La di­gi­ta­li­za­ción mul­ti­pli­ca los ne­go­cios

Emprendedores - - Editorial - Ale­jan­dro Ves­ga Arán di­rec­tor de em­pren­de­do­res twit­ter: @ale­jan­dro­ves­ga

En es­te mer­ca­do glo­bal los con­su­mi­do­res bus­can ofer­tas ho­mo­gé­neas pe­ro agra­de­cen tam­bién la per­so­na­li­za­ción

El mes pa­sa­do ha­blá­ba­mos en nues­tra re­vis­ta so­bre trans­for­ma­ción di­gi­tal. Al pre­pa­rar el re­por­ta­je vi­mos las enor­mes opor­tu­ni­da­des que ofre­ce es­te pro­ce­so en la ges­tión in­ter­na de la em­pre­sa. Aho­ra nos de­ci­di­mos a ha­blar de las opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio que se abren y que son, si ca­be, to­da­vía más im­por­tan­tes en nú­me­ro y de más ca­la­do. Pa­ra los ne­go­cios, más que una trans­for­ma­ción, es­ta­mos de­lan­te de una au­tén­ti­ca revolución.

En el dossier de es­te nú­me­ro avan­za­mos una se­rie de ne­go­cios con­cre­tos que es­tán a pun­to de ser una reali­dad. Que es­tán a pun­to de es­ta­llar, de­ci­mos. Si ha­ce­mos un ejer­ci­cio de sín­te­sis, en­con­tra­mos al­gu­nas ten­den­cias ge­ne­ra­les co­mu­nes en la ma­yo­ría de ellos. La pri­me­ra es que mu­chos de los gran­des ne­go­cios de fu­tu­ro son ac­ti­vi­da­des, pro­duc­tos y ser­vi­cios que han te­ni­do de­man­da siem­pre y que aho­ra, con la tec­no­lo­gía, se ha­cen mu­cho más efi­cien­tes. En el con­su­mo, la in­me­dia­tez se ha con­ver­ti­do en una fuer­te exi­gen­cia prác­ti­ca­men­te en to­dos los ser­vi­cios y pro­duc­tos ima­gi­na­bles. Pron­to ha­brá po­cas com­pras de pro­duc­to fí­si­co que no se en­tre­guen en el día en las gran­des ciu­da­des y eso es un te­rre­mo­to di­fí­cil­men­te abar­ca­ble pa­ra mu­chas las em­pre­sas. La con­fian­za y la se­gu­ri­dad, dos con­cep­tos que se mez­clan ha­bi­tual­men­te pe­ro que dis­tan mu­cho de ser lo mis­mo, se con­vier­ten tam­bién en un ele­men­to crí­ti­co. El blockchain ofre­ce­rá un gran avan­ce en es­te sen­ti­do y, co­mo siem­pre, ade­más de la pu­ra tec­no­lo­gía, el im­pul­so de ne­go­cio lle­ga­rá es­pe­cial­men­te en los usos y de­ri­va­cio­nes que se apli­quen en pro­duc­tos, ser­vi­cios y transac­cio­nes. La se­gu­ri­dad y la con­fian­za son, ca­da día más, una obli­ga­ción. Si las ofre­ces, pue­des par­ti­ci­par en el mer­ca­do, pe­ro hay que de­cir­lo: son con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias, pe­ro no su­fi­cien­tes.

Nos mo­ve­mos ca­da día más en un mer­ca­do glo­bal, don­de los clien­tes es­pe­ran ofer­tas ho­mo­gé­neas, y en el que al mis­mo tiem­po agra­de­cen que es­tén ajus­ta­das a su per­fil con­cre­to. Sue­na a ga­li­ma­tías, pe­ro ya es­ta­mos vien­do bue­nos ejem­plos de per­so­na­li­za­ción ma­si­va de pro­duc­tos. To­da una ten­den­cia. Las nue­vas cir­cuns­tan­cias es­tán pro­du­cien­do una trans­for­ma­ción tam­bién en el eco­sis­te­ma em­pre­sa­rial. Las gran­des em­pre­sas son ca­pa­ces de cum­plir con efi­cien­cia es­tas exi­gen­cias, gra­cias a su vo­lu­men. Por con­tra, las pe­que­ñas tam­bién lo lo­gran gra­cias a la es­pe­cia­li­za­ción. Mal mo­men­to pa­ra la cla­se me­dia... Que­dan por ver mu­chas co­sas nue­vas: eco­no­mía cir­cu­lar, más pro­duc­tos va­lo­ri­za­dos, pro­pues­tas de bie­nes­tar más so­fis­ti­ca­das, más pe­lea por la aten­ción del con­su­mi­dor... In­fi­ni­dad de re­tos pa­ra las em­pre­sas, lo que abre bue­nas pers­pec­ti­vas a un mo­de­lo que nos gus­ta: las em­pre­sas que dan pro­duc­tos o ser­vi­cios a otras. B2B lo lla­man.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.