Sal­sa pi­can­te de los an­ces­tra­les ba­lle­ne­ros vas­cos

Emprendedores - - Emprendedores Con Ingenio - Www.sal­sa­bas­tar­da.com

A pa­sio­na­dos del pi­can­te, Sergio Va­lle­jo y Carlos Po­lo de­ci­die­ron, an­te la fal­ta de ofer­ta de sal­sas pi­can­tes en el mer­ca­do, ela­bo­rar una sal­sa in­no­va­do­ra res­ca­tan­do an­ti­guas re­ce­tas. Sal­sa Bas­tar­da es­tá crea­da a par­tir de una re­ce­ta ma­ri­ne­ra de los ba­lle­ne­ros vas­cos que in­ten­ta­ban elu­dir el es­cor­bu­to ma­ce­ran­do ve­ge­ta­les en si­dra ma­lo­gra­da (vinagre de man­za­na) y ca­ye­na (pa­ra en­mas­ca­rar el sa­bor de ve­ge­ta­les en mal es­ta­do). “Hi­ci­mos prue­bas has­ta que fi­nal­men­te di­mos con una re­ce­ta que nos gus­ta­ba. An­tes de lan­zar­nos al ne­go­cio hi­ci­mos un test de mer­ca­do. Crea­mos una pá­gi­na web (Sal­sa­bas­tar­da. com), que era co­mo la ac­tual só­lo que no te­nía un bo­tón de com­prar sino uno de ‘re­ser­var’, e in­ver­ti­mos 50 eu­ros de pu­bli­ci­dad en Facebook, pa­ra que apa­re­cie­ra un anun­cio a los se­gui­do­res de Kar­los Ar­gui­ñano. Es­te fue el anun­cio ori­gi­nal. En un día hu­bo 100 pe­di­dos. Fac­tu­ra­mos 1.000 eu­ros en re­ser­vas. A par­tir de es­te momento, vi­mos que el asun­to iba en se­rio. Cons­ti­tuí­mos la so­cie­dad y en­car­ga­mos la pro­duc­ción de los pri­me­ros lo­tes de sal­sa a una con­ser­ve­ra”, re­cuer­da Po­lo.

PRO­DUC­TO IN­NO­VA­DOR. Sus crea­do­res con­si­de­ran que el ne­go­cio es bas­tan­te tra­di­cio­nal en tér­mi­nos de pro­duc­ción y dis­tri­bu­ción, “pe­ro es más in­no­va­dor en pre­sen­ta­ción de pro­duc­to, ti­po de en­va­ses (pe­ta­cas de ron ma­ri­ne­ras), y, so­bre to­do, es in­no­va­dor por in­ten­tar ex­plo­tar una de­man­da que es­ta­ba dor­mi­da: el con­su­mo de pi­can­te. Al­go que, tra­di­cio­nal­men­te, era ha­bi­tual co­mo la co­mi­da pi­can­te en las re­ce­tas tra­di­cio­na­les de ca­ra­co­les, ca­llos, es­to­fa­dos, etc., ca­si ha­bía des­apa­re­ci­do, re­du­cien­do la ofer­ta a un par de sal­sas pi­can­tes en los su­per­mer­ca­dos”, afir­ma Va­lle­jo. Cuan­do en­tre­ga­ron los 100 pri­me­ros pe­di­dos, mu­chos los lle­va­ron ellos en mano. “Que­ría­mos co­no­cer – se­ña­la Po­lo– qué per­fil te­nían nues­tros clien­tes. Y vi­mos que mu­chos se sor­pren­dían al ver que la Sal­sa Bas­tar­da era ver­de. Es­pe­ra­ban que fue­ra ro­ja. Y nos pre­gun­ta­ban, en­tre otras co­sas, ¿có­mo se ma­ri­da­ba? En­se­gui­da nos di­mos cuen­ta de que te­nía­mos que lan­zar tam­bién una sal­sa ro­ja. Aho­ra, te­ne­mos los dos sa­bo­res y se ven­de un 50% más de sal­sa ro­ja que ver­de”.

Po­lo agra­de­ce la ayuda que re­ci­bie­ron de Ce­de­mi (aho­ra BIC Biz­kaia Ez­ke­rral­dea), In­gu­ral­de Ba­ra­kal­do (em­pre­sa pú­bli­ca del Ayun­ta­mien­to de Ba­ra­kal­do) y BEAZ Biz­kaia (so­cie­dad pú­bli­ca de la Dipu­tación Fo­ral de Biz­kaia) en el pro­ce­so de lanzamiento, por­que “la pro­duc­ción nos re­que­ría ha­cer ti­ra­das muy gran­des que no sa­bía­mos si po­día­mos ven­der. En­ton­ces, nos to­có ne­go­ciar du­ro y con­se­guir que los fa­bri­can­tes nos hi­cie­ran lo­tes más pe­que­ños”.

EM­PIE­ZAN A EX­POR­TAR A POR­TU­GAL, HO­LAN­DA Y REINO UNI­DO

/ Sergio Va­lle­jo y Carlos Po­lo (dcha.) /

El pri­mer día con­si­guie­ron 100 pe­di­dos de su sal­sa. El pri­mer año ven­die­ron más de 40.000 en­va­ses. / OC­TU­BRE 2017

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.