REMAR TO­DOS EN LA MIS­MA DI­REC­CIÓN

Emprendedores - - Dossier -

En su proac­ti­vi­dad, las em­pre­sas ga­ce­la an­ti­ci­pan la di­ná­mi­ca de con­fi­gu­ra­ción de su equi­po des­de que ini­cian el pro­ce­so. “De una for­ma muy tem­pra­na, com­ple­tan el equi­po. Por un la­do, el equi­po cla­ve en tec­no­lo­gía, mar­ke­ting, sis­te­mas de ges­tión y con­trol, fi­nan­zas, de­sa­rro­llo de ne­go­cio… Y por otro, el equi­po hu­mano co­mo ace­le­ra­dor del cre­ci­mien­to de es­te ti­po de em­pre­sas”, enu­me­ra Juan Luis Se­gu­ra­do, in­ves­ti­ga­dor del IESE.

Vi­sión cla­ra

El equi­po ges­tor tie­ne una vi­sión es­tra­té­gi­ca muy cla­ra y lo más im­por­tan­te es que la com­par­te en­tre el res­to del equi­po. “Tra­ba­jan de una for­ma muy ho­ri­zon­tal. Es­tán en pro­ce­sos con­ti­nuos de bús­que­da de opor­tu­ni­da­des y re­gu­la­ri­zan sus pro­ce­sos de aná­li­sis de opor­tu­ni­da­des y de se­gui­mien­to del plan de ne­go­cio.

Y no cie­rran ese pro­ce­so sino que lo com­par­ten. Es más, lo que ha­cen es que bus­can el feed­back de sus co­la­bo­ra­do­res pa­ra en­ri­que­cer las es­tra­te­gias”, ase­gu­ra es­te ex­per­to.

Eje­cu­ción y en­ca­je

Se da por he­cho que las em­pre­sas de éxi­to eje­cu­tan bien, pe­ro lo que di­fe­ren­cia a una em­pre­sa de al­to cre­ci­mien­to es su ca­pa­ci­dad de lec­tu­ra de las opor­tu­ni­da­des y de su en­ca­je en el en­torno, es de­cir, “es có­mo ana­li­zan el en­torno y los cam­bios, y van ha­cien­do el en­ca­je del ne­go­cio. Ha­ce 30 años, uno de los fac­to­res cla­ve pa­ra ob­te­ner la ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va se cen­tra­ba en la eje­cu­ción. Eso ya es­tá su­pe­ra­do. En los mer­ca­dos ac­tua­les, es una con­di­ción si­ne qua non que eje­cu­tes bien, por­que si no, es­ta­rás fue­ra del mer­ca­do. La di­fe­ren­cia es có­mo eres ca­paz de ver el cam­bio an­tes de que lo vea otro. Y eso es una cues­tión di­ná­mi­ca. Y pa­ra eso ne­ce­si­tas unas ca­pa­ci­da­des y unos equi­pos de­ter­mi­na­dos, así co­mo un ti­ming pa­ra to­mar esas de­ci­sio­nes”, se­ña­la Se­gu­ra­do. La cues­tión no re­si­de tan­to en los pro­ce­sos sino en el quién eje­cu­ta eso y en có­mo un equi­po hu­mano es ca­paz de vi­sua­li­zar el cam­bio y el aná­li­sis con­ti­nuo del en­torno, en sen­ti­do ge­ne­ral, y en par­ti­cu­lar, su seg­men­to de ac­ti­vi­dad.

Es­ca­sez de ta­len­to

Se­gu­ra­do re­co­mien­da a aque­llos em­pren­de­do­res que pre­ten­dan te­ner un al­to po­ten­cial de cre­ci­mien­to te­ner en cuen­ta a prio­ri que, “si son ca­pa­ces de ge­ne­rar se­me­jan­te ve­lo­ci­dad, una de las ba­rre­ras a las que se en­fren­ta­rán se­rá a la es­ca­sez de ta­len­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.