CI­TA EN EL MU­SEO

La di­rec­to­ra crea­ti­va de Dior, Ma­ria Gra­zia Chiu­ri, nos guía por la ‘ex­po’ que re­co­rre los 70 años de la ‘mai­son’. His­to­ria, Al­ta Cos­tu­ra y pa­sión por la MU­JER.

ELLE (Spain) - - SUMARIO - POR LAURA SOMOZA

Un re­co­rri­do por la mues­tra de Dior: 70 años de Al­ta Cos­tu­ra.

En es­te es­pa­cio, las pie­zas con­ce­bi­das por el fun­da­dor se mez­clan en to­tal li­ber­tad con las de los diseñadores que le han sucedido a la ca­be­za de la mai­son». Así pre­sen­ta Ma­ria Gra­zia Chiu­ri, ac­tual di­rec­to­ra crea­ti­va de Dior, el con­te­ni­do de la ma­ra­vi­llo­sa ex­po­si­ción Ch­ris­tian Dior, De­sig­ner of Dreams, que aco­ge el Mu­seo de las Ar­tes De­co­ra­ti­vas, en Pa­rís, con mo­ti­vo del 70º cum­plea­ños de la fir­ma (es­ta­rá en mar­cha has­ta el 7 de enero de 2018). Se tra­ta de un pa­seo inigua­la­ble por la his­to­ria de la ca­sa, un re­co­rri­do que per­mi­te dis­fru­tar de imá­ge­nes ca­pa­ces de trans­por­tar­nos a la in­fan­cia de mon­sieur Dior en la vi­lla de Gran­vi­lle, a su etapa co­mo ilus­tra­dor de mo­da o a los tiem­pos en los que ejer­ció de ga­le­ris­ta –de 1928 a 1934, jun­to a sus ami­gos Jac­ques Bon­jean y Pie­rre Co­lle–, an­tes de aden­trar­se de lleno en el uni­ver­so fas­hion. Su pa­sión por el mo­der­nis­mo, la jar­di­ne­ría, la cul­tu­ra de Orien­te y el ar­te de vi­vir tam­bién que­dan pa­ten­tes en la que ya fi­gu­ra co­mo la ex­po más gran­de or­ga­ni­za­da has­ta la fe­cha por la fir­ma. Bo­ce­tos, es­cul­tu­ras, car­tas iné­di­tas, pin­tu­ras, ilus­tra­cio­nes, pie­zas de co­lec­cio­nis­ta, no­tas ori­gi­na­les y un sin­fín de ac­ce­so­rios se dis­tri­bu­yen en una su­per­fi­cie de 3.000 me­tros cua­dra­dos de pu­ra ins­pi­ra­ción, un área que trans­mi­te al mi­lí­me­tro el ex­qui­si­to es­pí­ri­tu que ha ca­rac­te­ri­za­do a la mai­son du­ran­te es­tas sie­te dé­ca­das.

«La im­por­tan­te tra­di­ción his­tó­ri­ca de la en­se­ña no pue­de ser inalterable, por­que el hé­ri­ta­ge ha evo­lu­cio­na­do gra­cias a la ima­gi­na­ción de to­dos aque­llos que han es­ta­do en con­tac­to con la ca­sa. Los ar­chi­vos tie­nen vi­da, cam­bian en fun­ción de la per­so­na que los ob­ser­va. La ri­que­za de Dior re­si­de en que su me­mo­ria se apo­ya en las di­fe­ren­tes eta­pas de quie­nes han pa­sa­do por su di­rec­ción crea­ti­va», ex­pli­ca Ma­ria Gra­zia Chiu­ri al re­fe­rir­se a uno de los mi­cro­cos­mos más apa­sio­nan­tes de la mues­tra: un via­je des­lum­bran­te en ma­te­ria de di­se­ño por el tra­ba­jo del maes­tro fran­cés y sus su­ce­so­res has­ta hoy, a tra­vés de un

