BA­RRIOS FOO­DIE-FRIENDLY

En sus ca­lles la vi­da trans­cu­rre a mu­chas más re­vo­lu­cio­nes que en el res­to de la ciu­dad. Ex­plo­ra­mos cin­co dis­tri­tos eu­ro­peos ‘trendy’ pa­ra to­mar el pul­so a su co­ra­zón gour­met.

ELLE Gourmet - - Sumario - POR PA­CHO G. CAS­TI­LLA FO­TOS: RE­ME­DIOS VALLS

Áms­ter­dam, Se­vi­lla, Bil­bao, Ren­nes y Tu­rín: bu­cea­mos por sus ca­lles en bus­ca de sus hots­pots pa­ra glo­to­nes.

San Sal­va­rio TU­RÍN

Ma­ra dei Bos­chi Con vo­ca­ción de la­bo­ra­to­rio, es­ta he­la­de­ría evi­den­cia los sa­bo­res de siem­pre sin en­mas­ca­rar­los. Su es­pe­cia­li­dad: Ma­rot­to, la in­ter­pre­ta­ción del po­pu­lar bom­bón gian­duiot­to (Via Bert­ho­llet, 30. Pre­cio me­dio: 4 €).

La­ni­fi­cio San Sal­va­to­re Es­ta an­ti­gua tien­da de la­na re­sul­ta ideal pa­ra to­mar el ape­ri­ti­vo al son de su mú­si­ca en vi­vo, aun­que lo más so­li­ci­ta­do es el brunch de los do­min­gos (Via Sant’an­sel­mo, 30. Pre­cio del brunch com­ple­to: 17 €).

Scan­na­bue Fue­ron los pri­me­ros en lle­gar, ha­ce exac­ta­men­te diez años, a es­te ba­rrio, y aho­ra son los más so­li­ci­ta­dos por los ve­ci­nos y los tu­ris­tas. La cul­pa la tie­ne su ta­ja­rin, una pas­ta pia­mon­te­sa muy po­pu­lar que pre­sen­tan con sal­chi­cha y pue­rro de Cer­ve­re (Lar­go Sa­luz­zo, 25. Me­nú: 32,5 €).

Cam­ping Bar Con una ca­ra­va­na que ha­ce las ve­ces de mos­tra­dor y un es­té­ti­ca que pa­re­ce traí­da del co­ra­zón de Ber­lín, aquí se im­po­nen el ten­tem­pié rá­pi­do, un cóc­tel de pri­me­ra y una se­sión de DJ... mien­tras echas una par­ti­da de fut­bo­lín (Via Sant’an­sel­mo, 34. Pre­cio me­dio: 15 €).

Bo­ja Fauss Una at­mós­fe­ra aco­ge­do­ra re­ci­be a es­tos ex­per­tos en car­ne de fas­so­ne, una ra­za bo­vi­na au­tóc­to­na que pre­pa­ran a mo­do de tar­tar –bat­tu­to al col­te­llo– (Via Sa­luz­zo, 48. Pre­cio me­dio: 35 €).

Lo Spac­cio Ali­men­ta­re Se ins­pi­ra en los bis­trots pa­ri­si­nos, pe­ro con un pun­to po­ve­ro, muy tu­ri­nés. Bor­dan el vi­te­llo ton­na­to (car­ne de ter­ne­ra con sal­sa de atún) y acier­tan de pleno con su elec­ción de que­sos y sa­lu­mi –es de­cir, em­bu­ti­dos– (Via Bel­fio­re, 24. Pre­cio me­dio: 35 €).

Con­si­de­ra­do has­ta ha­ce no mu­cho tiem­po una zo­na de al­to ries­go, ha re­es­cri­to su ADN. ¡Y de qué ma­ne­ra!

De Pijp ÁMS­TER­DAM

Hearth En es­te crea­ti­vo con­cept ca­fe la co­ci­na ve­ge­ta­ria­na com­par­te pro­ta­go­nis­mo con la mú­si­ca, el ar­te, la de­co­ra­ción y la mo­da. Sus chefs son ita­lia­nos, así que no te va­yas sin pro­bar al­guno de sus seis ti­ra­mi­sús –uno ve­gano, cla­ro– (Al­bert Cuy­ps­traat 208. Pre­cio me­dio: 25 €).

