No­ti­cias y con­se­jos prác­ti­cos pa­ra em­pren­de­do­res.

EL SEC­TOR RE­PRE­SEN­TA EL 11,2% DEL PIB; UN TO­TAL DE 125.000 MI­LLO­NES DE EU­ROS Y DOS MI­LLO­NES DE PUES­TOS DE TRA­BA­JO. Y HA SI­DO EL PRIN­CI­PAL MO­TOR DE LA ECO­NO­MÍA ES­PA­ÑO­LA DU­RAN­TE LA CRI­SIS.

Emprendedores - - Sumario -

Detrás de la tu­ris­mo­fo­bia hay un au­men­to des­me­su­ra­do del tu­ris­mo ex­tran­je­ro. Lle­va­mos años ba­tien­do ré­cords de lle­ga­das. En el úl­ti­mo año se lle­gó a los 75,4 mi­llo­nes, un 10,1% más que en el an­te­rior. En bue­na me­di­da, de­bi­do a la pér­di­da de atrac­ti­vo de otros mer­ca­dos (en­tre Tur­quía y Egip­to han per­di­do has­ta 15 mi­llo­nes de tu­ris­tas, ade­más de la caí­da de Bruselas, Fran­cia o Reino Uni­do, por los ata­ques te­rro­ris­tas). Tam­bién por el au­men­to de la ofer­ta de vue­los low cost. Pe­ro, so­bre to­do, por el in­cre­men­to ex­po­nen­cial de la ofer­ta de al­qui­le­res de par­ti­cu­la­res. Se­gún el in­for­me Ur­ban­tur 2016, de Ex­cel­tur, en só­lo seis años –cuan­do em­pe­zó es­te fe­nó­meno–, la ofer­ta de pla­zas tu­rís­ti­cas en vi­vien­das par­ti­cu­la­res ha su­pe­ra­do a la de pla­zas tra­di­cio­na­les en to­da Es­pa­ña: ac­tual­men­te hay 362.493 pla­zas par­ti­cu­la­res fren­te a las 330.258 re­gla­das. Y lo que es más, mien­tras el nú­me­ro de pla­zas ho­te­le­ras ape­nas ha va­ria­do (en ca­si diez años só­lo se han crea­do 55.663 nue­vas), en el ca­so de las ofer­ta­das en las pla­ta­for­mas P2P el in­cre­men­to es del 1.633,3% des­de el año 2012. El fe­nó­meno em­pie­za a sur­gir en 2010 (con 641 pla­zas), y si­gue au­men­tan­do ca­da año: 4.354 pla­zas en 2011, 20.913 al si­guien­te, 49.960, 97.597, 193.500 y 362.493 en 2016. Es, jus­ta­men­te es­te fe­nó­meno, el que más in­ci­de en la tu­ris­mo­fo­bia. Por dos ra­zo­nes. Una, la con­cen­tra­ción des­me­su­ra­da de tu­ris­tas en de­ter­mi­na­das zo­nas. Y dos, la es­ca­sez de vi­vien­das de al­qui­ler pa­ra quie­nes bus­can un ho­gar pa­ra vi­vir y el au­men­to del pre­cio de és­tas. Al­qui­lar a tu­ris­tas es más ren­ta­ble.

¿Po­ner lí­mi­tes al tu­ris­mo?

Pa­ra evi­tar el re­cha­zo que es­tá em­pe­zan­do a ge­ne­rar es­te fe­nó­meno, la al­cal­de­sa de Bar­ce­lo­na de­cre­tó una mo­ra­to­ria hotelera en las zo­nas del cen­tro de la ciu­dad. Una ini­cia­ti­va que no ha gus­ta­do na­da a los em­pre­sa­rios del sec­tor. El tu­ris­mo ex­tran­je­ro ge­ne­ra riqueza. En­tre enero y ju­nio de es­te año se han de­ja­do 37.217 mi­llo­nes de eu­ros (un 14,8% más que en el año an­te­rior). Vie­nen más tu­ris­tas y los que vie­nen gas­tan más. Pa­ra la eco­no­mía ca­ta­la­na, el tu­ris­mo ha su­pues­to una in­yec­ción de 8.187 mi­llo­nes de eu­ros en­tre enero y ju­nio (uno de ca­da cua­tro tu­ris­tas va allí). Pa­ra la ba­lear, 5.200 mi­llo­nes. Otro de los pun­tos ca­lien­tes del país. Y el pri­me­ro en es­ta­ble­cer fuer­tes san­cio­nes pa­ra evi­tar el al­qui­ler ile­gal: mul­tas de en­tre 20.000 y 40.000 eu­ros a quien al­qui­le un pi­so a tu­ris­tas de for­ma irre­gu­lar. In­clu­so se va a crear una pla­ta­for­ma pa­ra que los ve­ci­nos de­nun­cien el al­qui­ler ile­gal de for­ma anó­ni­ma. Pa­ra las in­mo­bi­lia­rias y pla­ta­for­mas di­gi­ta­les que los pu­bli­quen, co­mo Ai­rB­nB o Ho­meA­way, la san­ción pue­de lle­gar has­ta los 400.000 eu­ros. El Go­vern in­clu­so po­dría obli­gar a las em­pre­sas pro­pie­ta­rias de vi­vien­das que per­ma­nez­can dos años va­cías a ce­der­las cuan­do exis­ta di­fi­cul­tad de ac­ce­so a la vi­vien­da.

Des­con­ges­tio­nar el cen­tro

Es evi­den­te que pa­ra sol­ven­tar es­tos con­flic­tos hay que de­ri­var par­te de los tu­ris­tas que vie­nen a Es­pa­ña a pun­tos me­nos sa­tu­ra­dos den­tro de las ciu­da­des más re­cep­to­ras, me­jo­rar las in­fra­es­truc­tu­ras de las ciu­da­des pa­ra evi­tar el de­te­rio­ro y pre­ser­var el es­ti­lo y ca­li­dad de vi­da de sus ha­bi­tan­tes. En cuan­to a las pla­zas par­ti­cu­la­res, to­do in­di­ca que no van a des­apa­re­cer. El fu­tu­ro pa­re­ce es­tar en la in­te­gra­ción de és­tas en ma­nos de los pro­fe­sio­na­les del sec­tor, co­mo ha su­ce­di­do con Be Ma­te, la ca­de­na de Ki­ke Sa­ra­so­la que ges­tio­na más de 10.000 apar­ta­men­tos. Y a la que han se­gui­do re­cien­te­men­te Ac­cor, Hyatt y Ho­tu­sa. Ade­más de una ges­tión sos­te­ni­ble de es­tas li­cen­cias por par­te de las au­to­ri­da­des.

En sie­te años se han crea­do 362.493 pla­zas pri­va­das, su­peran­do ya a la ofer­ta tra­di­cio­nal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.