PSSST...

EL EM­PLEO ES UNA HE­RRA­MIEN­TA CLA­VE PA­RA LO­GRAR LA IN­CLU­SIÓN SO­CIAL El 8 de mar­zo se ce­le­bra el Día In­ter­na­cio­nal de la Mu­jer: se reivin­di­ca su pa­pel en to­dos los ám­bi­tos y se re­cla­ma jus­ti­cia e igual­dad.

ELLE (Spain) - - ELLE AGENDA -

Sin echar la vis­ta atrás ni de­jar de mi­rar ha­cia de­lan­te, las mu­je­res que des­de ha­ce años lu­chan por sus de­re­chos brin­dan por las con­quis­tas con­se­gui­das has­ta hoy. Cuen­tan con el apo­yo de or­ga­ni­za­cio­nes que, co­mo la Fun­da­ción In­te­gra, tra­ba­jan por la igual­dad y la jus­ti­cia en to­dos los ám­bi­tos de la vi­da.

Un año más, el Día In­ter­na­cio­nal de la Eli­mi­na­ción de la Vio­len­cia con­tra la Mu­jer (el 25 de no­viem­bre) apa­re­ce en ro­jo en el ca­len­da­rio pa­ra que la so­cie­dad en su con­jun­to re­cuer­de y se su­me a los cien­tos de víc­ti­mas que tra­tan de sa­lir ade­lan­te y de de­rri­bar la gran can­ti­dad de obs­tácu­los a la que de­ben en­fren­tar­se. An­te el im­por­tan­te re­to que pa­ra ellas su­po­ne vol­ver a em­pe­zar, re­sul­ta de­ci­si­vo que se­pan con qué re­cur­sos cuen­ta pa­ra afron­tar el ma­ña­na con es­pe­ran­za: des­de aten­ción psi­co­ló­gi­ca has­ta ase­so­ra­mien­to ju­rí­di­co, pa­san­do por co­la­bo­ra­ción a la ho­ra de abrir­se ca­mino en el te­rreno pro­fe­sio­nal, ta­lón de Aqui­les de mu­chas de las afec­ta­das.

Una de las reali­da­des que ro­dean es­ta la­cra es la de­pen­den­cia eco­nó­mi­ca a la que, en oca­sio­nes, han de en­fren­tar­se las víc­ti­mas. El em­pleo se ha eri­gi­do en una de las he­rra­mien­tas cla­ve de in­clu­sión so­cial en un con­tex­to aún ca­rac­te­ri­za­do por la au­sen­cia de re­des de apo­yo y por el des­co­no­ci­mien­to de los pro­ce­di­mien­tos y las ayu­das exis­ten­tes pa­ra rom­per de una vez por to­das y em­pren­der un nue­vo ca­mino. Pre­ci­sa­men­te por eso, la Fun­da­ción In­te­gra pres­ta es­pe­cial aten­ción en ma­te­ria la­bo­ral; lo ha­ce con un pro­yec­to di­ri­gi­do a im­pul­sar la in­cor­po­ra­ción de las mu­je­res al mer­ca­do de tra­ba­jo y su per­ma­nen­cia y pro­mo­ción den­tro de es­te. Así, sus in­tere­ses sal­tan a la pri­me­ra lí­nea y ellas, ade­más de con­cen­trar el pro­ta­go­nis­mo, se trans­for­man en gestoras ac­ti­vas de sus pro­pios de­re­chos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.