Sla Se­gu­ro que te gus­ta­ría te­ner un Sla de­ba­jo de tu ca­sa. Es­te or­ga­nic sa­lad bar es la op­ción healthy por ex­ce­len­cia: pro­duc­to or­gá­ni­co que cam­bia ca­da tres me­ses, op­cio­nes ve­ga­nas y glu­ten free... y to­dos los in­gre­dien­tes a la vis­ta pa­ra que pue­das mon­tar tu pro­pia en­sa­la­da (Cein­tuur­baan 149. Pre­cio me­dio: 20 €).

Iza­ka­ya No es un ja­po al uso. Se tra­ta, en reali­dad, de un hots­pot con un di­se­ño en­vi­da­ble, re­co­no­ci­do mun­dial­men­te, y por el que han pa­sa­do Rihan­na y Dout­zen Kroes, en­tre otras ce­lebs. To­da una ins­ti­tu­ción en cuan­to a co­ci­na tra­di­cio­nal ni­po­na se re­fie­re, ya que ex­plo­ra sa­bo­res has­ta aho­ra iné­di­tos por es­tos la­res (Al­bert Cuy­ps­traat 2-6. Pre­cio me­dio: 40 €).

Ciel Bleu En la mis­mí­si­ma azo­tea del Ho­tel Oku­ra y con unas vis­tas sim­ple­men­te fas­ci­nan­tes. Un via­je gas­tro­nó­mi­co al­re­de­dor del mun­do que cuen­ta con dos es­tre­llas y que se ges­ta a cua­tro ma­nos, las que su­man Onno Kok­mei­jer y Ar­jan Speel­man (Fer­di­nand Bols­traat 333. Ciel Bleu Ex­pe­rien­ce: 195 €).

The But­cher Hau­te fast food (es de­cir, una ham­bur­gue­se­ría de al­tos vue­los) don­de cui­dan la car­ne (de an­gus), las ver­du­ras (fres­cas) y el pan de brio­che (ca­se­ro, por su­pues­to). Aquí arran­có lo que hoy ya es fran­qui­cia, que cuen­ta tam­bién –no hay que te­mer– con op­ción ve­ga­na (Al­bert Cuy­ps­traat 129. Pre­cio me­dio: 20 €).

The Avo­ca­do Show El pri­mer res­tau­ran­te del mun­do con el agua­ca­te co­mo pro­ta­go­nis­ta... y a to­das ho­ras: des­de el desa­yuno has­ta la ce­na. En­con­tra­rás co­la a la en­tra­da, pe­ro ten pa­cien­cia: dan tan­ta im­por­tan­cia a un ser­vi­cio ágil co­mo a su cuen­ta de Ins­ta­gram (Da­niël Stal­per­ts­traat 61. Pre­cio me­dio: 25 €).

Por el día se rin­de a uno de los mer­ca­dos eu­ro­peos más bu­lli­cio­sos. De no­che la ofer­ta ‘gas­tro’ no tie­ne lí­mi­te.

Tria­na SE­VI­LLA

Mer­ca­do de Tria­na Es la puer­ta de en­tra­da al ba­rrio, don­de los pues­tos de siem­pre se mez­clan con otros más ac­tua­les, co­mo Bo­ca­sú, la irre­sis­ti­ble dul­ce­ría de Ma­nu Jara, fran­cés afin­ca­do en la ciu­dad (San Jor­ge, 6).

Tria­na Hou­se Es­ta tran­qui­la y ado­ra­ble ca­sa bou­ti­que sir­ve en la ha­bi­ta­ción un desa­yuno más que cui­da­do (no só­lo por el pro­duc­to). Tam­bién lo pre­pa­ran en su pa­tio, del que te enamo­ra­rás se­gu­ro (Ro­dri­go de Tria­na, 98).

Tí­pi­co Al­bón­di­gas de cho­co, pa­pas ali­ñás, pa­vías de ba­ca­lao... Igual que en los ba­res del ba­rrio, la ba­rra aquí es el lu­gar de cul­to, aun­que su co­ci­na non stop cap­ta tan­to a los no­va­tos co­mo a los de to­da la vi­da (Pa­gés del Co­rro, 86. Pre­cio me­dio: 6 €).

