El (MÁS) BONITO DEL NOR­TE

Gaz­te­lur se­du­ce a co­lec­cio­nis­tas de ar­te y an­ti­güe­da­des, adic­tos al buen gus­to y aman­tes del me­jor co­mer. El edén se en­cuen­tra a ape­nas cin­co mi­nu­tos de Bia­rritz.

ELLE Gourmet - - Sumario - POR AMELIA LARRAÑAGA. FOTOS: PA­BLO SA­RA­BIA

Gaz­te­lur: ar­te, co­lec­cio­nis­mo y sa­bor en un rin­cón del País Vas­co fran­cés.

En eus­ke­ra gaz­te­lur sig­ni­fi­ca cas­ti­llo, man­sión, ca­sa del agua. La pa­la­bra le va co­mo ani­llo al de­do a es­ta ma­ra­vi­llo­sa mai­son de maî­tre de 1401, con­ver­ti­da en res­tau­ran­te, ga­le­ría, tien­da de­co y flo­ris­te­ría, ro­dea­da de ve­ge­ta­ción y ubi­ca­da jun­to al pue­blo de Ar­can­gues, en pleno co­ra­zón del País Vas­co fran­cés, con el pi­co La­rrún al fon­do, de fiel tes­ti­go. Un lu­gar en el que to­do es po­si­ble. Por­que la at­mós­fe­ra que re­crea es mu­cho más que una es­té­ti­ca acer­ta­da: Gaz­te­lur in­vi­ta a la en­so­ña­ción y a la li­te­ra­li­dad del ar­te de vi­vir y com­par­tir. El di­se­ño del con­cep­to, res­pon­sa­bi­li­dad de Ja­vier de La Ri­ca –fi­nan­cie­ro de pro­fe­sión, pe­ro apa­sio­na­do co­lec­cio­nis­ta de an­ti­güe­da­des–, ha si­do ma­te­ria­li­za­do por su hi­ja, Mar­ta, ar­qui­tec­to de interiores. Des­ta­can obras de ar­tis­tas co­mo Ca­no­gar, Rue­da, Fa­rre­ras y Gui­no­vart, va­ji­llas de Li­mo­ges o Mil­ton, cris­ta­le­rías de Mu­rano o Bac­ca­rat, tex­ti­les de Ge­ne­viè­ve Levy y has­ta una te­la en­mar­ca­da de For­tuny. En­tre am­bos han idea­do una suer­te de mez­cla en­tre lo ba­rro­co, lo vin­ta­ge, lo atem­po­ral y lo in­for­mal. Uno de esos mé­lan­ges que re­quie­ren un ta­len­to ex­cep­cio­nal pa­ra fun­cio­nar. Y en es­te es­pa­cio la ma­gia se ha he­cho tan­gi­ble por­que, ade­más, to­das las pie­zas que tan­to Ja­vier co­mo Mar­ta han re­co­pi­la­do en los úl­ti­mos 10 años, fru­to de sus via­jes por los lu­ga­res mas re­cón­di­tos del pla­ne­ta, pue­den ad­qui­rir­se in situ (hay dis­po­ni­bles más de 2000 crea­cio­nes).

TE­RRI­TO­RIO VAS­CO FRAN­CÉS... Y ORIEN­TAL

Al man­do de los fo­go­nes del res­tau­ran­te, lla­ma­do L’atelier de Gaz­te­lur (cuenta con una es­tre­lla Michelin), la pa­re­ja for­ma­da por Isa­be­lle Cau­lier y Ale­xan­dre Bous­quet (ella, es­pe­cia­lis­ta en la car­ta de vi­nos; él, chef; am­bos, an­ti­guos pro­pie­ta­rios de L’atelier de Bia­rritz) plan­tea una co­ci­na neo­clá­si­ca y ex­qui­si­ta que se dis­fru­ta en un con­tex­to sem­bra­do de de­ta­lles que con­quis­tan, co­mo las pa­re­des re­ves­ti­das con un mon­ta­je de es­pe­jos y pa­pe­les an­ti­guos y unas lám­pa­ras plus­cuam­per­fec­tas con for­ma de es­fe­ras de vi­drio. Los gran­des ven­ta­na­les per­mi­ten ad­mi­rar el jar­dín ex­te­rior mien­tras se dis­fru­ta de una gas­tro­no­mía a ba­se de pro­duc­tos fres­cos de la tie­rra con un twist y que le de­di­ca un gui­ño a la tra­di­ción de los re­ce­ta­rios asiá­ti­cos.

Por su­pues­to, no to­do que­da den­tro del co­me­dor. En Gaz­te­lur exis­te un área re­ser­va­da inevi­ta­ble­men­te a las flo­res. La ar­te­sa­na Mar Ló­pez y el director ar­tís­ti­co Oli­vier Gra­net se en­car­gan de cam­biar el mon­ta­je de­co­ra­ti­vo que pre­si­de la en­tra­da a la mai­son de acuer­do con la tem­po­ra­da. Tam­bién renuevan a dia­rio las pro­pues­tas de la flo­ris­te­ría. Al igual que el res­to del edi­fi­cio, el enor­me in­ver­na­de­ro, que aco­ge even­tos es­pe­cia­les (de bo­das a reunio­nes fa­mi­lia­res) y don­de la ve­ge­ta­ción po­see un sin­gu­lar protagonismo, es­tá salpicado de mue­bles y ob­je­tos pro­ce­den­tes de an­ti­cua­rios de dis­tin­tos rin­co­nes del mun­do. Gaz­te­lur es, en de­fi­ni­ti­va, un uni­ver­so en el que re­crear­se.

EL ES­PA­CIO ‘GAS­TRO’ L’ATELIER ES­TÁ SALPICADO DE AN­TI­GÜE­DA­DES Y MUE­BLES DE CO­LEC­CIO­NIS­TA

Gaz­te­lur ocu­pa una ca­sa so­la­rie­ga del si­glo XV.

Un ban­co sue­co con co­ji­nes de Ge­ne­viè­ve Levy, en la en­tra­da del es­pa­cio.

Un rin­cón de­co­ra­do con flo­res de Mar Ló­pez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.