha­cien­do un ba­ño de ex­te­rior en mi te­rra­za. ¡Y sien­to que es­to va a cam­biar mi vi­da! ¿Qué ar­tis­tas le han ins­pi­ra­do? Los del mo­vi­mien­to Light and Spa­ce de los 60’ y 70’. Ar­qui­tec­tos y di­se­ña­do­res mul­ti­dis­ci­pli­na­res, co­mo Hans Ho­llein; im­pre­sio­nan­tes e in­fra­va­lo­ra­das ar­tis

Jans­sens...• tas, co­mo He­len Pash­gian, Ann Ve­ro­ni­ca

Lo es­té­ti­co es en sí una fun­ción. La de mi lám­pa­ra Dawn es crear un mo­men­to de ma­ra­vi­lla, me­jo­rar la ex­pe­rien­cia de es­tar en un es­pa­cio”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.