Ma­ria­tri­ful­ca En es­te edi­fi­cio de cin­co plan­tas, con vis­tas a to­da la ciu­dad y que to­ma el nom­bre de la pla­ya de Se­vi­lla, rin­den cul­to a la co­ci­na me­di­te­rrá­nea, con los pes­ca­dos co­mo se­ña de iden­ti­dad (puen­te de Tria­na. Pre­cio me­dio: 35 €).

De la O Fren­te al Gua­dal­qui­vir y en­vuel­to por un con­tex­to mi­ni­mal, Ma­nuel Lle­re­na pre­sen­ta una co­ci­na re­la­ja­da que rin­de ho­me­na­je al pro­duc­to an­da­luz. Sus cro­que­tas de lan­gos­ti­nos y su ajo­blan­co nun­ca de­frau­dan (pa­seo Nues­tra Se­ño­ra de la O, 29. Pre­cio me­dio: 30 €).

Có­me­te el Mar Es­ta tien­da de­li sur­ca to­dos los ma­res pa­ra acer­car­te las me­jo­res con­ser­vas del país. Ade­más, or­ga­ni­zan ta­lle­res y de­gus­ta­cio­nes y ven­den online (Pa­gés del Co­rro, 4, co­me­teel­mar.com).

De per­so­na­li­dad arro­lla­do­ra, el ba­rrio man­tie­ne con mi­mo sus tradiciones y pre­su­me de su co­ci­na in­con­fun­di­ble.

Vieux Ren­nes REN­NES

L’ate­lier des Gour­mets Ba­jo una ele­gan­te pro­pues­ta de­co, aquí las co­sas se pien­san y se ela­bo­ran con tiem­po, de acuer­do con las nor­mas de la co­ci­na de mer­ca­do y cui­dan­do los in­gre­dien­tes, pro­por­cio­na­dos por pro­duc­to­res lo­ca­les. Ojo a su car­ta de vi­nos eco­ló­gi­cos (12 Rue Nan­tai­se. Me­nú: 31 €).

Le Ca­fé Bre­ton Di­cen que su co­ci­na de­pen­de del hu­mor del chef, Ma­xi­me Juet­te, y de­be de ser muy es­ta­ble, por­que siem­pre es de­li­cio­sa. Una pro­pues­ta que rin­de cul­to a la tra­di­ción fran­ce­sa y se dis­fru­ta en gru­po (14 Rue Nan­tai­se. Pre­cio me­dio: 30 €).

L’en­chan­té Tés bio­ló­gi­cos y una so­ber­bia pas­te­le­ría. Pe­ro hay más: cuen­ta con una car­ta con tar­ti­nes, so­pas, en­sa­la­das... y un brunch im­pres­cin­di­ble los sá­ba­dos (2 Rue Saint-me­lai­ne. Pre­cio del brunch: 17,50 €).

Le Bis­trot des Rem­parts Con una de­co­ra­ción sen­ci­lla y efi­caz, su car­ta va­ría ca­da ma­ña­na, aun­que nun­ca fal­ta al­gún pes­ca­do, cu­yo pun­to con­tro­lan a la per­fec­ción. ¡Rín­de­te a su Foie Gras Mai­son! (16 Rue Nan­tai­se. Pre­cio me­dio: 28 €).

Le Glo­be Si ha­bla­mos de me­nu mi­di (me­nú del día), es­te local ocu­pa un hue­co de ho­nor. Aquí se apli­ca una muy bue­na cos­tum­bre: no ol­vi­dar­se del pos­tre. Des­de lue­go, yo que tú no me la sal­ta­ría (32 Bou­le­vard de la Li­ber­té. Me­nú: 16,5 €).

La Saint-geor­ges Re­cuer­da a las ca­sas con en­tra­ma­do de ma­de­ra de la ciu­dad, con un to­que de vanguardia. Es im­per­do­na­ble ir a Bre­ta­ña y no pro­bar sus de­li­cio­sas ga­let­tes, ela­bo­ra­das con tri­go sa­rra­ceno (11 Rue du Cha­pi­tre. Pre­cio me­dio: 25 €).

En la tran­qui­la ca­pi­tal bre­to­na la vi­da se agi­ta al en­trar en los ‘bis­trots’, sem­bra­dos de gen­te jo­ven.