«NUES­TRO AR­CHI­VO TIE­NE VI­DA. POR ESO, CAM­BIA SE­GÚN QUIEN LO OB­SER­VA»

im­pre­sio­nan­te des­plie­gue de al­re­de­dor de 300 ves­ti­dos de Al­ta Cos­tu­ra crea­dos a par­tir de 1947 por aque­llos que nos em­pu­jan a no de­jar de so­ñar. Por­que, des­pués de Ch­ris­tian Dior, seis han si­do los nom­bres que han se­gui­do sus pa­sos con el ob­je­ti­vo de man­te­ner vi­vo su es­pí­ri­tu, de ha­cer cre­cer y evo­lu­cio­nar el mun­do de emo­cio­nes ma­te­ria­li­za­do por el fun­da­dor. Así, en 1957 Yves Saint Lau­rent to­mó las rien­das y ho­me­na­jeó a la idí­li­ca mu­jer flor del mo­dis­ta, lo que su­pu­so la con­fir­ma­ción de que una nue­va ge­ne­ra­ción aca­ba­ba de en­trar en es­ce­na. Marc Bohan lle­gó pa­ra guiar las puntadas en 1960, y, du­ran­te apro­xi­ma­da­men­te tres dé­ca­das, con­si­guió re­di­bu­jar las si­lue­tas y apor­tar gran­des in­no­va­cio­nes, co­mo la de plas­mar el lo­go­ti­po en pren­das y ac­ce­so­rios. El año 1989 que­dó mar­ca­do por la irrup­ción de Gian­fran­co Fe­rré y su ba­rro­quis­mo, con te­ji­dos sun­tuo­sos, dra­pea­dos ex­qui­si­tos y to­ques tea­tra­les. La re­bel­día su­ma­da al ta­len­to ate­rri­zó en 1997 de la mano de John Ga­lliano, que vis­tió a la mu­jer con cor­sé y rein­ven­tó el New Look con el acen­to ja­po­nés. El mi­ni­ma­lis­mo y la de­li­ca­de­za apa­re­cie­ron con Raf Si­mons en 2012, y, en 2016, em­pe­zó a es­cri­bir­se otro ca­pí­tu­lo con Ma­ria Gra­zia Chiu­ri y su fe­mi­nis­mo al ser­vi­cio de la mo­da. «Yo me he de­di­ca­do en cuer­po y al­ma a re­fle­jar la in­fluen­cia y el le­ga­do de la mai­son pa­ra co­nec­tar el pa­sa­do y el pre­sen­te, pe­ro, so­bre to­do, pa­ra per­fi­lar el fu­tu­ro». Lo cier­to es que la ita­lia­na, cu­yo as­cen­so a una po­si­ción que pa­re­cía re­ser­va­da a los hom­bres su­pu­so una re­vo­lu­ción, ha con­ver­ti­do el gri­to We should all be fe­mi­nist en al­go más que un es­lo­gan, em­pe­ña­da en ren­dir tri­bu­to a una de las gran­des prio­ri­da­des de Ch­ris­tian Dior: la mu­jer. Eso sí, siem­pre con el fun­da­dor co­mo prin­ci­pal fuen­te de ins­pi­ra­ción; ges­tos co­mo la mu­ta­ción del icó­ni­co J’ado­re en J´aDior en sus di­se­ños dan fe de ello. ■

«EN ES­TA MUES­TRA, LAS CREACIONES DEL FUN­DA­DOR DE LA FIR­MA SE MEZ­CLAN EN LI­BER­TAD CON LAS DE AQUE­LLOS QUE LE HAN SUCEDIDO A LA CA­BE­ZA DE LA ‘MAI­SON’»

Re­tra­to de la ac­tual di­rec­to­ra crea­ti­va de Dior, Ma­ria Gra­zia Chiu­ri.

Va­rias mo­de­los po­san con di­se­ños em­ble­má­ti­cos de Al­ta Cos­tu­ra con­ce­bi­dos por los di­rec­to­res crea­ti­vos de Dior des­de 1947 has­ta hoy y ex­pues­tos en la mues­tra ‘Ch­ris­tian Dior, De­sig­ner of Dreams’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.