ESEN­CIA CON HIS­TO­RIA

Vi­ñe­dos ita­lia­nos y aro­mas de to­do el mun­do: los va­lles del Pia­mon­te, don­de na­ció el ver­mut ha­ce cien­tos de años, es­con­den un mis­te­rio de ex­ci­tan­tes olo­res.

ELLE Gourmet - - Sumario - POR LO­RE­TO BLAN­CO

Vi­si­ta­mos los va­lles del Pia­mon­te, cu­na del me­jor ver­mut... y de Mar­ti­ni.

Ya en la épo­ca de los an­ti­guos ro­ma­nos la re­gión del Pia­mon­te, en el no­roes­te de Ita­lia, era co­no­ci­da por su ex­ce­len­te ta­len­to pa­ra ela­bo­rar vi­nos aro­ma­ti­za­dos. En­ton­ces los mez­cla­ban con to­mi­llo, hier­ba don­ce­lla y ro­me­ro: ob­te­nían pro­pues­tas muy sa­bro­sas que, ade­más, eran apre­cia­das por sus pro­pie­da­des cu­ra­ti­vas. Hoy la zo­na, que le de­be el nom­bre a su ubi­ca­ción geo­gráf­ca (al pie de las mon­ta­ñas, con­cre­ta­men­te, de las de los Alpes y los Ape­ni­nos), es pro­duc­to­ra de bo­te­llas de fa­ma mun­dial y el epi­cen­tro del uni­ver­so ver­mut, pues es el ho­gar de Mar­ti­ni. La icó­ni­ca mar­ca na­ció en 1863 de la mano de Ales­san­dro Mar­ti­ni y Lui­gi Ros­si, que so­ña­ban con crear, a par­tir de cal­dos lo­ca­les y bo­tá­ni­cos, una be­bi­da úni­ca, de una ca­li­dad in­com­pa­ra­ble y que re­pre­sen­ta­ra el es­ti­lo de vi­da de su país. Más de 150 años des­pués se­gui­mos reunién­do­nos ca­da domingo pa­ra dis­fru­tar de un ape­ri­ti­vo ba­ña­do por Mar­ti­ni.

CUL­TU­RA DEL VINO

Si quie­res des­cu­brir los se­cre­tos del ver­mut, el pue­blo de Pes­sio­ne (mu­ni­ci­pa­li­dad de Chie­ri) es el lu­gar ideal, pues allí se en­cuen­tra Ca­sa Mar­ti­ni, se­de his­tó­ri­ca de la frma. En ella per­du­ran los va­lo­res que ins­pi­ra­ron a sus fun­da­do­res y se con­cen­tran de­ce­nas de es­pa­cios pa­ra enamorarse más de es­te eli­xir, des­de el Mu­seo de la His­to­ria del Vino has­ta la Aca­de­mia del Bar y la Sa­la de Bo­tá­ni­cos. El úni­co mis­te­rio que no te re­ve­la­rán es la fór­mu­la exac­ta del Mar­ti­ni, su bien más

pre­cia­do. Fue en 1871 cuan­do la em­ble­má­ti­ca ca­sa ita­lia­na co­men­zó a co­mer­cia­li­zar­se en Es­pa­ña. Y, tres dé­ca­das más tar­de, gra­cias a Fla­mi­nio Mez­za­la­ma, ge­ren­te de Mar­ti­ni & Ros­si, se es­ta­ble­ció el que aca­ba­ría sien­do un fuer­te víncu­lo con Barcelona.

BARCELONA: FIE­BRE MAR­TI­NI

Mez­za­la­ma de­ci­dió abrir dos ba­res en la Ciu­dad Con­dal. El pri­me­ro, inau­gu­ra­do en 1900 en Es­cu­de­llers, se lla­mó El Pe­tit To­rino; el se­gun­do, en mar­cha po­co des­pués en la pla­za de Cataluña, Caf­fe To­rino. Es­te local re­vo­lu­cio­na­rio, co­no­ci­do co­mo el Pa­la­cio del Ver­mouth, es una obra maes­tra del mo­der­nis­mo bar­ce­lo­nés y en la épo­ca lo vi­si­ta­ba la for y na­ta de la so­cie­dad.

En la ac­tua­li­dad, los fa­ná­ti­cos del ver­mut en Barcelona han en­con­tra­do un nue­vo cen­tro de re­fe­ren­cia pa­ra dar­se un ca­pri­cho a la ho­ra del ape­ri­ti­vo. En Bo­de­ga 1900, ca­pi­ta­nea­do por Al­bert Adrià, sir­ven to­das las va­rie­da­des de la mar­ca ita­lia­na. Dis­fru­tar de un cóc­tel de Mar­ti­ni acom­pa­ña­do de la gam­ba pan­chu­da her­vi­da del chef es un pla­cer que qui­ta el sen­ti­do.

Es­ta sec­ción del Mu­seo del Vino al­ber­ga la co­lec­ción de to­das las edi­cio­nes de Mar­ti­ni.

La zo­na in­te­rior de la Te­rraz­za Mar­ti­ni es per­fec­ta pa­ra un re­la­jan­te pi­co­teo.

Ubi­ca­da en Pes­sio­ne di Chie­ri, Ca­sa Mar­ti­ni es uno de los des­ti­nos pre­fe­ri­dos por los aman­tes del vino y un lu­gar de pe­re­gri­na­ción pa­ra los de­vo­tos del ver­mut. Es­tá di­vi­di­da en ocho áreas: en to­das se res­pi­ra la esen­cia de la mar­ca que crea­ron Mar­ti­ni & Ros­si.

La Ca­sa Mar­ti­ni com­bi­na tra­di­ción e ins­ta­la­cio­nes de vanguardia.

Bo­de­ga 1900 es el local más ca­na­lla de Al­bert Adrià, aun­que ca­da rincón res­pi­ra tra­di­ción. Na­ció con el fir­me pro­pó­si­to de re­cor­dar la cul­tu­ra de ba­rrio y vol­ver a la cos­tum­bre del ver­mut des­de una pers­pec­ti­va más ac­tual. Por eso en su ba­rra nun­ca fal­tan to­das las pro­pues­tas de la mar­ca, des­de el clá­si­co Mar­ti­ni Ros­so has­ta el nue­vo Mar­ti­ni Ri­ser­va Spe­cia­le Bit­ter. El Ca­fé To­rino,inau. gd uo rr ad dr od en Barcelona en 1902.

La en­tra­da de Bo­de­ga 1900 tie­ne el en­can­to de un an­ti­guo col­ma­do.

Al­bert Adrià, a pun­to de em­pe­zar el ape­ri­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.