Mar­tza­na BIL­BAO

Happy Ri­ver Es­ta an­ti­gua fá­bri­ca de ha­ri­nas tie­ne tres ex­cu­sas –en for­ma de cartas: ta­pas, ja­po y cóc­te­les– pa­ra en­trar y mil rin­co­nes que atra­pan. ¿Un plus? Su te­rra­za, cli­ma­ti­za­da, con ha­ma­cas y vis­tas de la ría, pen­sa­da pa­ra no le­van­tar­se nun­ca (mue­lle de la Mer­ced, 4. Pre­cio me­dio: 25 €).

Bihotz Ca­fé Una ne­ve­ra ama­ri­lla, un so­fá re­ci­cla­do don­de re­la­jar­se, una bi­ci­cle­ta col­ga­da –li­te­ral­men­te– de la pa­red... y, eso sí, muy bue­nas cervezas artesanales. Así es el bar más hips­ter del ba­rrio, don­de, ade­más, po­drás pe­dir al­gún sánd­wich o unos na­chos pa­ra pi­car (Are­cha­ga, 6. Pre­cio me­dio: 15 €).

El Pe­rro Chi­co Aquí vi­ven en­tre los dos már­ge­nes de la ría, con la men­te en el Mer­ca­do de la Ri­be­ra –lo tie­nen jus­to en­fren­te– y con la ca­be­za pues­ta en los fo­go­nes, de don­de sa­le un pro­pues­ta que par­te del pro­duc­to local, sí, pe­ro al que obli­gan a via­jar al­go más le­jos (Are­cha­ga, 2. Me­nú Añil: 28 €).

Dan­do la Brasa La co­ci­na nikkei es el pun­to de par­ti­da, pe­ro, pa­ra dis­fru­tar­la, hay que te­ner, co­mo sus due­ños, cier­to pun­to in­quie­to. Y es que en es­te ecléc­ti­co es­pa­cio con­flu­yen ex­po­si­cio­nes, con­cier­tos y lo que ha­ga fal­ta. ¡Ojo a su ta­ta­ki de pa­to! (Aret­xa­ga, 7. Me­nú en cin­co pa­sos: 35 €).

Mi­na Sí, pue­de que es­té un tan­to es­con­di­do (se en­cuen­tra en un vie­jo ya­ci­mien­to), pe­ro, en cuan­to lle­gas, to­do es luz (y no só­lo de­bi­do a su es­tre­lla Mi­che­lin). Ál­va­ro Ga­rri­do con­si­gue vi­si­bi­li­zar el pro­duc­to de cer­ca­nía en una pro­pues­ta que, en cues­tión de sa­bor, no co­no­ce lí­mi­tes (mue­lle Mar­za­na s/n. Me­nú de­gus­ta­ción li­ge­ro: 74 €).

El La­te­río Un rincón con al­ma por­tu­gue­sa. Es­ta an­ti­gua cha­ta­rre­ría re­crea, gra­cias al es­tu­dio La­ve­la, el am­bien­te de una tas­ca de pes­ca­do­res. Aquí las (bue­nas) con­ser­vas se com­par­ten con un vin­ho ver­de o el obli­ga­do opor­to (Are­cha­ga, 3. Pre­cio me­dio: 10 €) ❧

La fie­bre gour­met y crea­ti­va ha pues­to pa­tas arri­ba Bil­bao La Vie­ja, que re­nace co­mo te­rri­to­rio ‘hips­ter’ y pa­raí­so glo­tón.

Ma­ra dei Bos­chi

La­ni­fi­cio San Sal­va­to­re

Cam­ping Bar

Scan­na­bue

Lo Spac­cio Ali­men­ta­re

Bo­ja Fauss

Sla

The Avo­ca­do Show

Hearth

Iza­ka­ya

The But­cher

Ciel Bleu

Tria­na Hou­se

Ma­ria­tri­ful­ca

Có­me­te el Mar

De La O

Tí­pi­co

Mer­ca­do de Tria­na

La Saint-geor­ges

Le Glo­be

Le Ca­fé Bre­ton

Dan­do la Brasa El Pe­rro Chi­co

Happy Ri­ver (Bil­bao)

Bihotz Ca­fé

El La­te­río

Mi­na

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.