El me­jor ja­món del mun­do.

Jo­se­li­to se ha con­ver­ti­do en los úl­ti­mos años, ba­jo la ba­tu­ta de Jo­sé Go­mez, en un ver­da­de­ro icono del ja­món es­pa­ñol en el mun­do, pre­sen­te en ca­si to­dos los res­tau­ran­tes con dos o tres es­tre­llas Mi­che­lin. Una his­to­ria de éxi­to sin pre­ce­den­tes.

Emprendedores - - Sumario - FER­NAN­DO BARCIELA

Jo­se­li­to se ha con­ver­ti­do en la mar­ca de ja­mo­nes más in­ter­na­cio­nal. Es­tá pre­sen­te en ca­si to­dos los res­tau­ran­tes con dos o tres es­tre­llas Mi­che­lin.

Ja­bu­go pue­de ser la de­no­mi­na­ción de ori­gen de ja­món con más so­le­ra, pe­ro el que es­tá con­si­de­ra­do co­mo el me­jor y más in­ter­na­cio­na­li­za­do ja­món del mun­do es de Gui­jue­lo y se lla­ma Jo­se­li­to. Na­ci­do en es­te pue­blo de Sa­la­man­ca en 1868, va a ha­cer el año que vie­ne 150 años, Jo­se­li­to era ha­ce tres o cua­tro dé­ca­das un ja­món de ca­li­dad más. Hoy ha ad­qui­ri­do el es­ta­tus de in­su­pe­ra­ble.

La em­pre­sa pre­su­me de que el Jo­se­li­to es­tá pre­sen­te en el 90% de los res­tau­ran­tes de dos o tres es­tre­llas Mi­che­lin y que pre­si­de los es­ca­pa­ra­tes de las me­jo­res tien­das de char­cu­te­ría y de­li­ca­tes­sen de los cin­co con­ti­nen­tes: na­da me­nos que en 65 paí­ses, en­tre ellos Chi­na, que em­pie­za a ren­dir­se tam­bién a la mar­ca. Por no ha­blar de que es­tán pre­sen­tes en el úni­co ho­tel de sie­te es­tre­llas del mun­do, el Burj Al Arab, en Du­bái.

Y es que Jo­se­li­to le­van­ta pa­sio­nes. Los me­jo­res gour­mets po­nen los ojos en blan­co cuan­do lo de­gus­tan, so­bre to­do sus ver­sio­nes vin­ta­ge. Ro­bert Par­ker, uno de los gran­des crí­ti­cos gas­tro­nó­mi­cos del mun­do, ha de­di­ca­do pa­la­bras apa­sio­na­das a es­te ex­qui­si­to ja­món, al que con­si­de­ra “el te­so­ro cu­li­na­rio más gran­de de Es­pa­ña y uno de los pro­duc­tos na­tu­ra­les más fi­nos del mun­do”. Cchefs co­mo Joël Ro­bu­chon, el enó­lo­go fran­cés Oriol Do­me­nech (Dom Pe­rig­non) o el de­cano de La Sor­bo­na, Jean Ro­bert Pi­te, se de­cla­ran aman­tes in­con­di­cioa­les del Jo­se­li­to.

En Jo­se­li­to siem­pre se han preo­cu­pa­do por la ca­li­dad, pe­ro si ha al­can­za­do el pues­to que hoy tie­ne en­tre los con­su­mi­do­res de éli­te, los chefs y los ex­per­tos en hau­te cui­si­ne se de­be en gran par­te al tra­ba­jo del ac­tual pro­pie­ta­rio y di­rec­tor, Jo­sé Gó­mez, de la quin­ta ge­ne­ra­ción de la fa­mi­lia. Aun cuan­do él apun­te que se ha li­mi­ta­do a se­guir la tra­di­ción y a con­ti­nuar con el tra­ba­jo de sus an­te­rio­res ge­ne­ra­cio­nes, la reali­dad es que, des­de que ha asu­mi­do el man­do (e in­clu­so an­tes) ha pues­to en mar­cha una espectacular ba­te­ría de ini­cia­ti­vas, que son las que ex­pli­can que Jo­se­li­to ha­ya pa­sa­do de ser un pro­duc­to óp­ti­mo a ex­ce­len­te, re­co­no­ci­do por los gu­rús de la gastronomía, in­clui­dos los fran­ce­ses.

MAR­CA CO­NO­CI­DA MUN­DIAL­MEN­TE

El em­pre­sa­rio ha mos­tra­do des­de muy tem­prano una preo­cu­pa­ción por con­ver­tir a Jo­se­li­to en una mar­ca glo­bal. “Des­de pe­que­ñi­to –re­cuer­da– to­da mi ilu­sión era po­der es­tar en los me­jo­res res­tau­ran­tes y en las me­jo­res tien­das del mun­do”. De he­cho, an­tes de ha­ber asu­mi­do su ac­tual pues­to de di­rec­ción y ape­nas con 20 años, Gó­mez ya tra­ba­ja­ba en la ex­por­ta­ción de los pro­duc­tos de Jo­se­li­to. El re­sul­ta­do de sus es­fuer­zos es que mien­tras que ha­ce dos dé­ca­das la em­pre­sa ape­nas ex­por­ta­ba, “hoy

Los cer­dos de Jo­se­li­to se mue­ven li­bre­men­te por las fin­cas que tie­ne la em­pre­sa, so­bre to­do, en Ex­tre­ma­du­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.